Tratamiento antibiótico para pacientes con bronquitis aguda

Pregunta de la revisión

Se deseaba determinar si los antibióticos mejoran los resultados de los pacientes con bronquitis aguda. También se evaluaron los posibles efectos adversos del tratamiento con antibióticos.

Antecedentes

La bronquitis aguda es el diagnóstico clínico (basado en signos médicos y síntomas comunicados por el paciente) de una tos aguda, que puede o no estar asociada con tos con moco o esputo. La bronquitis aguda puede ser causada por virus o bacterias. Los síntomas suelen durar dos semanas, pero pueden durar hasta ocho semanas. Habitualmente se recetan antibióticos para tratar la bronquitis aguda, pero pueden tener efectos adversos como náuseas y diarrea, así como causar reacciones más graves en las personas alérgicas. No hay una prueba práctica para distinguir entre la bronquitis bacteriana y la viral.

Características de los estudios

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados que compararon cualquier tratamiento con antibióticos con placebo o ningún tratamiento en pacientes con bronquitis aguda o tos productiva aguda y sin afección pulmonar crónica subyacente. Se incluyeron 17 ensayos con 5099 participantes. Se permitieron los cotratamientos con otros fármacos para aliviar los síntomas cuando los mismos se administraron a todos los pacientes del estudio.

Resultados clave

La evidencia está actualizada hasta el 13 de enero de 2017.

Se encontró evidencia limitada de efectos clínicos beneficiosos para apoyar el uso de antibióticos para la bronquitis aguda. Algunos pacientes tratados con antibióticos se recuperaron un poco más rápido con una reducción de los resultados relacionados con la tos. Sin embargo, esta diferencia puede no tener importancia práctica, ya que equivale a una diferencia de medio día en un período de ocho a diez días. Hubo un aumento pequeño, pero significativo, de los efectos secundarios adversos en los pacientes tratados con antibióticos. Los efectos secundarios más frecuentes fueron náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza y erupción cutánea.

Esta revisión indica que el efecto beneficioso para el paciente del uso de antibióticos para la bronquitis aguda en pacientes por lo demás saludables, es limitado. Se necesitan más estudios de investigación sobre los efectos del uso de antibióticos para la bronquitis aguda en pacientes débiles y de edad avanzada con afecciones crónicas múltiples que tal vez no se hayan incluido en los ensayos existentes. La administración de antibióticos se debe considerar en el contexto de los efectos secundarios potenciales, la administración de fármacos para una enfermedad que desaparece espontáneamente y los costes de la administración de antibióticos, en particular, los efectos perjudiciales potenciales a nivel de la población asociados con el aumento de la resistencia a los antibióticos.

Calidad de la evidencia

En general, la calidad de los ensayos fue buena, sobre todo para los estudios más recientes.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró evidencia limitada de efectos clínicos beneficiosos para apoyar el uso de los antibióticos para la bronquitis aguda. Los antibióticos pueden tener un efecto beneficioso moderado en algunos pacientes como las personas débiles y de edad muy avanzada con multimorbilidades que tal vez no se hayan incluido en los ensayos hasta la fecha. Sin embargo, la magnitud de este efecto beneficioso se debe considerar en el contexto más amplio de los efectos secundarios potenciales, la administración de fármacos para una enfermedad que desaparece espontáneamente, el aumento de la resistencia a los agentes patógenos respiratorios y el coste del tratamiento antibiótico.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aún no están claros los efectos beneficiosos ni los riesgos de los antibióticos para la bronquitis aguda, a pesar de que es una de las enfermedades más frecuentes observadas en la atención primaria.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los antibióticos en cuanto a la mejoría de los resultados y evaluar los efectos adversos del tratamiento antibiótico en pacientes con un diagnóstico clínico de bronquitis aguda.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL 2016, número 11 (consultado el 13 de enero de 2017), MEDLINE (1966 hasta la primera semana de enero de 2017), Embase (1974 hasta el 13 de enero de 2017) y LILACS (1982 hasta el 13 de enero de 2017). También se hicieron búsquedas en la World Health Organization's International Clinical Trials Registry Platform (WHO ICTRP) y en ClinicalTrials.gov el 5 de abril de 2017.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon cualquier tratamiento antibiótico con placebo o ningún tratamiento para la bronquitis aguda o la tos productiva aguda, en pacientes sin enfermedad pulmonar subyacente.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores de la revisión extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos.

Resultados principales: 

No se identificaron nuevos ensayos para su inclusión en esta actualización de 2017. En el análisis primario se incluyeron 17 ensayos con 5099 participantes. La calidad de los ensayos en general fue buena. Durante el seguimiento no hubo diferencias en los participantes considerados con mejoría clínica entre el grupo de antibióticos y placebo (11 estudios con 3841 participantes, riesgo relativo [RR] 1,07; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,99 a 1,15). Los participantes que recibieron antibióticos tuvieron menos probabilidades de presentar tos (cuatro estudios con 275 participantes, RR 0,64; IC del 95%: 0,49 a 0,85; número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional [NNTB] 6) y tos nocturna (cuatro estudios con 538 participantes, RR 0,67; IC del 95%: 0,54 a 0,83; NNTB 7). Los participantes que recibieron antibióticos tuvieron una duración media de la tos más corta (siete estudios con 2776 participantes, diferencia de medias [DM] -0,46 días; IC del 95%: -0,87 a -0,04). Las diferencias en la presencia de tos productiva en el momento del seguimiento y la DM de la tos productiva no alcanzaron significación estadística.

Los participantes tratados con antibióticos tuvieron más probabilidades de mejorar según la evaluación global del médico (seis estudios con 891 participantes, RR 0,61; IC del 95%: 0,48 a 0,79; NNTB 11) y tuvieron menos probabilidades de presentar un examen pulmonar anormal (cinco estudios con 613 participantes, RR 0,54; IC del 95%: 0,41 a 0,70; NNTB 6). Los participantes tratados con antibióticos también tuvieron una reducción de los días en que se sintieron enfermos (cinco estudios con 809 participantes, DM -0,64 días; IC del 95%: -1,16 a -0,13) y de los días con actividad deficiente (seis estudios con 767 participantes, DM -0,49 días; IC del 95%: -0,94 a -0,04). Las diferencias en las proporciones con limitaciones en la actividad en el momento del seguimiento no alcanzaron significación estadística. Hubo una tendencia significativa hacia un aumento de los efectos adversos en el grupo de antibióticos (12 estudios con 3496 participantes, RR 1,20; IC del 95%: 1,05 a 1,36; NNT para un resultado perjudicial adicional 24).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save