Cirugía para mejorar la visión en personas con neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIANA)

Pregunta de la revisión
Esta revisión consideró las pruebas sobre la seguridad y la efectividad de la cirugía (cirugía de descompresión del nervio óptico) en comparación con ningún tratamiento sobre la visión de las personas con neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIANA).

Antecedentes
La NOIANA es una pérdida repentina e indolora de la visión en el ojo atribuida a la hinchazón de la zona interior del ojo donde el nervio óptico se conecta con él. La hinchazón del tejido ejerce presión sobre el nervio óptico, y se cree que esta presión interrumpe el suministro de sangre al nervio óptico, causando la pérdida de visión. No se conoce la causa de la NOIANA. No se ha demostrado que ningún tratamiento ayude.

El tratamiento propuesto para la NOIANA se llama cirugía de descompresión del nervio óptico. Esta cirugía hace dos hendiduras o una ventana en el tejido ocular hinchado que rodea el nervio óptico. Estas rendijas permiten que el líquido que se acumula alrededor del nervio óptico salga. Se espera que esto reduzca la presión en el nervio óptico y que la visión mejore.

Características de los estudios
La búsqueda de estudios se realizó el 23 de octubre de 2014. Se identificó un estudio (un ensayo controlado aleatorizado). Había 258 participantes en el ensayo. Estas 258 personas se dividieron al azar en dos grupos. Un grupo recibió la cirugía de descompresión del nervio óptico junto con un cuidadoso seguimiento. El otro grupo recibió un cuidadoso seguimiento solo. El seguimiento cuidadoso incluyó un examen oftalmológico en cada visita del estudio y pruebas del campo visual a los 12 meses y según fuera necesario. El técnico que realizó las pruebas de seguimiento no sabía a qué grupo pertenecían los participantes (con o sin cirugía). La financiación de este ensayo fue proporcionada por el Instituto Nacional del Ojo, EE.UU.

Resultados clave
El ensayo se detuvo antes de tiempo porque la cirugía no ayudaba a los participantes más que un cuidadoso seguimiento solo. En el ensayo no se encontraron pruebas de que la cirugía resultara beneficiosa, pero se produjeron varios daños causados por la cirugía, como una mayor pérdida de la visión. El dolor y la visión doble fueron los daños que experimentaron algunos participantes del grupo de cirugía a la semana de la operación. Los investigadores del ensayo informaron que es poco probable que la inscripción continuada produzca resultados a favor de la cirugía.

Calidad de la evidencia
La calidad de la evidencia en este único ensayo se considera alta.

Conclusiones de los autores: 

El único ensayo elegible no proporcionó pruebas de un efecto beneficioso de la cirugía de descompresión del nervio óptico para la NOIANA. Las investigaciones futuras se deben centrar en aumentar la comprensión de la etiología y el pronóstico de la neuropatía óptica isquémica no arterítica. Las nuevas opciones de tratamiento deben examinarse en el contexto de ensayos clínicos aleatorizados.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NOIANA) se caracteriza por la pérdida súbita e indolora de la visión en el ojo, acompañada de un edema pálido del disco óptico. Se desconoce su etiología y no se ha demostrado que ninguna terapia médica sea efectiva para tratar esta condición. La cirugía de descompresión del nervio óptico, un tratamiento propuesto para la NOIANA, consiste en dos o más cortes o una ventana en el tejido que rodea el nervio óptico, de ese modo se permite la liberación del líquido cefalorraquídeo, y en teoría, se reduce la presión alrededor del nervio óptico.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la seguridad y la eficacia del tratamiento quirúrgico comparado con otro tratamiento o ningún tratamiento en las personas con NOIANA.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión) (2014, número 10), Ovid MEDLINE, Ovid MEDLINE In-Process y otras citas no indexadas, Ovid MEDLINE Daily, Ovid OLDMEDLINE (enero 1946 a octubre 2014), EMBASE (enero 1980 a octubre 2014), PubMed (1948 a octubre 2014), el metaRegistro de Ensayos Controlados (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y la Plataforma de Registro Internacional de Ensayos Clínicos (ICTRP) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) (www.who.int/ictrp/search/en). No hubo restricciones de idioma ni de fecha en las búsquedas electrónicas de ensayos. Se buscó por última vez en las bases de datos electrónicas el 23 de Octubre de 2014.

Criterios de selección: 

Para la inclusión en la revisión se elegían todos los ensayos aleatorios de tratamiento quirúrgico de la NOIANA.

Obtención y análisis de los datos: 

De las copias de texto completo de todos los informes de los ensayos pertinentes, un autor extrajo datos que fueron verificados por otro autor. No se requirió una síntesis de datos.

Resultados principales: 

El único ensayo incluido, en el que se asignaron al azar 258 participantes, se detuvo antes de tiempo por inutilidad. En el momento del informe de 24 meses, la tasa de seguimiento fue del 95,3% durante seis meses y del 67,4% durante 24 meses (174 participantes; 89 seguimiento cuidadoso y 85 operaciones). No hubo evidencia de un beneficio de la cirugía en la agudeza visual. Las mediciones de la agudeza visual y los campos visuales fueron realizadas por un técnico con ocultación del tratamiento recibido. A los seis meses, el 32,0% del grupo de cirugía había mejorado la agudeza visual en 3 o más líneas en comparación con el 42,6% del grupo de seguimiento cuidadoso (riesgo relativo (RR) no ajustado 0,75, intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,54 a 1,04). A los 24 meses, el 29,4% del grupo de cirugía había mejorado en comparación con el 31,0% del grupo de seguimiento cuidadoso (RR no ajustado 0,95; IC del 95%: 0,60 a 1,49). Los participantes que se sometieron a cirugía perdieron con mayor frecuencia 3 o más líneas de agudeza visual en el ojo del estudio, aunque el aumento del riesgo no fue estadísticamente significativo. A los seis meses, el 18,9% en el grupo de cirugía había empeorado la agudeza visual en el ojo del estudio en comparación con el 14,8% en el grupo de seguimiento cuidadoso (RR 1,28; IC del 95%: 0,73 a 2,24). A los 24 meses, el 20,0% en el grupo de cirugía había empeorado la agudeza visual en el ojo del estudio en comparación con el 21,8% en el grupo de seguimiento cuidadoso (RR 0,92; IC del 95%: 0,51 a 1,64). Los participantes que fueron operados experimentaron eventos adversos tanto intraoperatorios como postoperatorios, incluida la oclusión de la arteria central de la retina durante la cirugía y la visión de percepción de la luz a los seis meses (un participante); y la pérdida inmediata de la percepción de la luz después de la cirugía y la pérdida de la visión que persistió hasta la visita de 12 meses (dos participantes). En el grupo de seguimiento cuidadoso, dos participantes no tuvieron percepción de la luz en la visita de seguimiento a los seis meses; uno de ellos mejoró sobre la percepción de la luz a los 12 meses. El dolor fue el evento adverso más frecuente en el grupo de cirugía (17% en el grupo de cirugía versus 3% en el grupo de seguimiento cuidadoso a la semana). La diplopía (visión doble) fue la siguiente complicación más común (8% en el grupo de cirugía versus 1% en el grupo de seguimiento cuidadoso a la semana); a los tres meses no hubo diferencias estadísticamente significativas en la proporción de participantes con diplopía entre los dos grupos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save