Prostaglandina vaginal (PGE2 y PGF2a) para la inducción del trabajo de parto a término

A las embarazadas se les ofrece la inducción del trabajo de parto cuando se considera que, si el embarazo no continúa y se produce el parto, el resultado será mejor para la madre o el feto. Las razones más frecuentes incluyen el embarazo prolongado, la rotura de las membranas antes del trabajo de parto, las preocupaciones sobre la salud de la madre como la preeclampsia, o del feto, como un crecimiento deficiente. Las prostaglandinas son hormonas que se producen en todo el cuerpo y se pueden utilizar para iniciar (inducir) el trabajo de parto. Se aplican localmente en la vagina en forma de pastillas, geles, supositorios y pesarios para reducir los efectos secundarios. La dosis, el número de dosis y el tiempo entre las dosis varían considerablemente. Los pesarios de liberación sostenida reducen la necesidad de repetir las dosis y, por lo tanto, el número de exámenes vaginales.

Esta revisión intentó determinar la efectividad y la seguridad de las prostaglandinas vaginales para la maduración cervical y la inducción del trabajo de parto en el tercer trimestre (el cuello uterino se ablanda, se acorta y se abre, el útero comienza a contraerse regularmente). Se hicieron ocho comparaciones diferentes, se compararon diferentes prostaglandinas vaginales con placebo o ningún tratamiento, u otras prostaglandinas vaginales (PGE2, PGF2a, excepto el misoprostol) y se compararon diferentes preparaciones y dosis. Se identificaron 70 estudios con 11 487 mujeres. Las prostaglandinas vaginales aumentan la probabilidad de parto vaginal dentro de las 24 horas, pero también pueden estimular que el útero se contraiga demasiado, lo que puede hacer que el corazón del feto lata más lento; sin embargo, no aumentan la tasa de cesáreas y pueden reducirla. En general, los ensayos no muestran efectos (mejora o empeoramiento) de muchos resultados importantes. Las tabletas, geles o pesarios de prostaglandina E2, incluidos los preparados de liberación sostenida, parecen ser tan buenos como los demás, o las diferencias entre ellos son pequeñas y aún no se han detectado en los ensayos. Los regímenes de dosis bajas, como se definieron en la revisión, parecían ser tan buenos como los regímenes de dosis altas (ocho ensayos, 1615 mujeres).

En los ensayos incluidos hubo datos disponibles muy limitados sobre el tiempo de trabajo de parto y la satisfacción de las pacientes. Pocos estudios han abordado las cuestiones relativas a la seguridad de la administración de las prostaglandinas vaginales para la inducción del trabajo de parto en forma ambulatoria.

Conclusiones de los autores: 

Las prostaglandinas PGE2 probablemente aumentan las posibilidades de parto vaginal en 24 horas y aumentan la hiperestimulación uterina con cambios cardíacos fetales, pero no afectan o pueden reducir las tasas de cesáreas. Aumentan la probabilidad de que se produzcan cambios en el cuello del útero, sin que aumenten las tasas de parto quirúrgico. Las tabletas, geles y pesarios de PGE2 parecen ser igual de efectivos entre sí, las diferencias entre las formulaciones son marginales pero pueden ser importantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las prostaglandinas se han utilizado para la inducción del trabajo de parto desde los años sesenta. Esta es una de una serie de revisiones que evalúan los métodos de inducción del trabajo de parto. Esta revisión se centra en las prostaglandinas administradas por vía vaginal, y las evalúa en comparación con placebo (o el tratamiento expectante) y entre sí; las prostaglandinas (PGE2 y PGF2a); las diferentes formulaciones (geles, comprimidos, pesarios) y las dosis.

Objetivos: 

Determinar los efectos de las prostaglandinas vaginales E2 y F2a para la dilatación cervical o la inducción del trabajo de parto durante el tercer trimestre, en comparación con placebo/ningún tratamiento u otras prostaglandinas vaginales (excepto misoprostol) .

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (1 de marzo 2014) y en las bibliografías de los estudios relevantes.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos que compararon prostaglandinas vaginales administradas para la dilatación cervical o la inducción del trabajo de parto durante el tercer trimestre con placebo/ningún tratamiento u otros métodos enumerados más adelante en una lista predefinida de métodos de inducción del trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluaron los estudios y se extrajeron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyen 70 ensayos controlados aleatorizados (ECA) (11 487 mujeres). En esta actualización se han agregado siete nuevos ECA (778 mujeres). Dos de estos nuevos ensayos comparan la PGE2 con ningún tratamiento, cuatro comparan diferentes formulaciones de PGE2 (geles versus comprimidos, o pesarios de liberación sostenida) y un ensayo compara la PGF2a con placebo. En su mayoría los ensayos tuvieron riesgo de sesgo incierto para la mayoría de los dominios.

En general, la prostaglandina E2 vaginal, comparada con placebo o ningún tratamiento, probablemente reduce la probabilidad de que el parto vaginal no se logre en 24 horas. El riesgo de hiperestimulación uterina con cambios en la frecuencia cardíaca fetal aumenta (4,8% frente a 1,0%; riesgo relativo [RR] 3,16; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,67 a 5,98; 15 ensayos, 1359 mujeres). La tasa de cesáreas se reduce probablemente en un 10% (13,5% frente a 14,8%, RR 0,91; IC del 95%: 0,81 a 1,02; 36 ensayos, 6599 mujeres). El efecto general sobre la mejora de los resultados maternos y fetales (en varias medidas) no está claro.

Las tabletas, geles y pesarios de PGE2 (incluidos los preparados de liberación sostenida) parecen ser igual de efectivos entre sí, se detectan pequeñas diferencias entre algunos resultados, pero se pueden deber al azar.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save