Termoterapia para el tratamiento de la artritis reumatoide

La termoterapia es una modalidad que se usa con frecuencia para tratar la artritis reumatoide (AR). Las modalidades de la termoterapia incluyen fomentaciones de calor húmedo superficial (bolsas calientes) a diferentes temperaturas, la crioterapia (bolsas de hielo), baños de cera de parafina y baños farádicos. Todos los estudios incluidos en esta revisión (n = 7) son ensayos controlados aleatorios (ECA).

Esta revisión encontró que no hubo efectos significativos para las aplicaciones de bolsas calientes y de hielo y para los baños farádicos, sobre las medidas objetivas de actividad de la enfermedad que incluyen la tumefacción de las articulaciones, el dolor, la ingesta de medicamentos, la amplitud de movimiento, la fuerza de prensión, la función de la mano o la preferencia del paciente en comparación con un tratamiento control (sin tratamiento) o tratamiento activo. Sin embargo, hubo resultados positivos para sólo los baños de cera de parafina para manos artríticas, sobre las medidas objetivas de la amplitud de movimiento, la función del pellizco, la fuerza de prensión, el dolor en el movimiento no resistido y la rigidez en comparación con el control (sin tratamiento) después de cuatro semanas consecutivas de tratamiento.

No hay diferencias significativas entre la cera y el ultrasonido terapéutico o entre la cera y el baño farádico combinado con el ultrasonido para cualquiera de las medidas de resultados. Los revisores llegaron a la conclusión de que la termoterapia se puede usar como un tratamiento paliativo o como un tratamiento complementario combinado con ejercicios para pacientes con AR. Los baños de cera parecen ser especialmente beneficiosos en el tratamiento de manos artríticas. Estas conclusiones están limitadas por consideraciones metodológicas tales como la mala calidad de los ensayos.

Conclusiones de los autores: 

Como tratamiento paliativo se puede utilizar el calor húmedo superficial y la crioterapia. Para efectos beneficiosos a corto plazo para manos artríticas se pueden recomendar los baños de cera de parafina combinados con ejercicios. Estas conclusiones están limitadas por consideraciones metodológicas tales como la mala calidad de los ensayos.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

Los especialistas en rehabilitación utilizan, con frecuencia, la termoterapia como complemento en el tratamiento de la artritis reumatoide (AR).

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las diferentes aplicaciones de termoterapia sobre las medidas objetivas y subjetivas de actividad de la enfermedad en pacientes con AR.

Estrategia de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE, EMBASE, Pedro, Current Contents, Sports Discus y CINAHL hasta 2001 (inclusive September 2001). También se estableció contacto con el Área Cochrane de Rehabilitación y Terapias Relacionadas (Cochrane Field of Rehabilitation and Related Therapies) y el Grupo Cochrane de Enfermedades Musculoesqueléticas (Cochrane Musculoskeletal Review Group) para realizar una búsqueda en sus registros especializados. Se realizó una búsqueda manual en todos los artículos recuperados para la identificación de estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Fueron elegibles los estudios controlados comparativos, tales como los ensayos controlados aleatorios, los ensayos clínicos controlados, los estudios de cohortes o los estudios de casos y controles de la termoterapia en comparación con las intervenciones activas o de control en pacientes con AR. No se aplicó ninguna restricción de idioma. Se aceptaron los resúmenes.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores independientes identificaron los artículos potenciales de las búsquedas en la literatura (VR, LB). Estos revisores extrajeron los datos utilizando formularios de extracción predefinidos. Se alcanzó un acuerdo general en toda la obtención de datos. Dos revisores evaluaron la calidad según una escala de 5 puntos que medía la calidad de la asignación al azar, el doble cegamiento y la descripción de retiros.

Resultados principales

Siete estudios (n=328 participantes), cumplieron los criterios de inclusión. Los resultados de esta revisión sistemática de la termoterapia para la AR, encontraron que no hubo efectos significativos de las aplicaciones de bolsas calientes y de hielo (Ivey 1994), la crioterapia (Rembe 1970) y los baños farádicos (Hawkes 1986) sobre las medidas objetivas de actividad de la enfermedad que incluyen la tumefacción de las articulaciones, el dolor, la ingesta de medicamentos, la amplitud de movimiento (ADM), la fuerza de prensión, la función de la mano en comparación con un control (sin tratamiento) o tratamiento activo.

No hay diferencias significativas entre la cera y el ultrasonido terapéutico así como entre la cera y el baño farádico combinado con el ultrasonido para todos los resultados que se midieron después de una, dos o tres semana/s del tratamiento (Hawkes 1986). No hubo diferencias en cuanto a la preferencia de los pacientes para todos los tipos de termoterapia. No se informaron efectos perjudiciales de la termoterapia.

Conclusiones de los autores

Como tratamiento paliativo se puede utilizar el calor húmedo superficial y la crioterapia. Para efectos beneficiosos a corto plazo para manos artríticas se pueden recomendar los baños de cera de parafina combinados con ejercicios. Estas conclusiones están limitadas por consideraciones metodológicas tales como la mala calidad de los ensayos.

Esta revisión debería citarse como:Robinson V, Brosseau L, Casimiro L, Judd M, Shea B, Wells G, Tugwell PLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Siete estudios (n=328 participantes), cumplieron los criterios de inclusión. Los resultados de esta revisión sistemática de la termoterapia para la AR, encontraron que no hubo efectos significativos de las aplicaciones de bolsas calientes y de hielo (Ivey 1994), la crioterapia (Rembe 1970) y los baños farádicos (Hawkes 1986) sobre las medidas objetivas de actividad de la enfermedad que incluyen la tumefacción de las articulaciones, el dolor, la ingesta de medicamentos, la amplitud de movimiento (ADM), la fuerza de prensión, la función de la mano en comparación con un control (sin tratamiento) o tratamiento activo.

No hay diferencias significativas entre la cera y el ultrasonido terapéutico así como entre la cera y el baño farádico combinado con el ultrasonido para todos los resultados que se midieron después de una, dos o tres semana/s del tratamiento (Hawkes 1986). No hubo diferencias en cuanto a la preferencia de los pacientes para todos los tipos de termoterapia. No se informaron efectos perjudiciales de la termoterapia.

Tools
Information