La educación en seguridad peatonal para los niños puede mejorar sus conocimientos y cambiar su comportamiento al cruzar la calle, pero se desconocen los efectos sobre las lesiones

Una proporción importante de las personas que mueren o resultan gravemente heridas en accidentes de tráfico son peatones, y los niños son especialmente vulnerables. Los programas de educación tratan de enseñar a la gente cómo hacer frente al entorno de la carretera. Los padres son usados a veces como educadores. La revisión de los ensayos (principalmente en niños) encontró que la educación en seguridad peatonal puede mejorar los conocimientos de los niños en materia de seguridad vial y su comportamiento observado al cruzar la calle. Es posible que sea necesario repetir la formación a intervalos regulares, ya que el efecto puede disminuir con el tiempo. Sin embargo, se desconoce si estos cambios en el conocimiento o el comportamiento pueden vincularse a una reducción de las muertes y lesiones de los peatones.

Conclusiones de los autores: 

La educación en materia de seguridad de los peatones puede dar lugar a una mejora de los conocimientos de los niños y puede modificar el comportamiento observado al cruzar la calle, pero se desconoce si ello reduce el riesgo de colisión de peatones con vehículos de motor y de que se produzcan lesiones. Hay evidencia de que los cambios en los conocimientos sobre seguridad y el comportamiento observado disminuyen con el tiempo, lo que sugiere que la educación sobre seguridad debe repetirse a intervalos regulares.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Cada año mueren alrededor de un millón de personas y alrededor de 10 millones resultan gravemente heridas en las carreteras del mundo. Se considera que las medidas educativas para enseñar a los peatones a hacer frente al entorno del tráfico son un componente esencial de toda estrategia de prevención, y la educación de los peatones ha sido recomendada en muchos países. Sin embargo, como los recursos disponibles para la seguridad vial son limitados, una cuestión clave se refiere a la efectividad relativa de las diferentes estrategias de prevención.

Objetivos: 

Cuantificar la efectividad de los programas de educación en materia de seguridad de los peatones para prevenir las colisiones entre peatones y vehículos de motor.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group), en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register), en TRANSPORT, en MEDLINE, en EMBASE, en ERIC, en PSYCHLIT, en SPECTR y en la base de datos de la OMS en Internet. Se verificaron las listas de referencias de las revisiones y artículos pertinentes y se estableció contacto con expertos en la materia. La mayor parte de las búsquedas en las bases de datos se realizaron en 1999 y se actualizaron en mayo de 2003.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados de programas de educación sobre seguridad para peatones de todas las edades.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor de la revisión examinó los registros. Dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad metodológica de los ensayos. Debido a las diferencias en los tipos de intervenciones y medidas de resultado utilizadas en los ensayos, no se realizaron metanálisis.

Resultados principales: 

Se encontraron 15 ensayos controlados aleatorizados de programas de educación sobre seguridad de los peatones, realizados entre 1976 y 1997. La calidad metodológica de los ensayos incluidos fue en general deficiente. La ocultación de la asignación fue adecuada en tres ensayos, la evaluación de resultados fue cegada en ocho, y en la mayoría de los estudios, se perdió un gran número de participantes durante el seguimiento. Los participantes en el estudio fueron niños en 14 estudios y adultos internados en instituciones en uno. Ocho estudios incluyeron la educación directa de los participantes, siete utilizaron a los padres como educadores. No se realizaron ensayos en un país en desarrollo y no se impartió capacitación en seguridad peatonal a las personas de edad avanzada. Ninguno de los ensayos evaluó el efecto de la educación sobre seguridad de los peatones en la ocurrencia de lesiones a los peatones, pero seis evaluaron el efecto en el comportamiento observado. Algunos ensayos mostraron evidencia de cambio de comportamiento después de la educación en materia de seguridad de los peatones, pero es difícil predecir qué efecto podría tener esto en el riesgo de lesiones de los peatones.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save