Suplementos de micronutrientes para adultos (no embarazadas) con infección por VIH

Los investigadores Cochrane realizaron una revisión de los efectos de la administración de suplementos de micronutrientes para personas que viven con el VIH. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada anteriormente en 2010. Después de buscar ensayos relevantes hasta el 18 de noviembre de 2016; los autores de la revisión incluyeron 33 ensayos. Trece de estos ensayos incluyeron a pacientes que no estaban recibiendo tratamiento para el VIH y se realizaron en Tailandia, Perú y ocho países africanos. 19 ensayos incluyeron a pacientes que estaban recibiendo tratamiento para el VIH y se realizaron en Norteamérica, Europa, Brasil, Singapur, Tailandia, Botswana y Uganda. Un ensayo en China no estableció si los pacientes con VIH estaban recibiendo tratamiento o no. Algunos ensayos consideraron los efectos de la administración de suplementos con micronutrientes múltiples mientras que otros consideraron la administración de suplementos con vitaminas o minerales únicos.

¿Qué son los suplementos de micronutrientes y cómo pueden ayudar a personas que viven con el VIH?

Los suplementos de micronutrientes contienen vitaminas o minerales, o ambos, que son esenciales para la buena salud. Muchas de estas vitaminas desempeñan funciones importantes en el mantenimiento del sistema inmunológico humano, el cual ayuda a combatir las infecciones.

La infección por VIH causa una destrucción progresiva del sistema inmunológico, que da lugar a que los pacientes sean vulnerables a infecciones frecuentes. Muchas persona que viven con el VIH, especialmente en países de ingresos bajos, también presentan desnutrición y muchos consumen regímenes alimentarios deficientes que no incluyen estos micronutrientes esenciales. Por lo tanto, la administración de suplementos podría ayudar a personas que viven con el VIH a estar saludables durante más tiempo al fortalecer su sistema inmunológico o ayudar en la recuperación de las infecciones.

Lo que dice la investigación

Micronutrientes múltiples

La provisión de un suplemento diario con vitaminas y minerales múltiples puede tener poco o ningún efecto sobre la reducción de las muertes en personas que viven con el VIH, ya sea que estén recibiendo fármacos antirretrovirales o no (evidencia de baja calidad). Los suplementos diarios pueden tener poco o ningún efecto sobre la progresión de la enfermedad del VIH según lo medido por el recuento de células CD4 (evidencia de baja calidad) o la carga viral del VIH (evidencia de calidad baja o moderada).

Micronutrientes únicos o duales

No se conoce si los suplementos que contienen vitaminas o minerales únicos reducen las muertes (evidencia de muy baja calidad) o desaceleran la progresión de la enfermedad (evidencia de calidad muy baja/baja) en personas que viven con el VIH. La administración de suplementos con vitamina A, D, cinc, o selenio puede mejorar el nivel de cada vitamina en la sangre del paciente, especialmente en los que presentan niveles bajos antes de la administración de suplementos (evidencia de calidad baja/moderada).

Estos hallazgos no significan que una ingesta alimentaria adecuada para personas que viven con el VIH no sea importante. El anterior tampoco es un motivo para negar la administración de suplementos de micronutrientes a los pacientes en los que se ha demostrado clínicamente una carencia, o que tienen poca probabilidad de cumplir con la dosis diaria recomendada de vitaminas y minerales.

Conclusiones de los autores: 

Los análisis de los ensayos disponibles no han revelado beneficios consistentes clínicamente importantes de la administración habitual de suplementos de micronutrientes múltiples en personas que viven con el VIH. Los ensayos más grandes quizá revelen efectos pequeños pero importantes.

Estos hallazgos no deben interpretarse como una razón para negar la administración de suplementos de micronutrientes para personas que viven con el VIH en los que se observan carencias específicas o en los que el régimen alimentario del paciente es insuficiente para reunir la dosis diaria recomendada de vitaminas y minerales.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La carencia de micronutrientes es frecuente entre los adultos que viven con la enfermedad del VIH, en particular en ámbitos de ingresos bajos en los que el régimen alimentario puede tener un bajo contenido de vitaminas y minerales esenciales. Algunos micronutrientes desempeñan funciones cruciales en el mantenimiento del sistema inmunológico, por lo tanto, la administración habitual de suplementos podría ser beneficiosa. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada anteriormente en 2010.

Objetivos: 

Evaluar si la administración de suplementos de micronutrientes es efectiva y segura para reducir la mortalidad y la morbilidad relacionadas con el VIH en adultos con pruebas positivas para el VIH (excluyendo a las embarazadas).

