Ejercicio o ejercicio y dieta para la prevención de la diabetes mellitus tipo 2

Esta traducción está desactualizada. Haga clic aquí para ver la última versión en inglés de esta revisión.

La diabetes tipo 2 se caracteriza principalmente por una capacidad reducida de la hormona insulina para estimular la absorción de glucosa en la grasa corporal y en los músculos (resistencia a la insulina) combinada con una secreción insuficiente de insulina que provoca aumento en los niveles de glucosa en la sangre. Se ha mostrado que la reducción del peso y el aumento del gasto energético diario disminuyen la resistencia a la insulina. Hay algunos factores asociados con un mayor riesgo de diabetes tipo 2: las personas con obesidad, diabetes gestacional previa, hipertensión, antecedentes familiares de diabetes tipo 2, dislipidemia y algunos grupos étnicos tienen mayor riesgo. Las personas con "prediabetes" también tienen alto riesgo: tienen niveles anormales de glucosa en la sangre pero no en el rango de diabetes. La prediabetes a menudo precede el desarrollo de la diabetes tipo 2. Se buscaron ensayos que intentaran prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2 en los grupos en riesgo anteriormente mencionados. Se evaluaron los efectos del aumento en la actividad física sola o en combinación con intervenciones dietéticas en la incidencia de la diabetes y otros resultados.

Se incluyeron ocho ensayos con 2 241 participantes asignados al azar a la intervención de ejercicio y dieta y 2 509 participantes a la recomendación estándar. Además, 178 participantes se asignaron al azar a una intervención de ejercicio solo y 167 participantes a una intervención de dieta sola. La duración de las intervenciones en los ensayos varió desde uno a seis años. Las intervenciones variaron entre los estudios pero incluyeron principalmente restricción calórica si la persona presentaba sobrepeso, una ingesta con más fibras, con bajo contenido de grasas (especialmente grasa saturada) y alto contenido de carbohidratos. La actividad física varió pero se recomendó como promedio al menos 150 minutos semanales de caminata enérgica u otras actividades como ciclismo o trote. Las intervenciones se administraron principalmente mediante orientación individual frecuente por un fisioterapeuta, un fisiólogo de ejercicio y un dietista. La incidencia de diabetes se redujo en el 37% (reducción del riesgo relativo) con ejercicio y dieta. Lo anterior tuvo efectos favorables sobre el peso corporal, la circunferencia de la cintura y la presión arterial. Se necesitan más pruebas sobre los efectos del ejercicio solo para la prevención de la diabetes tipo 2. Ningún estudio informó datos relevantes sobre la diabetes y la morbilidad relacionada con los problemas cardiovasculares, la mortalidad por todas las causas y la calidad de vida.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones que tienen como objetivo aumentar el ejercicio, combinadas con dieta, pueden disminuir la incidencia de la diabetes mellitus tipo 2 en grupos de alto riesgo (personas con intolerancia a la glucosa o síndrome metabólico). Es necesario realizar estudios que exploren las intervenciones de ejercicio solamente y estudios que exploren el efecto del ejercicio y la dieta sobre la calidad de vida, la morbilidad y la mortalidad, con énfasis especial en las medidas de resultado cardiovasculares.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La incidencia de la diabetes tipo 2 está asociada con el "Estilo de vida occidentalizado", principalmente en cuanto a hábitos dietéticos y actividad física. Por lo tanto, una intervención de ejercicio y dieta intensiva pudiera prevenir o retrasar la aparición de la diabetes en personas con alto riesgo.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del ejercicio o el ejercicio y la dieta para la prevención de la diabetes mellitus tipo 2.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en The Cochrane Library, MEDLINE, EMBASE, CINAHL, LILACS, SocioFile, bases de datos de ensayos en curso y listas de referencias de revisiones relevantes.

