¿Los cursos destinados a mejorar la forma en que los profesionales de la salud se comunican con las personas que tienen cáncer repercuten en su salud física y mental?

¿Cuál fue el objetivo de esta revisión?
El objetivo de esta revisión Cochrane fue averiguar si el entrenamiento en habilidades comunicativas (EHC) para los profesionales de la salud que trabajan con pacientes con cáncer tiene un impacto en la forma en que los profesionales sanitarios se comunican y en la salud física y mental de los pacientes.

¿Qué tipos de estudios se incluyeron?

Sólo se incluyeron ensayos aleatorizados (ECA) que evaluaron la repercusión de la EHC para los profesionales de la salud (médicos, enfermeras y otros profesionales sanitarios aliados) que trabajan con pacientes con cáncer. Se incluyeron diferentes tipos de EHC y se evaluó su impacto en los profesionales de la salud y sus pacientes, a través de los siguientes resultados informados: uso de preguntas abiertas, preocupaciones provocadas, entrega de información apropiada, demostración de empatía, uso del contenido de los hechos, "agotamiento" del profesional de la salud y ansiedad del paciente.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?
Se encontraron 17 ECA que comparaban el EHC con ningún EHC. Los estudios utilizaron encuentros con pacientes reales y simulados para medir los resultados de la comunicación. La evidencia sobre si el EHC lleva a una mejora en el uso de las preguntas abiertas es muy incierta. Sin embargo, se demostró que la EHC probablemente mejora la empatía de los profesionales de la salud y reduce la probabilidad de que den hechos sólo sin individualizar sus respuestas a las emociones del paciente o sin ofrecer apoyo. El EHC probablemente no afecta a la capacidad de los profesionales de la salud para suscitar preocupaciones o dar información apropiada.

La evidencia que sugiere que la EHC podría prevenir el "agotamiento" de los profesionales de la salud es de baja certeza y es muy incierto si la EHC tiene un efecto en la ansiedad de los pacientes.

¿Qué significa?
El EHC probablemente ayuda a los profesionales de la salud a empatizar más con sus pacientes, y probablemente mejora algunos aspectos de sus habilidades de comunicación. Estos cambios podrían dar lugar a mejores resultados para los pacientes; sin embargo, la evidencia al respecto es muy incierta y se necesita más investigación.

Conclusiones de los autores: 

Diversos cursos de EHC parecen ser efectivos para mejorar las aptitudes de comunicación de los PAS en relación con las aptitudes de apoyo y para ayudar a los PAS a tener menos probabilidades de dar hechos sólo sin individualizar sus respuestas a las emociones del paciente o sin ofrecer apoyo. No se pudo determinar si los efectos del EHC se mantienen en el tiempo, si las sesiones de consolidación son necesarias, y qué tipos de programas del EHC tienen más probabilidades de funcionar. No se encontró evidencia que apoye un efecto beneficioso del EHC sobre el "agotamiento" del PAS, la salud mental o física y la satisfacción de los pacientes con cáncer.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es la tercera actualización de una revisión que se publicó originalmente en la Biblioteca Cochrane en 2002, Número 2. Los pacientes con cáncer, sus familias y cuidadores tienen una alta prevalencia de estrés psicológico, que puede reducirse al mínimo mediante una comunicación efectiva y el apoyo de los profesionales de la salud que los atienden. Las investigaciones sugieren que las aptitudes de comunicación no mejoran de manera fiable con la experiencia, por lo que se dedica un esfuerzo considerable a los cursos que pueden mejorar las aptitudes de comunicación de los PAS que participan en la atención del cáncer. Se están llevando a cabo diversos cursos de entrenamiento en habilidades comunicativas (EHC). Se realizó esta revisión para determinar si el EHC funciona y qué tipos de EHC, si los hay, son los más efectivos.

