Ventilación mecánica nocturna para personas con enfermedades nerviosas, musculares o de la pared torácica que tienen problemas respiratorios persistentes

Pregunta de la revisión

Se revisaron las pruebas sobre el efecto de la ventilación mecánica nocturna en personas con dificultades crónicas (es decir, persistentes) para respirar espontáneamente debido a enfermedades de los nervios, los músculos o la pared torácica.

Antecedentes

La debilidad de los músculos de la respiración o los cambios en el control de la misma son complicaciones importantes de las enfermedades de los nervios o músculos y de la pared torácica. Estos problemas pueden llevar a la hipoventilación, que es un estado en el que no entra suficiente aire en los pulmones. Las personas pueden necesitar entonces dispositivos que les ayuden a respirar (ventilación mecánica). La ventilación mecánica se ofrece ampliamente a las personas con enfermedades nerviosas y musculares o deformaciones de la pared torácica que desarrollan una hipoventilación crónica. Se quiso descubrir si la ventilación mecánica nocturna mejoraba la supervivencia y los síntomas de hipoventilación en este grupo y comparar los diferentes tipos de ventilación.

Características de los estudios

Esta revisión incluye 10 ensayos clínicos con 173 participantes con hipoventilación persistente y estable. Tres ensayos incluyeron sólo participantes con enfermedades de la neurona motora, en tres todos los participantes tenían sólo deformación de la pared torácica, y un ensayo incluyó sólo participantes con distrofia muscular de Duchenne. Los otros tres ensayos tenían poblaciones mixtas.

Los ensayos fueron comparaciones de la ventilación mecánica y la atención estándar (cinco ensayos), diferentes métodos de ventilación (cuatro ensayos) o ambos (un ensayo).

Resultados clave y calidad de la evidencia

Se encontró que la ventilación mecánica nocturna puede aliviar los síntomas de la hipoventilación crónica y prolongar la supervivencia. Sin embargo, la calidad de los estudios fue muy baja. El beneficio de la ventilación mecánica a largo plazo debería confirmarse en ensayos adicionales.

Las pruebas están actualizadas hasta junio de 2014.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia actual sobre el beneficio terapéutico de la ventilación mecánica son de muy baja calidad, pero son consistentes, y sugieren el alivio de los síntomas de la hipoventilación crónica a corto plazo. En cuatro pequeños estudios, la supervivencia fue prolongada y se redujo la hospitalización no planificada, principalmente en los participantes con enfermedades de la neurona motora. Con excepción de la enfermedad de la neurona motora y la distrofia muscular de Duchenne, para las cuales la historia natural apoya el beneficio de supervivencia de la ventilación mecánica frente a la ausencia de ventilación, los ensayos aleatorizados más amplios deberían evaluar el beneficio a largo plazo de los diferentes tipos y modos de ventilación mecánica nocturna sobre la calidad de vida, la morbilidad y la mortalidad, y su relación coste-beneficio en las enfermedades neuromusculares y de la pared torácica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La hipoventilación alveolar crónica es una complicación frecuente de muchos trastornos neuromusculares y de la pared torácica. La ventilación mecánica nocturna de larga duración se utiliza comúnmente para tratarla. Ésta es una actualización del 2014 de una revisión publicada por primera vez en el 2000 y actualizada anteriormente en el 2007.

Objetivos: 

Examinar los efectos en la mortalidad de la ventilación mecánica nocturna en las personas con trastornos neuromusculares o de la pared torácica. Las variables secundarias de evaluación eran examinar los efectos de la asistencia respiratoria en la mejora de la hipoventilación crónica, la calidad del sueño, los ingresos hospitalarios y la calidad de vida.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Neuromusculares (Cochrane Neuromuscular Disease Group), CENTRAL, MEDLINE y EMBASE el 10 de junio de 2014. Se contactó con los autores de ensayos publicados y otros expertos en el campo.

Criterios de selección: 

Se buscaron ensayos controlados cuasialeatorizados o aleatorizados de participantes de todas las edades con hipoventilación crónica estable de todos los grados de gravedad relacionada con trastornos neuromusculares o de la pared torácica, que recibieran cualquier tipo y cualquier modo de ventilación mecánica nocturna a largo plazo. La medida de resultado principal fue la mortalidad al año y los resultados secundarios eran el ingreso hospitalario no planificado, la reversión a corto y largo plazo de los síntomas clínicos relacionados con la hipoventilación y la hipercapnia diurna, la mejora de la función pulmonar y los trastornos de la respiración durante el sueño.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizó la metodología estándar de Cochrane para seleccionar los estudios, extraer los datos y evaluar el riesgo de sesgo en los estudios incluidos.

Resultados principales: 

Los 10 ensayos elegibles incluyeron un total de 173 participantes. Aproximadamente la mitad de los ensayos tuvieron un bajo riesgo de sesgo de selección, desgaste o información, y casi todos tuvieron un alto riesgo de sesgo de rendimiento y detección. Cuatro ensayos informaron de datos de mortalidad a largo plazo. El riesgo relativo (RR) combinado de morir fue de 0,62 (intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,42 a 0,91; valor de P = 0,01) a favor de la ventilación mecánica nocturna en comparación con la respiración espontánea. Hubo una heterogeneidad considerable y significativa entre los ensayos, posiblemente relacionada con las diferencias entre las poblaciones de estudio. La información sobre la hospitalización no planificada estaba disponible en dos estudios. El correspondiente RR agrupado fue de 0,25 (IC del 95%: 0,08 a 0,82; valor de P = 0,02) a favor de la ventilación mecánica nocturna. En la mayoría de las medidas de resultado no hubo una diferencia significativa a largo plazo entre la ventilación mecánica nocturna y la no ventilación. La mayoría de los resultados secundarios no se evaluaron en los ensayos elegibles. Tres de los 10 ensayos, con 39 participantes, dos con un diseño cruzado y uno con dos grupos paralelos, compararon la ventilación mecánica no invasiva por volumen y por presión a corto plazo. Del único ensayo (16 participantes) en grupos paralelos, no hubo diferencias en la mortalidad (una muerte en cada brazo) entre la ventilación mecánica por volumen y la ventilación mecánica por presión. Los datos de los dos ensayos cruzados (cross-over) indicaron que, en comparación con la ventilación ciclada con presión, la ventilación ciclada con volumen se asoció con un menor tiempo de sueño con una saturación arterial de oxígeno inferior al 90% (diferencia de medias (DM) 6,83 minutos, IC del 95%: 4,68 a 8,98; valor de P = 0,00001) y un índice menor de apnea-hipopnea (por hora de sueño) (DM -0,65; IC del 95%: -0,84 a -0,46; valor de P = 0,00001). No encontramos ningún estudio que comparara la ventilación mecánica invasiva y no invasiva o la presión positiva intermitente contra la ventilación de presión negativa.

Notas de traducción: 

Notas de traducción CD001941.pub3

Tools
Information
Share/Save