Técnicas perineales durante el período expulsivo del trabajo de parto para reducir el traumatismo perineal

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Con frecuencia los partos vaginales están asociados con algún tipo de traumatismo del aparato genital que a veces se puede asociar con problemas significativos para la mujer a corto y a largo plazo. Lo anterior es especialmente cierto cuando se trata de desgarros de tercer y cuarto grado que afectan al esfínter anal o la mucosa y que pueden causar la mayoría de los problemas. El traumatismo perineal puede ocurrir espontáneamente o ser el resultado de una incisión quirúrgica del perineo llamada episiotomía. Para retardar el parto y permitir que el perineo se estire lentamente para prevenir la lesión perineal se utilizan diferentes técnicas e intervenciones perineales. Las matronas y los asistentes del parto utilizan ampliamente el masaje perineal, las compresas calientes y diferentes técnicas de tratamiento perineal. El objetivo de esta revisión fue evaluar el efecto de las técnicas perineales durante el período expulsivo del trabajo de parto sobre la incidencia de traumatismo perineal. Se incluyeron ocho ensayos con asignación aleatoria (con 11 651 mujeres) que se realizaron en ámbitos hospitalarios en seis países. Las participantes en los estudios incluidos fueron mujeres sin complicaciones médicas que esperaban un parto vaginal. Se concluyó que hay pruebas suficientes para apoyar el uso de las compresas calientes para prevenir los desgarros perineales. Las mujeres y las matronas han encontrado aceptable el procedimiento. A partir de los metanálisis se encontró un efecto significativo del uso de las compresas calientes en comparación con ninguna intervención o ninguna compresa caliente sobre la incidencia de los desgarros de tercer y cuarto grado. También se encontró una reducción de los desgarros de tercer y cuarto grado con el masaje del perineo versus ninguna intervención; y con "ninguna intervención" en el perineo versus "una intervención" para reducir la tasa de episiotomías. Los estudios en esta revisión sistemática tienen una variación clínica considerable y los términos "intervención" (hands on), "no intervención" (hands off), "atención estándar" y "apoyo perineal" pueden significar diferentes cosas y no siempre se definieron de forma suficiente. La calidad metodológica de los estudios incluidos también varió.

La pregunta de cómo prevenir los desgarros es complicada e incluye muchos otros factores además de las técnicas perineales que se evalúan aquí, p.ej. la posición de parto, el tejido de las mujeres, la velocidad del parto. Se necesitan más estudios de investigación en este campo para evaluar las técnicas perineales y también para responder las preguntas de los determinantes del traumatismo perineal.

Conclusiones de los autores: 

El uso de las compresas calientes en el perineo se asocia con una reducción en la ocurrencia de traumatismo perineal. Las mujeres y las matronas encontraron aceptable el procedimiento. Por lo tanto, este procedimiento se les puede ofrecer a las mujeres.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La mayoría de los partos vaginales se asocian con algún tipo de traumatismo en el aparato genital. La morbilidad asociada con el traumatismo perineal es significativa, especialmente cuando se trata de desgarros de tercer y cuarto grado. Actualmente se utilizan diferentes técnicas e intervenciones perineales para prevenir el traumatismo perineal. Estas intervenciones incluyen masaje perineal, compresas calientes y técnicas de tratamiento perineal.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar el efecto de las técnicas perineales durante el período expulsivo del trabajo de parto sobre la incidencia de traumatismo perineal.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (20 mayo 2011), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (Cochrane Library 2011, número 2 de 4), MEDLINE (enero 1966 hasta 20 mayo 2011) y en CINAHL (enero 1983 hasta 20 mayo 2011).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados con asignación aleatoria y cuasialeatoria publicados y no publicados que evaluaron cualquier técnica perineal descrita durante el período expulsivo.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para su inclusión, extrajeron los datos y examinaron la calidad metodológica. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron ocho ensayos con 11 651 mujeres asignadas al azar. Hubo un efecto significativo de las compresas calientes en la reducción de los desgarros de tercer y cuarto grado (cociente de riesgos [CR] 0,48, intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,28 a 0,84; dos estudios, 1 525 mujeres). También hubo un efecto significativo que favoreció al masaje perineal versus ninguna intervención ("manos fuera") para reducir los desgarros de tercer y cuarto grado (CR 0,52, IC del 95%: 0,29 a 0,94; dos estudios, 2 147 mujeres). Ninguna intervención (o conducta expectante) versus la intervención no mostró efectos sobre los desgarros de tercer y cuarto grado, pero se observó un efecto significativo de ninguna intervención sobre la reducción de la tasa de episiotomía (CR 0,69, IC del 95%: 0,50 a 0,96; dos estudios, 6 547 mujeres).

Share/Save