Inyección de esteroides de características antiangiogénicas durante la cirugía para el tratamiento de la degeneración macular neovascular senil

Esteroides con propiedades antiangiogénicas para tratar la degeneración macular neovascular senil.

La degeneración macular senil (DMS) neovascular se asocia con pérdida rápida de la visión debido al crecimiento anormal de los vasos sanguíneos en la mácula. Los corticosteroides que reducen este crecimiento de los vasos sanguíneos han sido probados para el tratamiento de tal pérdida de visión. Esta revisión incluye tres ensayos que evalúan dos tipos diferentes de esteroides, acetónido de triamcinolona y acetato de anecortave, para el tratamiento de la DMS neovascular. Un ensayo no encontró pruebas de beneficio con la triamcinolona intravitreal 4 mg. Un ensayo halló que el depósito yuxtaescleral posterior de acetato de anecortave 15 mg puede ser eficaz para prevenir la pérdida de visión grave. Sin embargo, se requiere investigación adicional para confirmar la eficacia del acetato de anecortave debido al pequeño tamaño de la muestra y a la alta tasa de deserción del estudio examinado.

Conclusiones de los autores: 

En general, hay pruebas débiles en cuanto a los beneficios y los daños de los esteroides con propiedades antiangiogénicas para tratar la DMS neovascular con sólo tres ensayos publicados de calidad variable. La inyección de triamcinolona intravitreal para la DMS neovascular no parece prevenir la pérdida de visión grave, y se asocia con PIO elevada y mayor riesgo de formación de cataratas. El acetato de anecortave 15 mg puede tener un leve beneficio en la estabilización de la visión, pero se necesitan pruebas de mejor calidad adicionales. Todavía no se determinó la función de los esteroides en combinación con otras modalidades de tratamiento.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La degeneración macular senil (DMS) neovascular se asocia con rápida pérdida de visión debida a la neovascularización coroidea (NVC), pérdida y cicatrización. Los esteroides han adquirido atención en su función para el tratamiento de la DMS neovascular por sus propiedades antiangiogénicas y antiinflamatorias.

Objetivos: 

Esta revisión procura examinar los efectos de los esteroides con propiedades antiangiogénicas en el tratamiento de la DMS neovascular.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas de ensayos en CENTRAL, MEDLINE, EMBASE y LILACS el 2 de octubre 2006.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos clínicos controlados aleatorios de esteroides intra y perioculares en personas con diagnóstico de DMS neovascular.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores de la revisión extrajeron los datos y evaluaron la calidad de los ensayos de forma independiente. No se agruparon los datos, ya que los estudios incluidos evaluaron comparaciones diferentes.

Resultados principales

Se informó el riesgo de pérdida de tres o más líneas de visión a los 12 meses - "pérdida de visión". Un ensayo (139 personas asignadas al azar) informó que una dosis única de triamcinolona intravitreal (n = 75) (4 mg) no tenía ningún efecto significativo sobre el riesgo de pérdida de visión en comparación con placebo (n = 76). (Cociente de riesgos de pérdida de la visión 0,97; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,74 a 1,26). Los ojos tratados con triamcinolona tenían mayor probabilidad de desarrollar cataratas y experimentar mayor presión intraocular (PIO) en comparación con los ojos sin tratar. Un ensayo (128 personas asignadas al azar) informó los efectos del acetato de anecortave (dosis única de 3 mg [n = 32], 15 mg [n = 33] o 30 mg [n = 33] con nuevo tratamiento cada seis meses si está indicado) en comparación con placebo (n = 30). Cociente de riesgos de pérdida de la visión 0,80 (IC del 95%: 0,45 a 1,45) en el grupo de 3 mg; 0,45 (IC del 95%: 0,21 a 0,97) en el grupo de 15 mg y 0,91 (IC del 95%: 0,52 a 1,58) en el grupo de 30 mg. Los efectos secundarios fueron similares en todos los grupos de tratamiento y el grupo de anecortave tenía una incidencia algo mayor de la sensación de cuerpo extraño en comparación con placebo. Hubo una alta tasa de pérdidas durante el seguimiento. El análisis final puede haber estado sujeto al sesgo de selección ya que se excluyeron los participantes que no fueron seleccionados para el nuevo tratamiento, posiblemente con empeoramiento de la enfermedad. También hubo una posibilidad del error tipo I debido a comparaciones estadísticas múltiples. El tamaño de la muestra se calculó sobre la base de una única comparación de dos sentidos, pero se analizaron y se presentaron tres comparaciones de dos sentidos. Un ensayo informó que el acetato de anecortave (n = 263) (15 mg administrado al comienzo del estudio y a los seis meses) dio resultados similares al tratamiento fotodinámico (n = 267) (cociente de riesgos de pérdida de la visión 1,08; IC del 95%: 0,91 a 1,29).

