Tratamiento de la enfermedad por reflujo gastroesofágico para ayudar a controlar el asma en adultos y niños

Antecedentes

Las personas con asma tienen tres veces más probabilidades de padecer reflujo (cuando el ácido del estómago regresa al esófago) que las personas sanas. Podría ser un desencadenante del asma, o al contrario, el asma podría desencadenar el reflujo. Entre los tratamientos que pueden ayudar al reflujo se encuentran los medicamentos que reducen los ácidos estomacales o mejoran el vaciado del estómago. Los estudios de investigación han encontrado un efecto beneficioso poco consistente en la mejoría de los síntomas del asma o la función pulmonar. Aunque el asma podría mejorar en algunos pacientes, no fue posible predecir quién podría beneficiarse.

Pregunta de la revisión

Esta revisión tuvo como objetivo investigar si el tratamiento para la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) beneficiaría a los adultos y niños con asma.

Características de los estudios

Para responder a esta pregunta se buscaron todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararan el tratamiento de la ERGE (intervención médica y quirúrgica) con placebo o ningún tratamiento en adultos o niños a los que se les había diagnosticado asma y ERGE.

Resultados clave

Se encontraron 23 estudios para su inclusión en esta revisión. Estos estudios se centraron principalmente en adultos, con un total de 2872 participantes. Sólo dos estudios evaluaron los efectos del tratamiento de la ERGE en niños, y dos investigaron los efectos beneficiosos del uso de la cirugía para la ERGE para mejorar el control del asma. Según la evidencia presentada en esta revisión, el uso de medicación para tratar la ERGE en personas con asma probablemente reduce la cantidad de medicación de rescate necesaria para controlar los síntomas del asma y también probablemente mejora la función pulmonar en un grado pequeño. Es importante tener en cuenta que estos efectos beneficiosos podrían ser demasiado pequeños para tener repercusión en el día a día de alguien con asma.

Según la evidencia disponible, esta revisión no puede mostrar si hubo un efecto beneficioso claro del tratamiento de los síntomas del asma en la calidad de vida, o cuántas exacerbaciones presenta una persona con asma. Debido a que los investigadores utilizaron muchos métodos diferentes para tratar a las personas que participaron en sus estudios, también es difícil indicar si un tipo de pauta específica de medicación sería el mejor. No son muchos los estudios incluidos que mencionan los efectos negativos de participar en la investigación. Los que lo hicieron informaron que cualquier efecto negativo durante el período de investigación se produjo por igual en los grupos de tratamiento y de placebo/ningún tratamiento.

No se encontraron datos en los estudios incluidos relacionados con los ingresos hospitalarios ni con las visitas a urgencias o las consultas médicas no programadas.

Certeza de la evidencia

La certeza general de la evidencia se consideró moderada a baja. Esto se debe principalmente a que los estudios que se incluyeron en esta revisión eran muy diferentes en la forma de abordar la investigación, lo que produjo resultados variables.

Conclusión

Evidencia de certeza moderada (ya que algunos de los estudios incluidos se describieron de forma deficiente) muestran que con el tratamiento médico para la ERGE, las personas con asma podrían presentar una pequeña mejoría en la función pulmonar y podrían ser capaces de reducir la necesidad de utilizar medicamentos de rescate. Sin embargo, el impacto del tratamiento de la ERGE en episodios como las exacerbaciones del asma, los síntomas o la necesidad de ir al hospital o consultar al médico no está claro. Además, no hubo evidencia suficiente para evaluar el tratamiento quirúrgico ni la efectividad del tratamiento de la ERGE en los niños, ya que sólo dos estudios informaron sobre cada uno.

