Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para el tratamiento del dolor del codo de tenista en adultos

Este resumen de una revisión Cochrane presenta lo que se conoce de la investigación sobre los efectos de los fármacos antiinflamatorios no esteroides (AINE) en el dolor lateral del codo, también conocido como codo de tenista. La revisión, que incluyó 13 ensayos con 664 participantes, muestra lo siguiente:

En personas con dolor en el codo lateral:

- Los AINE tópicos (aplicados a la piel en un gel) pueden mejorar el éxito del tratamiento.

- No existe seguridad de que los AINE tópicos mejoren el dolor debido a la baja calidad de la evidencia.

- Los AINE aplicados a la piel pueden provocar una erupción cutánea.

- No se sabe con certeza si los AINE tomados por vía oral en forma de comprimidos mejoran el dolor o la función debido a la baja calidad de la evidencia.

- Los AINE en forma de comprimidos probablemente provocan un aumento del dolor de estómago y la diarrea, pero no existe seguridad de las estimaciones precisas debido a la baja calidad de la evidencia.

No se informó sobre la función y la calidad de vida.

No fue posible obtener información precisa acerca de los efectos secundarios y las complicaciones, en particular sobre los efectos secundarios poco frecuentes pero graves. Los AINE pueden causar problemas estomacales, renales o cardíacos, y los AINE aplicados a la piel pueden causar sarpullido.

¿Qué es el dolor lateral del codo y qué son los AINE?

El dolor lateral del codo, o codo de tenista, puede ocurrir sin razón o ser causado por demasiada tensión en el tendón del codo. Puede causar que la parte exterior del codo (epicóndilo lateral) y la parte superior del antebrazo se vuelvan dolorosas y sensibles al tacto. El dolor puede durar de 6 meses a 2 años y puede mejorarse por sí solo. Muchos tratamientos han sido utilizados para tratar el codo de tenista, pero no está claro si este tratamiento funcionar o si el dolor desaparece sencillamente.

Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) (por ejemplo, ibuprofeno, diclofenaco, celecoxib) pueden utilizarse para controlar el dolor. Los AINE pueden aplicarse directamente a la piel en forma de gel, o pueden tomarse en forma de pastillas.

La mejor estimación de lo que le sucede a las personas con dolor lateral en el codo que usan AINE

Dolor (puntuaciones más altas significan peor dolor o dolor más intenso):
- Las personas que usaron el gel de AINE en comparación con el gel de placebo calificaron su dolor 1,6 puntos más bajo en una escala de 0 a 10 después de 4 semanas (16% de mejora absoluta).

- Las personas que aplicaron el gel de AINE calificaron su dolor como 2,14 en una escala de 0 a 10 después de 4 semanas.

- Las personas que aplicaron el gel placebo calificaron su dolor con 3,78 en una escala de 0 a 10.

Un tratamiento exitoso:

- 24 personas más de cada 100 informaron de una mejora en su condición con AINE tópicos (24% de mejora absoluta).

- 73 de cada 100 personas que aplicaron el gel de AINE mejoraron.

- 49 de cada 100 personas que aplicaron el gel placebo mejoraron.

Efectos secundarios:
- 1 persona más que usa el gel de AINE de cada 100 tuvo efectos secundarios menores como erupción cutánea en el lugar de aplicación (0% de diferencia absoluta, que varía entre un 5% menos y un 6% más).

- 2 de cada 100 que usaron el gel de AINE tuvieron efectos secundarios,

- 1 de cada 100 personas que usaron el gel placebo tuvieron efectos secundarios.

Conclusiones de los autores: 

Siguen siendo limitada la evidencia a partir de la cual se pueden sacar conclusiones firmes sobre los beneficios o los daños de los AINE tópicos u orales en el tratamiento del dolor lateral del codo. Aunque los datos de cinco ensayos controlados con placebo sugieren que los AINE tópicos pueden ser beneficiosos para mejorar el dolor (durante un máximo de cuatro semanas), la distribución no normal de los datos y otras cuestiones metodológicas impidieron llegar a conclusiones firmes. Algunas personas pueden esperar una leve erupción cutánea transitoria. La evidencia sobre los beneficios de los AINE orales han sido contradictorias, aunque el uso de AINE orales puede provocar efectos adversos gastrointestinales en algunas personas. No se disponía de comparaciones directas entre los AINE orales y los tópicos. Algunos ensayos demostraron un mayor beneficio de la inyección de glucocorticoides que de los AINE a corto plazo, pero esto no fue evidente en todos los estudios y no fue evidente a los seis meses en el único estudio que incluyó resultados a más largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El dolor del codo lateral, o codo de tenista, es una condición común que causa dolor en el codo y el antebrazo. Aunque es autolimitada, puede estar asociada a una discapacidad significativa y a menudo resulta en una ausencia del trabajo. A menudo se trata con medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) tópicos y orales. Esta es una actualización de una revisión publicada por primera vez en 2002 (fecha de búsqueda 11 de octubre de 2012).