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en la literatura ensayos clínicos aleatorios (ECA) nuevos sobre suplementos de micronutrientes de enero de 2010 al 18 de noviembre de 2016, puesto que la anterior revisión incluía todos los ensayos identificados de búsquedas anteriores a 2010. Se buscó en las bases de datos CENTRAL (Cochrane Library), Embase y PubMed. También se comprobó los registros de la Plataforma Internacional de Registro de Ensayos Clínicos (International Clinical Trials Registry Platform; ICTRP) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de ClinicalTrials.gov. Además se comprobaron las listas de referencias de todos los nuevos ensayos incluidos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA que comparaban la administración de suplementos que contenían micronutrientes únicos, duales o múltiples con placebo, ningún tratamiento u otros suplementos. Se excluyeron estudios diseñados principalmente para investigar la función de los micronutrientes para el tratamiento de los participantes con pruebas positivas para el VIH y con morbilidad metabólica relacionada con el tratamiento antirretroviral altamente activo (TARAA). Los resultados primarios incluyeron la mortalidad por todas las causas, la morbilidad y la progresión de la enfermedad.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron los ensayos para la inclusión y evaluaron la calidad de los ensayos en cuanto al riesgo de sesgo de forma independiente. Cuando fue posible, se presentaron los resultados como cocientes de riesgo (CR) para las variables dicotómicas, como cocientes de riesgos instantáneos (CRI) para los datos del tiempo hasta el evento y como diferencias de medias (DM) para las variables continuas, cada uno con intervalos de confianza (IC) del 95%. Debido a que a menudo no fue posible agrupar los datos de resultado, los mismos fueron tabulados para cada comparación. La certeza de la evidencia se evaluó mediante criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 33 ensayos con 10 325 participantes, de los cuales 17 eran ensayos nuevos. Diez ensayos compararon un suplemento diario de micronutrientes múltiples con placebo en dosis de hasta 20 veces la ingesta alimentaria de referencia, y un ensayo comparó una dosis diaria estándar con una dosis diaria alta de multivitaminas. 19 ensayos compararon la administración de suplementos con micronutrientes únicos o duales (como vitaminas A y D, cinc y selenio) con placebo, y tres ensayos compararon diferentes dosificaciones o combinaciones de micronutrientes.

Micronutrientes múltiples

Se realizaron análisis en adultos que no habían recibido tratamiento antirretroviral (TAR) (tres ensayos, 1448 participantes), en adultos que recibían tratamiento antirretroviral (TAR) (un ensayo, 400 participantes) y en adultos con tuberculosis activa concurrente que no habían recibido TAR (tres ensayos, 1429 participantes). La administración habitual de suplementos de micronutrientes múltiples puede tener poco o ningún efecto sobre la mortalidad en personas que viven con el VIH (CR 0,91; IC del 95%: 0,72 a 1,15; siete ensayos, 2897 participantes, evidencia de certeza baja).

La administración habitual de suplementos durante hasta dos años puede tener poco o ningún efecto sobre el promedio del recuento de células CD4+ medio (DM 26,40 células/mm³, IC del 95%: -22,91 a 75,70; seis ensayos, 1581 participantes, evidencia de certeza baja ) o sobre el promedio de la carga viral media (DM -0,1 log10copias virales; IC del 95%: -0,26 a 0,06; cuatro ensayos, 840 participantes, evidencia de calidad moderada). Un ensayo adicional en adultos que no habían recibido TAR informó un aumento en el tiempo hasta lograr un recuento de células CD4+ < 250 células/mm³ después de dos años de administración de suplementos en dosis alta en Botswana (CRI 0,48; IC del 95%: 0,26 a 0,88; un ensayo, 439 participantes). Sin embargo, los autores del ensayo informaron este efecto sólo en el brazo del ensayo que recibía micronutrientes múltiples más selenio (no con ninguno de los suplementos solos), lo cual es incompatible con los hallazgos de otros ensayos que usaron combinaciones similares de micronutrientes y selenio.

En un ensayo adicional que comparó la administración de suplementos de micronutrientes múltiples en dosis alta con dosis estándar en pacientes que recibían TAR, la neuropatía periférica fue inferior con la administración de suplementos en dosis alta en comparación con la dosis estándar (cociente de tasas de incidencia [CTI] 0,81; IC del 95%: 0,7 a 0,94; un ensayo, 3418 participantes), aunque el ensayo se interrumpió precozmente por el aumento de los eventos adversos (niveles elevados de alanina transaminasa [ALT]) en el grupo de dosis alta.

Micronutrientes únicos o duales

Ninguno de los ensayos de los suplementos de micronutrientes únicos o duales tuvo el poder estadístico suficiente para evaluar los efectos sobre los resultados de la mortalidad o la morbilidad. No se informó de ningún cambio clínicamente significativo en el recuento de células CD4 (datos no agrupados, 14 ensayos, 2370 participantes, evidencia de calidad muy baja o baja) ni en la carga viral (datos no agrupados, siete estudios, 1334 participantes, evidencia de calidad muy baja o baja). La administración de suplementos probablemente aumenta las concentraciones sanguíneas de vitamina D y cinc (datos no agrupados, vitamina D: cuatro ensayos, 299 participantes, cinc: cuatro ensayos, 484 participantes, evidencia de calidad moderada) y también puede aumentar las concentraciones sanguíneas de vitamina A (datos no agrupados, tres ensayos, 495 participantes, evidencia de baja calidad), especialmente en los que presentan carencia.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save