Criterios de selección: 

Los estudios incluidos fueron ensayos controlados aleatorios de intervenciones de ejercicio y dieta de al menos seis meses de duración, así como la incidencia de diabetes informada en personas con riesgo de diabetes tipo 2.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente evaluaron la calidad de los ensayos y extajeron los datos. Se contactó con los autores para obtener datos que faltaban. Para el análisis de los datos sobre la incidencia de la diabetes y las medidas de resultados secundarias se utilizó el metanálisis de efectos aleatorios.

Resultados principales

Se incluyeron ocho ensayos que tenían un brazo de ejercicio más dieta (2 241 participantes) y un brazo de recomendación estándar (2 509 participantes). Dos estudios tenían un brazo de sólo dieta (167 participantes) y uno de ejercicio solo (178 participantes). La duración del estudio varió de uno a seis años. En general, las intervenciones de ejercicio más dieta redujeron el riesgo de diabetes en comparación con las recomendaciones estándar (CR 0,63; IC del 95%: 0,49 a 0,79). También tuvo efectos favorables en cuanto al peso y la reducción del índice de masa corporal, la proporción cintura-cadera y la circunferencia de la cintura. Sin embargo, la heterogeneidad estadística fue muy alta para estas medidas de resultado. El ejercicio y las intervenciones dietéticas tuvieron un efecto muy moderado sobre los lípidos en sangre. Sin embargo, esta intervención mejoró los niveles de presión arterial sistólica y diastólica (diferencia de medias ponderada -4 mmHg; IC del 95%: -5 a -2 y -2 mmHg; IC del 95%: -3 a -1, respectivamente). No se observaron efectos estadísticamente significativos sobre la incidencia de diabetes al comparar las intervenciones de ejercicio solamente con las recomendaciones estándar o con las intervenciones dietéticas solamente. Ningún estudio informó datos relevantes sobre la diabetes y la morbilidad por problemas cardiovasculares, la mortalidad y la calidad de vida.

Conclusiones de los autores

Las intervenciones que tienen como objetivo aumentar el ejercicio, combinadas con dieta, pueden disminuir la incidencia de la diabetes mellitus tipo 2 en grupos de alto riesgo (personas con intolerancia a la glucosa o síndrome metabólico). Es necesario realizar estudios que exploren las intervenciones de ejercicio solamente y estudios que exploren el efecto del ejercicio y la dieta sobre la calidad de vida, la morbilidad y la mortalidad, con énfasis especial en las medidas de resultado cardiovasculares.

Esta revisión debería citarse como:Mauricio Didac, Orozco Leonardo J, Buchleitner Ana Maria, Gimenez-Perez Gabriel, Roqué i Figuls Marta, Richter BerndLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron ocho ensayos que tenían un brazo de ejercicio más dieta (2 241 participantes) y un brazo de recomendación estándar (2 509 participantes). Dos estudios tenían un brazo de sólo dieta (167 participantes) y uno de ejercicio solo (178 participantes). La duración del estudio varió de uno a seis años. En general, las intervenciones de ejercicio más dieta redujeron el riesgo de diabetes en comparación con las recomendaciones estándar (CR 0,63; IC del 95%: 0,49 a 0,79). También tuvo efectos favorables en cuanto al peso y la reducción del índice de masa corporal, la proporción cintura-cadera y la circunferencia de la cintura. Sin embargo, la heterogeneidad estadística fue muy alta para estas medidas de resultado. El ejercicio y las intervenciones dietéticas tuvieron un efecto muy moderado sobre los lípidos en sangre. Sin embargo, esta intervención mejoró los niveles de presión arterial sistólica y diastólica (diferencia de medias ponderada -4 mmHg; IC del 95%: -5 a -2 y -2 mmHg; IC del 95%: -3 a -1, respectivamente). No se observaron efectos estadísticamente significativos sobre la incidencia de diabetes al comparar las intervenciones de ejercicio solamente con las recomendaciones estándar o con las intervenciones dietéticas solamente. Ningún estudio informó datos relevantes sobre la diabetes y la morbilidad por problemas cardiovasculares, la mortalidad y la calidad de vida.

Compartir/Guardar