Acetil-l-carnitina para la demencia

No existen pruebas del beneficio de la acetil-l-carnitina para la demencia

La acetil-l-carnitina (ALC) es un derivado de la carnitina y se la describe como poseedora de varias propiedades que pueden ser beneficiosas en la demencia. Los primeros estudios sugerían un efecto beneficioso de la ALC en la cognición y en la conducta en sujetos de edad avanzada. Sin embargo, posteriormente, estudios más grandes no han apoyado estos hallazgos. Los primeros estudios difieren ampliamente de los posteriores en la metodología y en las herramientas de evaluación utilizadas y, por lo tanto, son difíciles de comparar. No existen pruebas de beneficios para la ALC en las áreas de cognición, gravedad de la demencia, capacidad funcional o Impresión Clínica Global como medida categórica. Un efecto beneficioso aparente en la Impresión Clínica Global evaluada como una variable continua puede deberse al azar. En la actualidad, la ALC no se encuentra en uso clínico de rutina.

Conclusiones de los autores: 

Existen pruebas del beneficio de la ALC en la impresión clínica global, pero no existen pruebas, utilizando evaluaciones objetivas, en ninguna otra área de resultado. Dado el gran número de comparaciones realizadas, el resultado estadísticamente significativo pude deberse al azar. En la actualidad, no existen pruebas para recomendar su uso de rutina en la práctica clínica. Aunque la intención de la revisión fue acceder a la ALC para el tratamiento de todas las demencias, los ensayos incluidos se han limitado a los participantes con la enfermedad de Alzheimer. Los datos de pacientes individuales pueden contribuir a los hallazgos, así como los ensayos que incluyen otros tipos de demencia y otros resultados (p.ej. estado de ánimo y calidad de vida del personal encargado de la atención). Sin embargo, las pruebas no sugieren que la ALC pueda demostrar ser un agente terapéutico importante. También se requieren más estudios sobre farmacocinética de la ALC en seres humanos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La demencia es un problema común de salud mental que afecta al 5% de las personas mayores de 65 años. Diversos procesos patológicos se vinculan al deterioro de la memoria en la demencia, en especial aquellos que afectan al sistema neurotransmisor colinérgico. La acetil-l-carnitina (ALC) es un derivado de la carnitina y se la describe como poseedora de varias propiedades que pueden ser beneficiosas en la demencia. Éstas incluyen la actividad de las neuronas colinérgicas, la estabilización de la membrana y la mejoría de la función mitocondrial. Desde la década de 1980 se han realizado estudios sobre los efectos de la ALC, pero todavía no se ha aclarado su eficacia en el deterioro cognitivo. Los primeros estudios sugerían un efecto beneficioso de la ALC en la cognición y en la conducta en sujetos de edad avanzada. Sin embargo, posteriormente, estudios más grandes no han apoyado estos hallazgos. Algunas de las dificultades se encuentran en que los primeros estudios difieren ampliamente de los posteriores en la metodología y en las herramientas de evaluación utilizadas y, por lo tanto, son difíciles de comparar. En la actualidad, la ALC no se encuentra en uso clínico de rutina.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión es establecer si la Acetil-l-carnitina es clínicamente efectiva en el tratamiento de las personas con demencia.

Estrategia de búsqueda: 

Los ensayos se identificaron a partir de una búsqueda en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Specialized Register of the Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group) el 8 de enero de 2003, utilizando los términos "acetyl-l-carnitine", "l-carnitine acetyl ester", "acetylcarnitine".

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorios, doble ciego, que incluyeron a pacientes con demencia en los que el tratamiento con ALC se comparó con un grupo de placebo

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos fueron extraídos por un revisor (SH) y registrados en el software Revman 4.1. Cuando fue posible, se utilizaron datos del tipo intención de tratar (intention-to-treat), pero la mayoría de los análisis fueron de pacientes que completaron el estudio.

Resultados principales: 

Hay 11 ensayos incluidos, todos los cuales habían restringido a los participantes a pacientes con enfermedad de Alzheimer. Todos los ensayos evaluaron los efectos cognitivos de la ALC y, además, seis consideraron la gravedad de la demencia, seis consideraron la capacidad funcional y seis consideraron la impresión clínica global.
Existieron efectos del tratamiento estadísticamente significativos que apoyan a la ALC a las 12 y 24 semanas para los números que muestran una mejoría determinada por la Impresión Clínica Global, [OR 2,33, IC del 95%: 1,25 a 4,35, P < 0,01] y [OR 3,91, IC del 95%: 1,32 a 11,54, P = 0,01], pero no determinada por la CIGIC a las 52 semanas. No existieron pruebas de beneficios para la ALC en las áreas de cognición, gravedad de la demencia, capacidad funcional o Impresión Clínica Global como medida continua.
Se informaron diversos eventos adversos, pero, a partir de los metanálisis, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre el grupo de tratamiento y el grupo de placebo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save