Teofilina, aminofilina, cafeína y análogos para el accidente cerebrovascular isquémico agudo

La teofilina y los fármacos relacionados, que pueden dilatar los vasos sanguíneos cerebrales, no producen beneficio evidente al comienzo del tratamiento de los accidentes cerebrovasculares causados por coágulos sanguíneos.

La mayoría de los accidentes cerebrovasculares son causados por un coágulo que reduce el flujo sanguíneo en la parte afectada del cerebro. Sin un suministro de sangre adecuado, el cerebro sufre rápidamente un daño que es a menudo irreversible. Los fármacos que pueden mejorar el flujo sanguíneo cerebral quizá reduzcan el daño y mejoren el resultado después del accidente cerebrovascular. La teofilina y los fármacos relacionados tienen la capacidad de alterar el flujo sanguíneo cerebral. Esta revisión sistemática evalúa si este tipo de fármaco mejora el resultado después del accidente cerebrovascular. La revisión identificó dos ensayos pequeños, ninguno de los cuales encontró beneficios. La cantidad limitada de datos significa que no existen pruebas en la actualidad que sugieran que la teofilina y los fármacos relacionados deban usarse en el accidente cerebrovascular agudo.

Conclusiones de los autores: 

No hay suficientes pruebas para evaluar si la teofilina o sus análogos, p.ej. la aminofilina, son seguros y mejoran el resultado en las personas con accidente cerebrovascular isquémico agudo.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La teofilina causa una importante vasoconstricción cerebral que reduce el flujo sanguíneo en las áreas no isquémicas del cerebro y aumenta el flujo sanguíneo secundario alrededor de la región isquémica.
NOTA: Esta revisión cubre un área en la que no se está realizando una investigación activa. Será actualizada cuando se disponga de información relevante, p.ej. al terminar un estudio apropiado.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar el efecto de la teofilina y sus análogos, la aminofilina y la cafeína, en pacientes con accidente cerebrovascular isquémico agudo confirmado o presunto.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Accidentes Cerebrales Vasculares (Cochrane Stroke Group Trials Register) (última búsqueda: noviembre de 2003). Para la primera versión también buscamos en EMBASE (de 1980 a 1999), MEDLINE (de 1966 a 1999) y el Science Citation Index (de 1981 a 1999). Se estableció contacto con los principales investigadores de los ensayos identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorios con teofilina o compuesto análogo comparado con placebo o control, en personas con accidente cerebrovascular isquémico agudo confirmado o presunto. Se incluyeron los ensayos en los que el tratamiento empezaba en la primera semana después del inicio del accidente cerebrovascular.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres revisores cumplieron con los criterios de inclusión, evaluaron la calidad del ensayo y obtuvieron los datos para la primera versión. La revisión fue actualizada por un revisor.

Resultados principales

Se incluyeron dos ensayos de sólo 119 pacientes; se excluyeron seis estudios. La calidad del ensayo fue buena. Ambos ensayos investigaron la aminofilina. Cuando fue posible, se hizo un análisis por intención de tratar. No se observó diferencia significativa en la mortalidad temprana (dentro de las cuatro semanas) entre la aminofilina y el placebo, aunque los intervalos de confianza fueron amplios (odds-ratio [OR]: 1,12; intervalo de confianza del 95% [IC]: 0,49 a 2,56). No hubo diferencia significativa en la muerte temprana y el deterioro (OR: 0,87; IC del 95%: 0,41 a 1,88). El tratamiento no redujo significativamente la muerte o la discapacidad en los 73 pacientes de un ensayo (OR: 0,64; IC del 95%: 0,24 a 1,68). Los datos sobre muerte tardía y discapacidad no estaban en un formato adecuado para el análisis. No hubo datos sobre calidad de vida.

Conclusiones de los autores

No hay suficientes pruebas para evaluar si la teofilina o sus análogos, p.ej. la aminofilina, son seguros y mejoran el resultado en las personas con accidente cerebrovascular isquémico agudo.

Esta revisión debería citarse como:Bath PMWLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron dos ensayos de sólo 119 pacientes; se excluyeron seis estudios. La calidad del ensayo fue buena. Ambos ensayos investigaron la aminofilina. Cuando fue posible, se hizo un análisis por intención de tratar. No se observó diferencia significativa en la mortalidad temprana (dentro de las cuatro semanas) entre la aminofilina y el placebo, aunque los intervalos de confianza fueron amplios (odds-ratio [OR]: 1,12; intervalo de confianza del 95% [IC]: 0,49 a 2,56). No hubo diferencia significativa en la muerte temprana y el deterioro (OR: 0,87; IC del 95%: 0,41 a 1,88). El tratamiento no redujo significativamente la muerte o la discapacidad en los 73 pacientes de un ensayo (OR: 0,64; IC del 95%: 0,24 a 1,68). Los datos sobre muerte tardía y discapacidad no estaban en un formato adecuado para el análisis. No hubo datos sobre calidad de vida.

Tools
Information