Objetivos: 

Evaluar los beneficios y los daños de los AINE tópicos y orales para tratar a las personas con dolor lateral en el codo.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials), MEDLINE, CINAHL, EMBASE y SciSearch hasta el 11 de octubre de 2012. No se aplicaron restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Los estudios se incluyeron si eran ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados (ECA o ECC) que comparaban los AINE tópicos u orales con el placebo u otra intervención, o comparaban dos AINE en adultos con dolor lateral en el codo. Los resultados de interés fueron el dolor, la función, la calidad de vida, la fuerza de agarre sin dolor, el éxito general del tratamiento, la pérdida de trabajo y los efectos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron de forma independiente los estudios para inclusión, extrajeron los datos y realizaron una evaluación del riesgo de sesgo.

Resultados principales: 

Se incluyeron en la revisión 15 ensayos, con 759 participantes y que informaban de 17 comparaciones. Se incluyeron cuatro nuevos ensayos identificados en la búsqueda actualizada, junto con 11 de los 14 ensayos incluidos en la revisión original (se determinó que tres ensayos incluidos en la revisión anterior no cumplían con los criterios de inclusión). De ocho ensayos que estudiaron los AINE tópicos (301 participantes), cinco compararon los AINE tópicos con el placebo, uno comparó la terapia de manipulación y los AINE tópicos con la terapia de manipulación sola, uno comparó la terapia con sanguijuela con los AINE tópicos y uno comparó dos AINE tópicos diferentes. De siete ensayos que investigaron los AINE orales (437 participantes), dos compararon AINE orales con placebo, uno comparó AINE orales y vendaje con vendaje solo, tres compararon AINE orales con inyección de glucocorticoides, uno comparó AINE orales con un vasodilatador y dos compararon dos AINE orales diferentes. Ningún ensayo comparó directamente los AINE tópicos con los AINE orales. Pocos ensayos utilizaron el análisis por intención de tratar, y el tamaño de la muestra de la mayoría fue pequeño. La media de seguimiento fue de 2 semanas (rango de 1 semana a 1 año).

Se obtuvo evidencia de baja calidad de tres ensayos (153 participantes) que sugerían que los AINE tópicos eran significativamente más eficaces que el placebo con respecto al dolor a corto plazo (diferencia de medias -1,64; intervalo de confianza (IC) del 95%: -2,42 a -0,86) y el número necesario a tratar para obtener un beneficio (7 (IC del 95%: 3 a 21) en una escala de 0 a 10). Se obtuvo evidencia de baja calidad de un ensayo (85 participantes) que indicaban que un número significativamente mayor de participantes informaba de una efectividad justa, buena o excelente con los AINE tópicos frente al placebo a los 28 días (14 días de tratamiento) (riesgo relativo [RR] 1,49; IC del 95%: 1,04 a 2,14). Ningún participante se retiró como resultado de eventos adversos, pero algunos estudios informaron de efectos adversos leves, como erupción cutánea en el 2,5% de los expuestos a AINE tópicos, en comparación con el 1,3% de los expuestos al placebo.

No se pudo reunir evidencia de baja calidad y contradictorias sobre los beneficios de los AINE orales obtenidos de dos ensayos. Un ensayo encontró una mejora significativamente mayor del dolor en comparación con el placebo, y el otro ensayo no encontró diferencias entre los grupos; ninguno de los dos ensayos encontró diferencias en la función. Un ensayo informó de un retiro debido a los efectos adversos para un participante del grupo de AINE. El uso de AINE orales se asoció con un mayor riesgo de efectos secundarios gastrointestinales en comparación con el placebo en un ensayo de la revisión. En otro ensayo se informó de la interrupción del tratamiento debido a los efectos secundarios gastrointestinales en cuatro participantes que tomaban AINE, y otro participante desarrolló una reacción alérgica en respuesta a los AINE orales.

Se obtuvo evidencia muy escasa y contradictoria sobre los efectos comparativos de los AINE orales y la inyección de glucocorticoides. Un ensayo informó una mejoría significativa del dolor con la inyección de glucocorticoides, y otro no encontró diferencias entre los grupos; el éxito del tratamiento fue similar entre los grupos (RR de efectividad regular, buena o excelente 0,74; IC del 95%: 0,43 a 1,26). Puede producirse un dolor transitorio después de la inyección.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save