Prostaglandinas para la prevención de la hemorragia posparto

Un uterotónico inyectable es el fármaco de elección para el tratamiento habitual del periodo de alumbramiento, cuando se libera la placenta. El misoprostol oral o sublingual se puede utilizar cuando no se dispone de un uterotónico inyectable.

Después del parto del feto, el útero de la mujer se contrae y el sangrado disminuye. Si el útero no se contrae se puede producir una hemorragia posparto (sangrado intenso), que puede ser mortal. La prostaglandina, la oxitocina y la ergometrina son fármacos que provocan contracciones en el útero (uterotónicos). Esta revisión de 72 ensayos controlados aleatorizados con 52 678 mujeres encontró que la prostaglandina oral o sublingual (misoprostol) es efectiva para reducir la hemorragia grave después del parto y la necesidad de transfusiones de sangre. El misoprostol no es tan efectivo como la oxitocina y tiene más efectos secundarios. Los principales efectos secundarios son escalofríos, fiebre alta y diarrea, que se producen en una proporción significativa de mujeres. Veintiséis de los ensayos incluyeron centros en países de ingresos bajos y medios solamente. El misoprostol puede ser útil en lugares donde no se dispone de uterotónicos inyectables, tal vez debido al escaso acceso a profesionales de la atención sanitaria capacitados. La prostaglandina inyectable puede ser efectiva para reducir la pérdida de sangre, pero tiene efectos adversos como vómitos, dolor abdominal y diarrea, y cuesta más.

Conclusiones de los autores: 

El misoprostol oral o sublingual muestra resultados prometedores en comparación con placebo para reducir la pérdida de sangre después del parto. El margen de beneficio se puede afectar por el hecho de que se utilicen o no otros componentes para el tratamiento del periodo de alumbramiento del trabajo de parto. Debido a que los efectos secundarios se relacionan con la dosis, loes estudios de investigación se deben dirigir a establecer la dosis efectiva más baja para la administración habitual, y la ruta óptima de administración.

Ni las prostaglandinas intramusculares ni el misoprostol son preferibles a los uterotónicos inyectables convencionales como parte del tratamiento del periodo de alumbramiento del trabajo de parto, especialmente en el caso de las mujeres de bajo riesgo; sin embargo, se ha acumulado evidencia de que la administración del misoprostol oral es efectivo y seguro en zonas de escaso acceso a instalaciones y profesionales de la atención sanitaria calificados, y los estudios de investigación futuros sobre la administración del misoprostol en la comunidad se deberían centrar en los aspectos de la aplicación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las prostaglandinas se han utilizada fundamentalmente para las hemorragias postparto (HPP) cuando fracasan otras medidas. Se ha indicado que el misoprostol, un análogo de la prostaglandina E1 nuevo y económico, es una alternativa para el tratamiento habitual del periodo de alumbramiento del trabajo de parto.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la administración profiláctica de la prostaglandina en el periodo de alumbramiento del trabajo de parto.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (7 de enero 2011). Esta búsqueda se actualizó el 25 de julio 2012 y los resultados se agregaron a la sección "En espera de clasificación".

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados que compararon una prostaglandina con otro uterotónico o con ningún uterotónico profiláctico (nada o placebo) como parte del tratamiento del periodo de alumbramiento del trabajo de parto. Los resultados primarios fueron la pérdida de sangre de 1000 ml o más y la administración de uterotónicos adicionales.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron la elegibilidad y la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 72 ensayos (52 678 mujeres). El misoprostol oral o sublingual comparado con placebo es efectivo para reducir la HPP grave (oral: siete ensayos, 6225 mujeres, los datos no se sumaron debido a la heterogeneidad significativa; sublingual: riesgo relativo [RR] 0,66; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,45 a 0,98; un ensayo, 661 mujeres) y la transfusión de sangre (oral: RR 0,31; IC del 95%: 0,10 a 0,94; cuatro ensayos, 3519 pacientes).

En comparación con los uterotónicos inyectables convencionales, el misoprostol oral se asoció con un mayor riesgo de HPP grave (RR 1,33; IC del 95%: 1,16 a 1,52; 17 ensayos, 29 797 mujeres) y con la administración de uterotónicos adicionales, pero con una tendencia a menos transfusiones de sangre (RR 0,84; IC del 95%: 0,66 a 1,06; 15 ensayos; 28 213 mujeres). Los datos de los uterotónicos adicionales no se sumaron debido a la heterogeneidad. La administración de misoprostol se asocia con un aumento significativo de los escalofríos y una temperatura de 38º centígrados en comparación con placebo y otros uterotónicos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save