Supresión androgénica intermitente versus continua para el cáncer de próstata

Evaluar la efectividad y la seguridad de la supresión androgénica intermitente en comparación con la supresión androgénica continua para el tratamiento del cáncer de próstata.

Después del cáncer de pulmón, el cáncer de próstata es la causa más frecuente de muerte entre los hombres. La American Cancer Society calcula que se diagnosticaron 234 460 casos nuevos de cáncer de próstata y 27 350 hombres murieron de esta enfermedad en los Estados Unidos en 2006 (ACS 2006). El tratamiento del cáncer de próstata en estadio inicial que se considera que está limitado a la glándula de la próstata incluye: prostatectomía radical, radioterapia de haz externo o intersticial y conducta expectante. Se considera que el tratamiento de supresión androgénica (TSA) para reducir la testosterona sérica circulante y la progresión de la enfermedad es la base principal del tratamiento de hombres con cáncer de próstata avanzado.

En esta revisión se incluyeron cinco estudios con 1 382 pacientes. Todos los estudios incluidos consideraron casos de cáncer de la próstata avanzado (T3 o T4). Ningún estudio tuvo un tamaño y una duración adecuados. Se informaron pocos eventos y no evaluaron la supervivencia específica de la enfermedad o la enfermedad metastásica. Solamente un estudio evaluó las medidas de resultado bioquímicas. Los estudios informaron principalmente eventos adversos. No existen datos para la efectividad relativa de la SAI versus SAC para la supervivencia general, la supervivencia específica del cáncer de próstata, la progresión de la enfermedad, o la calidad de vida. La información limitada sugiere que es posible que la SAI haya reducido levemente los eventos adversos. En Hering 2000, la SAI (18 de cada 25 versus 18/18) parece ser apenas más favorable que la SAC para controlar la impotencia. En términos generales, la SAI fue también tan efectiva como la SAC en cuanto a la potencia, pero fue superior durante el intervalo de ciclos (96%). Se necesitan más estudios.

Conclusiones de los autores: 

Los datos de los ECAs que comparaban la SAI con la SAC están limitados por un tamaño de la muestra pequeño y una duración corta. No existen datos para la efectividad relativa de SAI versus SAC en cuanto a la supervivencia general, la supervivencia específica del cáncer de próstata, o la progresión de la enfermedad. La información limitada sugiere que es posible que la SAI haya reducido levemente los eventos adversos. En términos generales, la SAI fue también tan efectiva como la SAC en cuanto a la potencia, pero fue superior durante el intervalo de ciclos (96%).

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Después del cáncer de pulmón, el cáncer de próstata es la causa más frecuente de muerte entre los hombres. El objetivo del tratamiento es prevenir la morbilidad y la mortalidad de relacionados con la enfermedad al mismo tiempo que se minimizan los eventos adversos relacionados a la intervención. Se considera que el tratamiento de supresión androgénica (TSA) para reducir la testosterona sérica circulante y la progresión de la enfermedad es la base principal del tratamiento de hombres con cáncer de próstata avanzado. Se ha utilizado cada vez más para el estadio inicial de la enfermedad a pesar de una falta de pruebas de efectividad.

Objetivos: 

Evalúa la efectividad y la seguridad de la supresión androgénica intermitente (SAI) en comparación con la supresión androgénica continua para el tratamiento del cáncer de próstata.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en las siguientes bases de datos para identificar ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios que comparaban la supresión androgénica intermitente y continua en el tratamiento de cualquier estadio del cáncer de próstata: El Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (The Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL); EMBASE y LILACS.

Criterios de selección: 

Los estudios se incluyeron si eran aleatorios o cuasialeatorios y comparaban los efectos de SAI versus SAC.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores seleccionaron los ensayos relevantes, evaluaron la calidad metodológica y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron cinco estudios aleatorios que incluían 1 382 pacientes. Todos los estudios incluidos comprendieron al cáncer de próstata avanzado (T3 o T4), contaron con poblaciones relativamente pequeñas y tuvieron una duración corta. Se informaron pocos eventos y no evaluaron la supervivencia específica de la enfermedad o la enfermedad metastásica. Solamente un estudio (N = 77) evaluó las medidas de resultado bioquímicas. Un análisis de subgrupos no encontró diferencias significativas en la progresión bioquímica (definida por los autores como PSA = 10 ng/ml) entre SAI y SAC para las puntuaciones de Gleason 4 a 6, 7 y 8 a 10, Para los pacientes con una puntuación de Gleason > 6, la reducción en la progresión bioquímica favoreció al grupo de SAI (RR: 0,10; IC del 95%: 0,01 a 0,67; p = 0,02). Los estudios informaron principalmente eventos adversos. Un ensayo (N = 43) no encontró diferencias en los efectos adversos (gastrointestinales, ginecomastia y astenia) entre SAI (dos eventos) y SAC (cinco eventos), con excepción de la impotencia, que fue significativamente inferior en el grupo de SAI (RR 0,72; IC del 95%: 0,56 a 0,92; p = 0,008).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Compartir/Guardar