Amiodarona versus otras intervenciones farmacológicas para la prevención de la muerte súbita cardíaca

Antecedentes

La muerte súbita cardíaca (MSC) es actualmente una causa importante de muerte. Los pacientes con alto riesgo (principalmente con cualquier tipo de cardiopatía) mueren inesperadamente de causas cardíacas, principalmente de arritmia (un latido irregular). El tratamiento de elección es un dispositivo llamado desfibrilador cardíaco implantable (DCI), pero no está ampliamente disponible en los países de ingresos bajos o medios. La amiodarona, un fármaco antiarrítmico, podría reducir la ocurrencia de estos casos y podría ser una alternativa cuando no está disponible un DCI.

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos científicas de ensayos clínicos que compararan los efectos de la amiodarona versus otros antiarrítmicos o placebo sobre la MSC, la mortalidad y cualquier efecto secundario. Se incluyeron participantes adultos con alto riesgo o que previamente se habían presentado con paro cardíaco súbito, un mal funcionamiento grave del corazón que causa la arritmia. Las pruebas están actualizadas hasta marzo 2015.

Resultados clave

Se encontraron 24 estudios con 9997 participantes. En los participantes con alto riesgo, las pruebas indicaron que la amiodarona puede prevenir la MSC o la mortalidad en comparación con placebo, y que probablemente es mejor que otros antiarrítmicos.

Por otro lado, en los participantes que ya han presentado un paro cardíaco previo, no hay seguridad con respecto a si la amiodarona aumenta o reduce el riesgo de un nuevo episodio de paro cardíaco o muerte.

Además, la amiodarona puede provocar o empeorar los efectos adversos en la glándula tiroides o los pulmones en comparación con placebo u otros antiarrítmicos.

Calidad de la evidencia

La calidad general de las pruebas de estos estudios fue baja.

Conclusiones de los autores: 

Hay pruebas de calidad baja a moderada de que la amiodarona reduce la MSC, la mortalidad cardíaca y por todas las causas en comparación con placebo o ninguna intervención para la prevención primaria, y sus efectos son superiores a otros antiarrítmicos.

No hay seguridad con respecto a que la amiodarona reduzca o aumente la MSC y la mortalidad en la prevención secundaria porque la calidad de las pruebas fue muy baja.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La muerte súbita cardíaca (MSC) es una de las causas principales de muerte cardíaca. Hay dos estrategias principales para prevenirla: el control de los factores de riesgo cardiovasculares y la reducción del riesgo de arritmias ventriculares. Los desfibriladores cardíacos implantables (DCI) constituyen el tratamiento estándar para la prevención primaria y secundaria; sin embargo, no están ampliamente disponibles en ámbitos con recursos limitados. El antiarrítmico amiodarona se ha propuesto como una opción a los DCI.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la amiodarona para la prevención primaria y secundaria en la MSC en comparación con placebo o ninguna intervención u otros fármacos antiarrítmicos en participantes con alto riesgo (prevención primaria) o pacientes que se han recuperado de un paro o un síncope cardíaco debido a taquicardia ventricular / fibrilación ventricular, o TV/FV (prevención secundaria).

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), MEDLINE (OVID), EMBASE (OVID), CINAHL (EBSCO) y en LILACS el 26 marzo 2015. Se revisaron las listas de referencias de los estudios incluidos y las revisiones seleccionadas sobre el tema, se contactó con los autores de los estudios incluidos, se examinaron los congresos relevantes y se realizaron búsquedas en registros de ensayos en curso. No se aplicaron restricciones de idiomas.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios y cuasialeatorios que evaluaron la eficacia de la amiodarona versus placebo, ninguna intervención u otros antiarrítmicos en adultos. Para la prevención primaria se consideraron los participantes con alto riesgo de MSC. Para la prevención secundaria se consideraron los participantes recuperados de paro o síncope cardíaco debido a arritmias ventriculares.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para la inclusión y extrajeron los datos relevantes. Se estableció contacto con los autores de los ensayos para obtener datos faltantes. Se realizaron metanálisis mediante el modelo de efectos aleatorios. Para los resultados dicotómicos se calcularon los cocientes de riesgos (CR) con intervalos de confianza (IC) del 95%. Tres estudios incluyeron más de una comparación.

Resultados principales: 

Se incluyeron 24 estudios (9997 participantes). Diecisiete estudios evaluaron la amiodarona para la prevención primaria y seis para la prevención secundaria. Solamente tres estudios utilizaron un DCI de forma concomitante con amiodarona para la comparación (todos para la prevención secundaria).

Para la prevención primaria, la amiodarona en comparación con placebo o ninguna intervención (17 estudios, 8383 participantes) redujo la MSC (CR 0,76; IC del 95%: 0,66 a 0,88), la mortalidad cardíaca (CR 0,86; IC del 95%: 0,77 a 0,96) y la mortalidad por todas las causas (CR 0,88; IC del 95%: 0,78 a 1,00). La calidad de las pruebas era baja.

En comparación con otros antiarrítmicos (tres estudios, 540 participantes), la amiodarona redujo la MSC (CR 0,44; IC del 95%: 0,19 a 1,00), la mortalidad cardíaca (CR 0,41; IC del 95%: 0,20 a 0,86) y la mortalidad por todas las causas (CR 0,37; IC del 95%: 0,18 a 0,76). La calidad de las pruebas fue moderada.

Para la prevención secundaria, la amiodarona en comparación con placebo o ninguna intervención (dos estudios, 440 participantes) pareció aumentar el riesgo de MSC (CR 4,32; IC del 95%: 0,87 a 21,49) y de mortalidad por todas las causas (CR 3,05; 1,33 a 7,01). Sin embargo, la calidad de las pruebas fue muy baja. En comparación con otros antiarrítmicos (cuatro estudios, 839 participantes) la amiodarona pareció aumentar el riesgo de MSC (CR 1,40; IC del 95%: 0,56 a 3,52; pruebas de calidad muy baja), pero no hubo efectos sobre la mortalidad por todas las causas (CR 1,03; IC del 95%: 0,75 a 1,42; pruebas de baja calidad).

La amiodarona se asoció con un aumento en los eventos adversos pulmonares y tiroideos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save