Modificación del ambiente doméstico para la disminución de lesiones

Se necesitan más pruebas para determinar si modificar o no el ambiente doméstico físico para eliminar los peligros potenciales reduce las lesiones.

Las lesiones domésticas son muy frecuentes. La mayoría de las lesiones en las personas mayores y en los niños de menos de cinco años de edad ocurren en el hogar. A muchas personas se les recomienda que modifiquen su hogar para tratar de reducir tales lesiones. Las alteraciones más frecuentes incluyen la instalación de cerraduras en armarios y cubiertas en las tomas eléctricas, mejoría de la iluminación en los pasillos y las escaleras y la eliminación de alfombras y otros factores de riesgo de caídas. La revisión encontró que no hay pruebas suficientes a partir de los ensayos que indiquen que tales cambios reducen el número de lesiones domésticas, pero no concluye que estas intervenciones no son efectivas. Es necesario evaluar las alteraciones domésticas mediante ensayos más grandes y mejor diseñados.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia no es suficiente para determinar los efectos de las intervenciones y modificar los peligros en el entorno del hogar. Deberían evaluarse otras intervenciones para reducir los peligros en el hogar mediante ensayos controlados aleatorios con diseño adecuado que midan como resultado las lesiones. En ensayos futuros debe considerarse el reclutamiento de grandes muestras en los estudios para medir el efecto.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las lesiones que se producen en el hogar son muy frecuentes y representan aproximadamente una tercera parte de todas las lesiones. La mayoría de las lesiones en los niños de menos de cinco años de edad y en personas de 75 años o más ocurren en el hogar. Se ha demostrado que las intervenciones multifactoriales para prevenir las lesiones reducen las que se producen en el hogar. Sin embargo, pocos estudios se han centrado específicamente en el impacto de las adaptaciones físicas al ambiente doméstico, por lo que es necesario confirmar la efectividad de tales intervenciones.

Objetivos: 

Revisar la evidencia para determinar el efecto de la modificación del entorno del hogar, teniendo en cuenta las intervenciones para reducir los peligros físicos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscó en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, el National Research Register y otras bases de datos especializadas. También se revisaron las actas de congresos y las listas de referencias. Además, se estableció contacto con autores de ensayos y expertos en el tema. Las búsquedas no estuvieron limitadas por el idioma ni por el estado de la publicación. Las búsquedas se actualizaron por última vez en abril de 2004.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores revisaron todos los resúmenes para determinar la pertinencia, los resultados y el diseño. Dos revisores evaluaron de manera independiente la calidad metodológica y extrajeron los datos de cada estudio elegible.

Resultados principales

Se encontraron 18 ensayos publicados y uno no publicado. Los ensayos no fueron lo suficientemente similares para permitir un agrupamiento de los datos mediante análisis estadísticos, por lo que esta revisión adoptó un formato narrativo. Los estudios se dividieron en tres grupos basados en la muestra primaria de la población; niños (cinco estudios), personas mayores (14 estudios) y población general/grupo etario mixto (ningún estudio). Ninguno de los estudios que se centraron en los niños demostró una reducción en las lesiones que se pudiera haber debido a la modificación del ambiente doméstico; un estudio informó una reducción en las lesiones y los peligros, pero no pudieron relacionarse entre sí. De los 14 estudios en personas mayores, ninguno demostró una reducción en las lesiones debida a la reducción de los peligros, aunque dos demostraron una reducción en las caídas que podría deberse a la reducción de los peligros.

Conclusiones de los autores

La evidencia no es suficiente para determinar los efectos de las intervenciones y modificar los peligros en el entorno del hogar. Deberían evaluarse otras intervenciones para reducir los peligros en el hogar mediante ensayos controlados aleatorios con diseño adecuado que midan como resultado las lesiones. En ensayos futuros debe considerarse el reclutamiento de grandes muestras en los estudios para medir el efecto.

Esta revisión debería citarse como:Lyons RA, John A, Brophy S, Jones SJ, Johansen A, Kemp A, Lannon S, Patterson J, Rolfe B, Sander LV, Weightman ALa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se encontraron 18 ensayos publicados y uno no publicado. Los ensayos no fueron lo suficientemente similares para permitir un agrupamiento de los datos mediante análisis estadísticos, por lo que esta revisión adoptó un formato narrativo. Los estudios se dividieron en tres grupos basados en la muestra primaria de la población; niños (cinco estudios), personas mayores (14 estudios) y población general/grupo etario mixto (ningún estudio). Ninguno de los estudios que se centraron en los niños demostró una reducción en las lesiones que se pudiera haber debido a la modificación del ambiente doméstico; un estudio informó una reducción en las lesiones y los peligros, pero no pudieron relacionarse entre sí. De los 14 estudios en personas mayores, ninguno demostró una reducción en las lesiones debida a la reducción de los peligros, aunque dos demostraron una reducción en las caídas que podría deberse a la reducción de los peligros.

Tools
Information
Share/Save