Conclusiones de los autores

En general, hay pruebas débiles en cuanto a los beneficios y los daños de los esteroides con propiedades antiangiogénicas para tratar la DMS neovascular con sólo tres ensayos publicados de calidad variable. La inyección de triamcinolona intravitreal para la DMS neovascular no parece prevenir la pérdida de visión grave, y se asocia con PIO elevada y mayor riesgo de formación de cataratas. El acetato de anecortave 15 mg puede tener un leve beneficio en la estabilización de la visión, pero se necesitan pruebas de mejor calidad adicionales. Todavía no se determinó la función de los esteroides en combinación con otras modalidades de tratamiento.

Esta revisión debería citarse como:Geltzer A, Turalba A, Vedula SSLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se informó el riesgo de pérdida de tres o más líneas de visión a los 12 meses - "pérdida de visión". Un ensayo (139 personas asignadas al azar) informó que una dosis única de triamcinolona intravitreal (n = 75) (4 mg) no tenía ningún efecto significativo sobre el riesgo de pérdida de visión en comparación con placebo (n = 76). (Cociente de riesgos de pérdida de la visión 0,97; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,74 a 1,26). Los ojos tratados con triamcinolona tenían mayor probabilidad de desarrollar cataratas y experimentar mayor presión intraocular (PIO) en comparación con los ojos sin tratar. Un ensayo (128 personas asignadas al azar) informó los efectos del acetato de anecortave (dosis única de 3 mg [n = 32], 15 mg [n = 33] o 30 mg [n = 33] con nuevo tratamiento cada seis meses si está indicado) en comparación con placebo (n = 30). Cociente de riesgos de pérdida de la visión 0,80 (IC del 95%: 0,45 a 1,45) en el grupo de 3 mg; 0,45 (IC del 95%: 0,21 a 0,97) en el grupo de 15 mg y 0,91 (IC del 95%: 0,52 a 1,58) en el grupo de 30 mg. Los efectos secundarios fueron similares en todos los grupos de tratamiento y el grupo de anecortave tenía una incidencia algo mayor de la sensación de cuerpo extraño en comparación con placebo. Hubo una alta tasa de pérdidas durante el seguimiento. El análisis final puede haber estado sujeto al sesgo de selección ya que se excluyeron los participantes que no fueron seleccionados para el nuevo tratamiento, posiblemente con empeoramiento de la enfermedad. También hubo una posibilidad del error tipo I debido a comparaciones estadísticas múltiples. El tamaño de la muestra se calculó sobre la base de una única comparación de dos sentidos, pero se analizaron y se presentaron tres comparaciones de dos sentidos. Un ensayo informó que el acetato de anecortave (n = 263) (15 mg administrado al comienzo del estudio y a los seis meses) dio resultados similares al tratamiento fotodinámico (n = 267) (cociente de riesgos de pérdida de la visión 1,08; IC del 95%: 0,91 a 1,29).

Tools
Information
Compartir/Guardar