Ayudas con aumento para la lectura en adultos con disminución de la visión

El número de pacientes con disminución de la visión es cada vez mayor a medida que la población envejece. Las ayudas amplificadoras ópticas y electrónicas se suelen prescribir para ayudar a los pacientes a conservar la capacidad de lectura cuando presentan comienzo de pérdida de la visión, pero todavía conservan alguna capacidad para ver. Se examinaron las pruebas del efecto de las ayudas de lectura sobre la capacidad de lectura en pacientes con disminución de la visión, con el objetivo de investigar si hay diferencias en el rendimiento de la lectura mediante dispositivos ópticos convencionales como lupas microscópicas de mano o en un soporte, en comparación con dispositivos ópticos telescópicos o dispositivos electrónicos en soportes, circuitos cerrados de televisión y lupas electrónicas manuales. Las búsquedas abarcaron los estudios publicados hasta enero de 2013.

Se encontraron diez estudios (424 participantes) que compararon el rendimiento de la lectura, principalmente la velocidad de lectura, en adultos que se atienden en servicios para la disminución de la visión. Los pacientes estaban afectados en su mayoría por degeneración macular, que causa pérdida de la visión central y con frecuencia está relacionada con la edad.

Los resultados de los estudios pequeños de calidad moderada o baja no fueron concluyentes, aunque indicaron que la velocidad de lectura fue más rápida con los dispositivos electrónicos manuales o en soportes en comparación con lupas ópticas manuales o en soportes. También indicaron que los dispositivos electrónicos montados en la cabeza funcionaron peor que las lupas ópticas. La tecnología y la versatilidad de los dispositivos electrónicos pueden haberse desarrollado y mejorado ya que estos ensayos se realizaron entre 1991 y 2005.

Un estudio indicó que las lentes prismáticas o los lentes especiales, que a veces se prescriben para tratar de ayudar a los pacientes con pérdida de la visión central a ver los objetos fuera de las áreas de punto ciego, no fueron más efectivos que las lentes convencionales para los pacientes con degeneración macular senil.

Conclusiones de los autores: 

No hay pruebas suficientes sobre el efecto de diferentes tipos de ayudas para la disminución de la visión en el rendimiento de la lectura. Es necesario investigar qué características del paciente predicen el rendimiento con diferentes dispositivos, incluidos los dispositivos electrónicos costosos. Estudios de investigación de mejor calidad también se deben centrar en la evaluación del uso mantenido a largo plazo de cada dispositivo. Los autores de los estudios que prueban varios dispositivos en el mismo paciente deben considerar el diseño e informar los aspectos relacionados con la presentación secuencial y con el diseño similar al cruzado.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

El objetivo de la rehabilitación para la disminución de la visión es permitir que los pacientes retomen o continúen realizando las tareas cotidianas, de las cuales la lectura se considera una de las más importantes. Este objetivo se logra al proporcionarles dispositivos ópticos adecuados y un adiestramiento especial en el uso de las ayudas para la visión residual y la disminución de la visión, que van desde lupas simples hasta amplificadores de imagen de alta potencia.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las ayudas para la lectura en los adultos con disminución de la visión.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL (que contiene el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Trastornos de los Ojos y la Visión [Cochrane Eyes and Vision Group]) (The Cochrane Library 2013, número 1), Ovid MEDLINE, Ovid MEDLINE In-Process and Other Non-Indexed Citations, Ovid MEDLINE Daily, Ovid OLDMEDLINE, (enero de 1950 hasta enero de 2013), EMBASE (enero de 1980 hasta enero de 2013), Latin American and Caribbean Literature on Health Sciences (LILACS) (enero de 1982 hasta enero de 2013), OpenGrey (System for Information on Grey Literature in Europe) (www.opengrey.eu/), el metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (www.controlled-trials.com), ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov/) y la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (www.who.int/ictrp/search/en). No se utilizaron restricciones de fecha o idioma en las búsquedas electrónicas de ensayos. La última búsqueda en bases de datos electrónicas se realizó el 31 de enero de 2013. Se buscó en las listas de referencias de los artículos relevantes y se utilizó el Science Citation Index para encontrar artículos que citaron los estudios incluidos y se estableció contacto con los investigadores y los fabricantes de las ayudas para la disminución de la visión. Se hicieron búsquedas manuales en la British Journal of Visual Impairment desde 1983 hasta 1999 y en la Journal of Visual Impairment and Blindness desde 1976 hasta 1991.

Criterios de selección: 

Esta revisión incluyó ensayos aleatorios y cuasialeatorios que compararan cualquier dispositivo o ayuda utilizada para la lectura con otro dispositivo o ayuda en pacientes de 16 años o más con disminución de la visión, como lo definieron los investigadores del estudio.

Obtención y análisis de los datos: 

Al menos dos revisores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

En la revisión se incluyeron nueve estudios pequeños con un diseño similar al cruzado (crossover) (181 pacientes en total) y un estudio con tres brazos paralelos (243 participantes). Todos los estudios informaron el resultado primario, resultados de la velocidad de lectura.

Dos estudios con 92 participantes encontraron pruebas de calidad baja o moderada que indicaron que la velocidad de lectura es mayor con dispositivos electrónicos montados en soportes o dispositivos electrónicos con la cámara montada en un "ratón" que con lupas, que en estos ensayos generalmente fueron dispositivos montados en soportes o, con menor frecuencia, lupas manuales o lentes microscópicas. En otro estudio de 20 participantes se encontraron pruebas de calidad moderada de que los dispositivos ópticos son mejores que los dispositivos electrónicos montados en la cabeza (cuatro tipos).

Hubo pruebas de baja calidad de tres estudios (93 participantes) de que la lectura mediante dispositivos electrónicos montados en la cabeza es más lenta que con dispositivos electrónicos montados en soportes. La tecnología de los dispositivos electrónicos puede haber cambiado y mejorado desde que se realizaron estos estudios.

Un estudio no indicó diferencias entre una lupa montada difractiva y las lupas refractivas (15 participantes) o aplanáticas (15 participantes).

Un estudio con diez pacientes indicó que varios filtros de color superpuestos no fueron mejores y posiblemente fueron peores que un filtro claro.

Un estudio de brazos paralelos con 243 participantes con degeneración macular senil encontró que las lentes prismáticas a medida o estándar no fueron diferentes de las lentes de lectura convencionales, aunque los datos no permitieron realizar estimaciones precisas del rendimiento.

Tools
Information
Compartir/Guardar