Conclusiones de los autores: 

Continúan sin conocerse los efectos del tratamiento de la ERGE sobre los desenlaces principales del número de personas que presentan una o más exacerbaciones y la utilización del hospital. El tratamiento médico para la ERGE en personas con asma podría proporcionar un efecto beneficioso pequeño en una serie de desenlaces secundarios relacionados con el control del asma. Esta revisión determinó con una certeza moderada que con el tratamiento, las medidas de la función pulmonar mejoraron ligeramente y se redujo el uso de fármacos de rescate para el control del asma. Además, la evidencia no es suficiente para evaluar los resultados en los niños ni para comparar la cirugía con el tratamiento médico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El asma y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) son enfermedades comunes que coexisten con frecuencia. Se ha señalado que la ERGE es un factor desencadenante del asma; sin embargo, la evidencia todavía es contradictoria. Entre los mecanismos propuestos por los que la ERGE provoca asma se encuentran la irritación directa de las vías respiratorias por microaspiración y el reflujo esofagobronquial vagalmente mediado. Además, el asma puede precipitar la ERGE. Por lo tanto, una asociación temporal entre ambos no establece que el reflujo gastroesofágico desencadene el asma.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad del tratamiento de la ERGE en adultos y niños con asma, en cuanto a sus efectos beneficios en el asma.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado del Grupo Cochrane de Vías respiratorias (Cochrane Airways Group), CENTRAL, MEDLINE, Embase, listas de referencias de artículos y bases de datos de ensayos clínicos en línea. La búsqueda más reciente se realizó el 23 de junio de 2020.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados que compararon el tratamiento de la ERGE en adultos y niños con diagnóstico de asma y ERGE versus ningún tratamiento o placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión independientes extrajeron los datos de los estudios y evaluaron la calidad de los mismos. El desenlace de interés principal para esta revisión fue la exacerbación aguda del asma, según lo notificado por los autores de los ensayos.

Resultados principales: 

La búsqueda sistemática proporcionó un total de 3354 citas; 23 estudios (n = 2872 participantes) fueron adecuados para inclusión. Los estudios incluidos aportaron datos de participantes de 25 países diferentes de Europa, América del Norte y del Sur, Asia, Australia y Oriente Medio. Los participantes incluidos en esta revisión presentaban asma de moderada a grave y un diagnóstico de ERGE y eran predominantemente adultos que acudían a una clínica para recibir tratamiento. Sólo dos estudios evaluaron los efectos de la intervención en los niños, y dos evaluaron el impacto de la intervención quirúrgica. El resto se refería a la intervención médica mediante diversos protocolos de dosis.

Hubo una reducción incierta en el número de participantes que presentaron una o más exacerbaciones de asma moderada/grave con el tratamiento médico para la ERGE (odds ratio 0,53; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,17 a 1,63; 1168 participantes, dos estudios; evidencia de certeza baja). Ninguno de los estudios incluidos informó datos relacionados con los otros desenlaces principales de esta revisión: ingresos hospitalarios, visitas al servicio de urgencias y consultas médicas no programadas.

El tratamiento médico para la ERGE probablemente mejoró el volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF₁) en una pequeña cantidad (diferencia de medias [DM] 0,10 l; IC del 95%: 0,05 a 0,15; 1333 participantes, siete estudios; evidencia de certeza moderada) así como el uso de fármacos de rescate (DM -0,71 inhalaciones por día; IC del 95%: -1,20 a -0,22; 239 participantes, dos estudios; evidencia de certeza moderada). Sin embargo, el efecto beneficioso del tratamiento de la ERGE en la tasa máxima de flujo espiratorio matutino fue incierto (DM 6,02 l/min; IC del 95%: 0,56 a 11,47; 1262 participantes, cinco estudios). Es importante señalar que estas mejorías medias no alcanzaron la importancia clínica. Igualmente se desconoce el efecto beneficioso del tratamiento de la ERGE en los desenlaces resumidos de forma narrativa, incluidos los efectos beneficiosos del tratamiento en los síntomas del asma, la calidad de vida y la preferencia del tratamiento. Los datos relacionados con los eventos adversos con la intervención generalmente no se informaron en su totalidad por los estudios incluidos, y los que estaban disponibles indicaron tasas similares independientemente de la asignación al tratamiento o al placebo.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save