Metenamina para la prevención de las infecciones urinarias

Las infecciones de vejiga y riñón (infecciones urinarias [IU]) pueden causar vómitos, dolor, disuria, sepsis, fiebre y cansancio, y ocasionalmente daño renal. Algunas personas corren un alto riesgo de presentar infecciones urinarias repetidas y también tienen más probabilidades de presentar complicaciones graves (incluidos los pacientes con problemas renales o los que tienen catéteres para eliminar la orina). El uso de antibióticos a largo plazo puede provocar resistencia, por lo que a menudo se utilizan sales de metenamina (hipurato de metenamina). Esta revisión identificó 13 estudios (2032 participantes). La metenamina puede ser eficaz para prevenir las infecciones urinarias en pacientes sin anomalías renales, en particular cuando se utiliza para la profilaxis a corto plazo. No parece ser eficaz para la profilaxis a largo plazo en pacientes con vejiga neuropática. Hubo pocos efectos adversos. Se necesitan ensayos controlados aleatorizados adicionales de calidad, en particular para aclarar la efectividad de la profilaxis a largo plazo en los pacientes sin vejiga neuropática.

Conclusiones de los autores: 

La metenamina puede ser eficaz para prevenir las infecciones urinarias en pacientes sin anomalías renales, en particular cuando se utiliza para la profilaxis a corto plazo. No parece funcionar en pacientes con vejiga neuropática o en pacientes con anomalías renales. La tasa de eventos adversos fue baja, pero descrita de manera deficiente.

Se necesitan más ECA grandes y bien realizados para aclarar esta pregunta, en particular en el uso a largo plazo en pacientes sin vejiga neuropática.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las sales de metenamina se utilizan a menudo como alternativa a los antibióticos para la prevención de las infecciones urinarias (IU). Esta revisión se publicó por primera vez en el número 1 de 2002 y se actualizó en el número 4 de 2007.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la metenamina en la prevención de las IU.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL en The Cochrane Library), MEDLINE (desde 1950), EMBASE (desde 1980), listas de referencias de artículos y resúmenes de actas de congresos sin restricción de idioma. Se estableció contacto con los fabricantes de sales de metenamina para obtener estudios no publicados y se estableció contacto con investigadores conocidos.

Fecha de la última búsqueda: junio de 2012

Criterios de selección: 

Fueron elegibles los ensayos controlados aleatorizados (ECA) y cuasialeatorizados de la metenamina utilizada para la prevención de las infecciones urinarias en todos los grupos poblacionales. La comparación con un grupo control/ningún tratamiento fue un requisito previo para la selección.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente la calidad de los estudios y extrajeron los datos. Se realizaron análisis estadísticos con un modelo de efectos aleatorios, y los resultados se expresaron como riesgo relativo (RR) para los resultados dicotómicos con intervalos de confianza (IC) del 95%. Se realizó una exploración de la heterogeneidad y una descripción detallada de los resultados, agrupados por población.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 estudios (2032 participantes). Seis estudios (654 pacientes) informaron de IU sintomática y ocho estudios (796 pacientes) informaron de bacteriuria. En general, la calidad de los estudios fue mixta. Las estimaciones globales agrupadas de las principales medidas de resultados no fueron interpretables debido a la heterogeneidad subyacente. Los análisis de subgrupos indicaron que la metenamina puede tener algún efecto beneficioso en pacientes sin anomalías renales (IU sintomática: RR 0,24; IC del 95%: 0,07 a 0,89; bacteriuria: RR 0,56; IC del 95%: 0,37 a 0,83), pero no en pacientes con anomalías renales conocidas (IU sintomática: RR 1,54; IC del 95%: 0,38 a 6,20; bacteriuria: RR 1,29; IC del 95%: 0,54 a 3,07). En la duración del tratamiento a corto plazo (una semana o menos), hubo una reducción significativa de la IU sintomática en los pacientes sin anomalías renales (RR 0,14; IC del 95%: 0,05 a 0,38). La tasa de eventos adversos fue baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save