Objetivos: 

Evaluar si el entrenamiento en habilidades comunicativas es efectivo para modificar el comportamiento de los PAS que trabajan en la atención del cáncer y para mejorar el bienestar de los PAS, el estado de salud de los pacientes y su satisfacción.

Métodos de búsqueda: 

Para esta actualización, se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos electrónicas: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL; 2018, número 4), MEDLINE vía Ovid, Embase vía Ovid, PsycInfo y CINAHL hasta mayo 2018. Además, se realizaron búsquedas en el US National Library of Medicine Clinical Trial Registry y se realizaron búsquedas manuales en las listas de referencias de los artículos pertinentes y en las actas de los congresos para obtener estudios adicionales.

Criterios de selección: 

La revisión original fue una revisión narrativa que incluyó ensayos controlados aleatorizados (ECA) y estudios controlados del tipo antes y después. En las versiones actualizadas, se limitaron los criterios a los ECA que evalúan el EHC en comparación con ningún EHC u otro EHC en los PAS que trabajan en el cuidado del cáncer. Los resultados primarios fueron los cambios en las habilidades de comunicación de los PAS medidos en interacciones con pacientes reales o simulados con cáncer o ambos, utilizando escalas objetivas. Se excluyeron los estudios que se centraban en las habilidades de comunicación en los encuentros relacionados con el consentimiento informado para la investigación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron los ensayos de forma independiente y extrajeron los datos en un formulario de recopilación de datos prediseñado. Se han agrupado los datos utilizando el método de efectos aleatorios. Para los datos continuos, se utilizaron las diferencias de medias estandarizadas (DME).

Resultados principales: 

Se incluyeron 17 ECA realizados principalmente en entornos ambulatorios. Once ensayos compararon el EHC con ninguna intervención de EHC; tres ensayos compararon el efecto de una intervención de EHC de seguimiento después del entrenamiento inicial de EHC; dos ensayos compararon el efecto del EHC y el entrenamiento de los pacientes; y un ensayo comparó dos tipos de EHC. Los tipos de cursos de EHC evaluados en estos ensayos fueron diversos. Entre los participantes en el estudio figuraban oncólogos, residentes, otros médicos, enfermeras y un equipo mixto de PAS. En total, participaron 1240 PAS (612 médicos, incluidos 151 residentes, 532 enfermeras y 96 PAS mixtos).

Diez ensayos aportaron datos a los metanálisis. Los PAS de los grupos de intervención tenían más probabilidades de utilizar preguntas abiertas en las entrevistas posteriores a la intervención que el grupo de control (DME 0,25, IC del 95%: 0,02 a 0,48; P = 0,03, I² = 62%; cinco estudios, 796 entrevistas a participantes; evidencia de muy baja certeza); más probabilidades de mostrar empatía hacia sus pacientes (DME 0,18, IC del 95%: 0,05 a 0,32; P = 0,008, I² = 0%; seis estudios, 844 entrevistas a participantes; evidencia de certeza moderada), y menos probabilidad de dar sólo hechos (DME -0,26, IC del 95%: -0,51 a -0,01; P = 0,05, I² = 68%; cinco estudios, 780 entrevistas a participantes; evidencia de certeza baja). La evidencia que sugería que no había diferencias entre el EHC y ningún EHC en cuanto a suscitar las preocupaciones de los pacientes y proporcionar información adecuada era de una certeza moderada. No hubo evidencia de diferencias en las otras habilidades de comunicación de los PAS, incluyendo la aclaración y/o resumen de información, y la negociación. Los médicos y las enfermeras no actuaron de manera diferente para ningún resultado de los PAS.

No hubo diferencias entre los grupos con respecto al "agotamiento" de los PAS (evidencia de baja incertidumbre) ni con respecto a la satisfacción o la percepción de los pacientes sobre las aptitudes de comunicación de los PAS (evidencia de muy baja incertidumbre). De los 17 ECA incluidos, se consideró que 15 tenían un bajo riesgo de sesgo general.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save