¿ Las intervenciones motivacionales ayudan a los fumadores a dejar el hábito?

¿ Las intervenciones motivacionales ayudan a los fumadores a dejar el hábito?

Las intervenciones motivacionales o sus variantes se usan ampliamente para ayudar a las personas a dejar de fumar. Es una técnica de orientación para ayudar a las personas a explorar y resolver sus incertidumbres acerca de cambiar su comportamiento. Procura evitar un enfoque agresivo o de enfrentamiento. Trata de guiar a las personas hacia la decisión de cambiar su comportamiento y a promover la fe en si mismo. Esta revisión halló que las intervenciones motivacionales parecen ser efectivas cuando se ofrecen por médicos generales y por consejeros entrenados. Las sesiones de mayor duración (más de 20 minutos por sesión) fueron más efectivas que las más cortas. Dos o más sesiones de tratamiento parecieron ser levemente más exitosas que una sola sesión de tratamiento, pero ambas tuvieron resultados exitosos. Las pruebas del valor del apoyo telefónico de seguimiento estaban poco claras. Estos resultados deben interpretarse con cuidado debido a las diferencias en la administración y en el contenido del tratamiento, y porque las pruebas no son completas.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones motivacionales pueden ayudar a los fumadores a abandonar el hábito. Sin embargo, los resultados se deben interpretar con cuidado debido a las diferencias de la calidad de los estudios, la fidelidad al tratamiento y de la posibilidad de sesgo de publicación o de informe selectivo.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Las intervenciones motivacionales (IM) constituyen un estilo de orientación centrado en el paciente y basada en la fijación de pautas y diseñado para ayudar a las personas a explorar y resolver la ambivalencia acerca del cambio de comportamiento. Se desarrolló como un tratamiento para el abuso del alcohol, pero puede ayudar a los fumadores a intentar dejar de fumar exitosamente.

Objetivos: 

Determinar los efectos de las intervenciones motivacionales para promover el abandono del hábito de fumar.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas de los estudios en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group Specialized Register) con los términos (motivational OR motivation OR motivating OR motivate OR behavi* OR motivat*) y (interview* OR session* OR counsel* OR practi*) en el título o el resumen, o como palabras clave. Fecha de la búsqueda más reciente: Abril 2009.

Criterios de selección: 

Los ensayos controlados aleatorios en los que se ofrecieron intervenciones motivacionales o sus variantes a los fumadores para ayudarlos a abandonar el hábito de fumar.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se extrajeron por duplicado. La principal medida de resultado fue la abstinencia del hábito de fumar después de al menos seis meses de seguimiento. Se utilizó la definición más rigurosa de abstinencia en cada ensayo y las tasas bioquímicamente validadas, cuando estaban disponibles. Los sujetos perdidos durante el seguimiento se analizaron como fumadores que continuaron con el hábito. Se realizó un metanálisis con el uso de un modelo de efectos fijos de Mantel-Haenszel.

Resultados principales: 

Se identificaron 14 estudios publicados entre 1997 y 2008, con más de 10 000 fumadores. Los ensayos se realizaron con una a cuatro sesiones, y la duración de cada sesión variaba de 15 a 45 minutos. Todos menos dos de los ensayos usaron contactos telefónicos de apoyo y complementaron la orientación con materiales de autoayuda. En los ensayos la IM se comparó generalmente con el asesoramiento breve o con la atención habitual. Las intervenciones fueron realizadas por médicos de la atención primaria, médicos del hospital, enfermeras o por consejeros. El metanálisis de las IM versus el asesoramiento breve o la atención habitual produjo un aumento moderado pero significativo del abandono del hábito (RR 1,27; IC del 95%: 1,14 a 1,42). Los análisis de subgrupos indicaron que la IM fue efectiva cuando se administró por los médicos de la atención primaria (RR 3,49; IC del 95%: 1,53 a 7,94) y por los consejeros (RR 1.27; IC del 95%: 1,12 a 1,43), y cuando se realizó con sesiones de mayor duración (más de 20 minutos por sesión) (RR 1,31; IC del 95%: 1,16 a 1,49). Los tratamientos con sesiones múltiples pueden ser ligeramente más efectivos que con una sola sesión, pero ambos regímenes produjeron resultados positivos. Actualmente las pruebas sobre el número óptimo de llamadas de seguimiento están poco claras.

Hubo diferencias entre los ensayos en la fidelidad al tratamiento. Todos los ensayos usaron alguna variante de las intervenciones motivacionales. En los informes de los ensayos a veces faltaban los detalles críticos de las modificaciones realizadas en cada población de estudio particular del entrenamiento de los terapeutas y del contenido de la orientación.

Tools
Information
Compartir/Guardar