Intervenciones para mejorar el cumplimiento con el tratamiento hipotensor ocular

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

Un gran número de personas no usa las gotas oftálmicas como le es indicado.El glaucoma es una enfermedad ocular lentamente progresiva, que puede provocar pérdida grave de la visión. Las gotas indicadas para la presión ocular alta o el glaucoma se dirigen a disminuir la presión con el fin de reducir la tasa de progresión, o prevenir la conversión de presión ocular alta a glaucoma. Es importante que estas gotas oftálmicas se usen de forma continua, en general durante toda la vida. Aproximadamente uno de cada tres pacientes a los que se les indican gotas oftálmicas por primera vez, no obtienen las prescripciones en el primer año e incluso cuando lo hacen no siempre usan las gotas con la frecuencia que deberían. Se considera que esto se debe a varios motivos, por ejemplo, falta de memoria, la prescripción de muchos fármacos, dificultad para colocarse las gotas, falta de conocimiento sobre el glaucoma, un estilo de vida ajetreado y no ver un beneficio.

Esta revisión está basada en ocho estudios que probaron diferentes métodos para ayudar a las personas usar las gotas según lo prescrito. Todos los estudios se realizaron en países industrializados (Bélgica, Dinamarca, Francia, Grecia, Islandia, el Japón, Suecia, Suiza, Reino Unido y EE.UU.) e incluyeron a participantes de clínicas de consultas externas. Se incluyeron las siguientes intervenciones: simplificar la administración de las gotas, dispositivos recordatorios, información acerca del glaucoma y asesoramiento con respecto a los problemas habituales con el cuidado de la vista. Los estudios que combinaron la provisión de información sobre el glaucoma y las gotas oftálmicas con otras intervenciones, como ayudar a los pacientes con una instilación adecuada de las gotas oftálmicas como parte de la rutina diaria, parecen ser más satisfactorios. Lamentablemente, no todos estos estudios fueron de alta calidad y, por lo tanto, hasta que se disponga de más pruebas no se puede recomendar un método particular. Se necesitan investigaciones de buena calidad en esta área para adquirir una mejor comprensión acerca de las necesidades de cada paciente y para proporcionar servicios de cuidado de la vista más efectivos.

Conclusiones de los autores: 

Aunque las intervenciones complejas que comprenden la educación de pacientes combinada con intervenciones personalizadas de cambios de comportamiento, incluida la adaptación de las rutinas diarias para promover el cumplimiento de las gotas oftálmicas, pueden mejorar el cumplimiento con la medicación del glaucoma, en general no hubo suficientes pruebas para recomendar una intervención en particular. Las intervenciones variaron entre los estudios y ninguno de los estudios incluidos informó el costo de la intervención. Los regímenes farmacológicos simplificados también podrían ser beneficiosos; aunque, como ya se mencionó, los estudios publicados actuales no aportan pruebas definitivas. Los futuros estudios deberán realizar seguimientos de al menos un año y tal vez les convenga utilizar resultados estandarizados.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El cumplimiento deficiente del tratamiento constituye un problema de asistencia sanitaria importante, especialmente en los pacientes con enfermedad crónica como glaucoma de ángulo abierto. El fracaso del tratamiento posiblemente necesite cambios injustificados del tratamiento farmacológico, mayor gasto de asistencia sanitaria y un mayor riesgo para el paciente si se requiere una intervención quirúrgica. La simplificación de los regímenes de gotas oftálmicas, una información adecuada, enseñar técnicas de instilación y el apoyo continuo según las necesidades del paciente posiblemente tengan un efecto positivo en la mejoría del cumplimiento.

Objetivos: 

Resumir los efectos de las intervenciones para la mejoría del cumplimiento del tratamiento de reducción de la presión ocular en las personas con hipertensión ocular (HTO) o glaucoma.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión) (The Cochrane Library 2012, número 6), MEDLINE (junio de 1946 hasta junio de 2012), EMBASE (junio de 1980 hasta junio de2012), Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL) (junio de 1937 hasta junio de 2012), PsycINFO (1806 hasta junio de 2012), PsycEXTRA (1908 hasta junio de 2012), Web of Science (1970 hasta junio de 2012), ZETOC (1993 hasta junio de2012), OpenGrey (System for Information on Grey Literature in Europe) (www.opengrey.eu/), the metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov) y la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se realizaron restricciones de fecha o lengua en las búsquedas electrónicas de ensayos. La última búsqueda en las bases de datos electrónicas fue el dia 26 de junio 2012. No se realizaron búsquedas en el National Research Register (NNR) debido a que este recurso se archivó. Se estableció contacto con los fabricantes farmacéuticos para solicitarles datos no publicados y se realizaron búsquedas en las actas de congresos de la Association for Research in Vision and Ophthalmology (ARVO), y el Annual Congress for the Royal College of Ophthalmologists (RCO).

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios que compararon intervenciones para mejorar el cumplimiento del tratamiento hipotensor ocular en los pacientes con HTO o glaucoma.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos autores evaluaron de forma independiente la elegibilidad de los resultados de la búsqueda y extrajeron datos para los ensayos incluidos en formularios específicamente diseñados. No se combinaron los datos debido a la heterogeneidad clínica y metodológica.

Resultados principales: 

Dieciséis ensayos (1565 participantes) cumplieron los criterios de inclusión. Siete estudios investigaron alguna modalidad de educación del paciente. En seis de los estudios, esta educación se combinó con otras intervenciones de cambios de comportamiento, incluida la adaptación de las rutinas diarias para promover el cumplimiento de las gotas oftálmicas. Ocho estudios compararon diferentes regímenes farmacológicos (uno de estos ensayos también comparó la monitorización abierta y enmascarada) y un estudio investigó un dispositivo del recordatorios. Los estudios eran de calidad variable y algunos tenían un riesgo de sesgo importante; en general, la duración del seguimiento fue corta; de menos de seis meses, solamente dos estudios tuvieron un seguimiento de 12 meses. Se informaron diferentes intervenciones y resultados, por lo tanto, no se pudo producir una estimación global del efecto. Los tres estudios aportaron algunas pruebas de que la educación combinada con las intervenciones personalizadas, o sea, las intervenciones más complejas, mejoraban el cumplimiento del tratamiento hipotensor ocular. La información sobre los otros resultados era más escasa, como la presión intraocular y la persistencia, además no hubo datos sobre los defectos del campo visual, la calidad de vida y el costo. Hubo escasas pruebas acerca de si los pacientes con regímenes farmacológicos más simples tenían más probabilidades de cumplir o persistir con el tratamiento hipotensor ocular. Un problema particular fue la interpretación de los estudios cruzados, que en general no se informaron debidamente. Un estudio investigó un dispositivo de recordatorios y monitorización, pero el estudio era pequeño y poco convincente.

Compartir/Guardar