Tratamiento antituberculoso para el mantenimiento de la remisión en la enfermedad de Crohn

Se propuso la bacteria tuberculosa como una posible causa de la enfermedad de Crohn debido a la similitud entre las lesiones tuberculosas y de la enfermedad de Crohn cuando se las examina al microscopio. Cuatro estudios examinaron el uso del tratamiento antituberculoso para reducir la posibilidad de recurrencia de la enfermedad en pacientes con enfermedad de Crohn no activa. Los resultados de estos estudios indican que este tratamiento podría ser efectivo a tal efecto. Sin embargo, este hallazgo no fue comprobado en forma definitiva y el tratamiento antituberculoso no debería utilizarse para tratar la enfermedad de Crohn hasta no contar con estudios adicionales.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es un trastorno inflamatorio crónico que puede presentarse en cualquier parte del tubo digestivo y puede afectar a personas de todas las edades. Los síntomas frecuentes incluyen la pérdida de peso, la diarrea y el dolor abdominal. Cuando los pacientes con enfermedad de Crohn presentan estos síntomas la enfermedad está activa. Cuando los pacientes dejan de presentar estos síntomas de la enfermedad se dice que la enfermedad se encuentra en remisión.

Pregunta de la revisión

La prevención de la recurrencia (síntomas de recurrencia) es un objetivo importante en el tratamiento de la enfermedad de Crohn. Actualmente no hay un tratamiento disponible que evite la recurrencia en forma completa y que no tenga efectos secundarios significativos. Se propuso la bacteria tuberculosa como una posible causa de la enfermedad de Crohn debido a la similitud entre las lesiones tuberculosas y de la enfermedad de Crohn cuando se las examina al microscopio. Se quiso investigar si el tratamiento antituberculoso era mejor que el placebo para el mantenimiento de la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn

¿Qué es el tratamiento antituberculoso?

El tratamiento antituberculoso por lo general consta de combinaciones de fármacos antibióticos y antibacterianos.

¿Qué examinaron los investigadores?

Los investigadores estudiaron si el tratamiento antituberculoso mantiene la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn y si causa daños (efectos secundarios). Los investigadores buscaron ampliamente en la literatura médica hasta al 22 de junio de 2015.

¿Qué encontraron los investigadores?

Los investigadores identificaron cuatro estudios que incluyeron un total de 206 participantes. Todos los estudios eran de pequeño tamaño y se consideraron de calidad incierta. Los estudios compararon el tratamiento antituberculoso (es decir clofazimina o el tratamiento combinado con clofazimina, rifampicina, etambutol y dapsona o el tratamiento combinado con claritromicina, rifabutina y clofazimina) con el placebo (pastillas o comprimidos inactivos). El tratamiento antituberculoso puede proporcionar un beneficio respecto del placebo para la prevención de la recurrencia en participantes con enfermedad de Crohn en remisión. Sin embargo, este resultado es muy incierto debido a la calidad poco clara del estudio y los pequeños números de pacientes evaluados. Los participantes tratados con fármacos antituberculosos presentaron más efectos secundarios que los participantes que recibieron placebo. Los efectos secundarios frecuentes incluyeron erupciones y pigmentación cutánea rosada reversible. Ninguno de los cuatro estudios informó efectos secundarios graves. Se necesitan estudios adicionales que proporcionen pruebas de mejor calidad acerca del uso del tratamiento antituberculoso para el mantenimiento de la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn inactiva.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento antituberculoso puede proporcionar un beneficio respecto del placebo para la prevención de la recurrencia en participantes con enfermedad de Crohn en remisión. Sin embargo, este resultado es muy incierto debido a la calidad poco clara del estudio y los pequeños números de pacientes evaluados. Se necesitan estudios adicionales que proporcionen pruebas de mejor calidad acerca del uso del tratamiento antituberculoso para mantener la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn inactiva.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hubo cierta cantidad de estudios con resultados contradictorios que evaluaron el efecto del tratamiento antituberculoso en la enfermedad de Crohn. Se realizó un metanálisis para evaluar el uso del tratamiento antituberculoso para el mantenimiento de la remisión en la enfermedad de Crohn.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del tratamiento antituberculoso para el mantenimiento de la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, the Cochrane LIbrary, y en el registro especializado del Grupo de Enfermedad Inflamatoria Intestinal y Trastornos Funcionales del Intestino (Cochrane IBD Group Specialized Register), desde su inicio hasta el 22 junio, 2015.

Criterios de selección: 

Se consideraron para su inclusión los ensayos controlados aleatorios (ECA) de tratamiento antituberculoso comparado con placebo u otro tratamiento activo, en pacientes con enfermedad de Crohn inactiva.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión, de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los estudios incluidos mediante la herramienta Cochrane de riesgo de sesgo. Se calculó el cociente de riesgos (CR) y el correspondiente intervalo de confianza (IC) del 95% de los resultados dicotómicos. El resultado primario fue la recurrencia. Los resultados secundarios incluyeron eventos adversos, retiros debidos a eventos adversos y eventos adversos graves. Se analizaron todos los datos por intención de tratar. La calidad general de las pruebas que apoyan los resultados primarios y secundarios se evaluó con los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro ECA controlados con placebo con 206 participantes. Tres ensayos incluyeron una fase de inducción de ocho a 16 semanas con corticosteroides en disminución progresiva (prednisona, prednisolona o metilpridnisolona) como tratamiento de inducción. El tratamiento antituberculoso incluyó la monoterapia con clofazimina, el tratamiento combinado con clofazimina, rifampicina, etambutol y dapsona o el tratamiento combinado con claritromicina, rifabutina y clofazimina. Todos los estudios recibieron una calificación de riesgo de sesgo poco claro para la ocultación de la asignación, tres recibieron una calificación de riesgo de sesgo poco claro para la generación de la secuencia aleatoria y dos recibieron una calificación de riesgo de sesgo poco claro para el cegamiento de los participantes o del personal. Hubo una diferencia estadísticamente significativa en las tasas de recurrencia a favor del tratamiento antituberculoso respecto del placebo. Treinta y tres por ciento (44/112) de los pacientes del grupo de tratamiento antituberculoso recayeron entre los nueve meses y dos años en comparación con el 67% (63/94) de los pacientes con placebo (CR 0,58; IC del 95%: 0,45 a 0,75; I2 = 47%). Un análisis GRADE indica que la calidad global de las pruebas que apoyan este resultado fue muy baja debido al riesgo de sesgo muy bajo y a los datos escasos. Los eventos adversos ocurrieron con mayor frecuencia en el grupo de tratamiento antituberculoso (37/159) en comparación con el grupo de placebo (14/163) con un CR agrupado de 2,57 (IC del 95%: 1,45 a 4,55; N=322; estudios=4, I2=64%). Un análisis GRADE indica que la calidad global de las pruebas que apoyan este resultado fue muy baja debido al riesgo de sesgo incierto, la heterogeneidad de causa desconocida y a los datos escasos. No hubo diferencias en los retiros debidos a los eventos adversos. Nueve por ciento (14/159) de los pacientes con tratamiento antituberculoso se retiraron debido a los eventos adversos en comparación con 7% (11/163) de los pacientes con placebo (CR 1,29; IC del 95%: 0,60 a 2,77; I2 = 0%). Los eventos adversos frecuentes incluyeron erupciones y aumento de la pigmentación cutánea. No se informaron eventos adversos graves en ninguno de los estudios incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save