Nimodipina para la demencia degenerativa primaria, mixta y vascular

Pruebas sobre el beneficio a corto plazo de la nimodipina para personas con demencia

La eficacia de la nimodipina, antagonista de los canales de calcio, se evaluó en los ensayos controlados aleatorios para el tratamiento de la demencia, en particular por la enfermedad de Alzheimer y demencia por infartos múltiples, formas más comunes de demencia en personas mayores. Las razones de su uso incluyen la restricción del ingreso de iones de calcio en las neuronas, y, una vasodilatación para mejorar el flujo sanguíneo en el cerebro. Esta revisión encontró pruebas sobre el beneficio a corto plazo atribuible a la nimodipina, principalmente en las medidas de la función cognitiva e impresión global pero no en las actividades de la vida diaria, para pacientes con demencia degenerativa, por infartos múltiples, y demencia mixta. La nimodipina se tolera bien con una tasa baja de los efectos adversos similares a los asociados con el placebo.

Conclusiones de los autores: 

La nimodipina puede resultar beneficiosa para el tratamiento de pacientes con características de demencia debido a enfermedades no clasificadas o Alzheimer, enfermedades cerebrovasculares y enfermedades cerebrovasculares y de Alzheimer mixtas. El fármaco se tolera bien con pocos efectos secundarios. No estaban disponibles los datos de varios ensayos, que incluyeron un total de 500 pacientes. Es aconsejable un metanálisis sobre los datos de pacientes individuales de todos los ensayos. La demencia es un trastorno crónico y los beneficios a corto plazo de la nimodipina demostrado en los ensayos revisados no justifican su uso como fármaco a largo plazo para la demencia. Las nuevas investigaciones se deben centrar en los resultados a largo plazo.

Leer el resumen completo...
Antecedentes: 

La demencia es un síndrome asociado comúnmente con la edad debido a la enfermedad de Alzheimer (EA) o enfermedades cerebrovasculares.

El calcio tiene una función importante en la regulación de las funciones cerebrales. Los iones de calcio vinculan la excitación de las membranas con las respuestas moleculares intracelulares posteriores. Los cambios asociados con la edad en la homeostasis de calcio tienen posibles repercusiones en las funciones corticales superiores. La nimodipina es un antagonista de los canales del calcio isopropílico que fácilmente atraviesa la barrera hematoencefálica. Su acción principal es reducir el número de canales de calcio abiertos en las membranas de las células, y así restringir el ingreso de iones de calcio en las células.

Existen todavía controversias acerca de la utilidad de la nimodipina en pacientes con la enfermedad de Alzheimer, demencia vascular y demencia no especificada. A pesar de las incertidumbres acerca de su eficacia en la demencia, actualmente la nimodipina se prescribe con frecuencia para el deterioro cognitivo y la demencia en varios países del continente europeo.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia clínica de la nimodipina para las manifestaciones de demencia, en enfermedades no clasificadas y en los subtipos principales - enfermedad de Alzheimer, enfermedades cerebrovasculares, enfermedades cerebrovasculares y de Alzheimer mixtas.

Estrategia de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas por última vez el tres de agosto de 2001 en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Demencia y Trastornos Cognitivos (Cochrane Dementia and Cognitive Improvement Group's Specialized Register) - que contiene informes de los ensayos de las principales bases de datos médicas y varias bases de datos de ensayos - mediante el término "nimodipina".

Criterios de selección: 

Todos los ensayos con asignación al azar, sin factores de confusión, a doble ciego, en los que el tratamiento con nimopidina se administró durante más de un día y se comparó con el placebo en pacientes con demencia, demencia del tipo Alzheimer, demencia por una enfermedad cerebrovascular o demencia por Alzheimer y enfermedades cerebrovasculares mixta.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se obtuvieron en forma independiente, y se calcularon los odds ratios (IC del 95%) o la diferencia promedio (IC del 95%). Se obtuvieron resultados de intención-de-tratar (intention-to.treat) y del tratamiento.

Resultados principales

Se incluyeron 14 ensayos que evaluaron dos regímenes de tratamiento, 90 mg/día y 180 mg/día de nimodipina durante 12 y 24 semanas. Dos ensayos incluyeron sólo a pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA), nueve ensayos incluyeron sólo pacientes con demencia cerebrovascular (DCV), y tres ensayos incluyeron a pacientes con enfermedad de EA, DCV y mixta. Los datos de resultado disponibles de nueve ensayos (2492 pacientes) abarcan dominios de la función cognitiva, actividades de la vida diaria, estado clínico general, seguridad y tolerancia. Mediante la combinación de los datos disponibles de todos los ensayos, cualquiera que sea el diagnóstico de los pacientes incluido, esta revisión encontró beneficios asociados con la nimodipina (90 mg/día durante 12 semanas) en comparación con el placebo en la escala de SCAG (DMP: -7,59; IC del 95%: 9,87; -5,31; P

Las tasas de abandono fueron bajas en los ensayos, lo que afectó a proporciones similares del tratamiento y los grupos de placebo. La nimodipina se tolera bien con una tasa baja de los efectos adversos similares a los asociados con el placebo. Se produjeron eventos cerebrovasculares adversos un poco más graves, y eventos adversos debidos a problemas sanguíneos, que se asociaron más con el placebo que con la nimodipina. Los eventos adversos autónomos fueron más comunes con la nimodipina que con el placebo.

Conclusiones de los autores

La nimodipina puede resultar beneficiosa para el tratamiento de pacientes con características de demencia debido a enfermedades no clasificadas o Alzheimer, enfermedades cerebrovasculares y enfermedades cerebrovasculares y de Alzheimer mixtas. El fármaco se tolera bien con pocos efectos secundarios. No estaban disponibles los datos de varios ensayos, que incluyeron un total de 500 pacientes. Es aconsejable un metanálisis sobre los datos de pacientes individuales de todos los ensayos. La demencia es un trastorno crónico y los beneficios a corto plazo de la nimodipina demostrado en los ensayos revisados no justifican su uso como fármaco a largo plazo para la demencia. Las nuevas investigaciones se deben centrar en los resultados a largo plazo.

Esta revisión debería citarse como:López-Arrieta, Birks JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 14 ensayos que evaluaron dos regímenes de tratamiento, 90 mg/día y 180 mg/día de nimodipina durante 12 y 24 semanas. Dos ensayos incluyeron sólo a pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA), nueve ensayos incluyeron sólo pacientes con demencia cerebrovascular (DCV), y tres ensayos incluyeron a pacientes con enfermedad de EA, DCV y mixta. Los datos de resultado disponibles de nueve ensayos (2492 pacientes) abarcan dominios de la función cognitiva, actividades de la vida diaria, estado clínico general, seguridad y tolerancia. Mediante la combinación de los datos disponibles de todos los ensayos, cualquiera que sea el diagnóstico de los pacientes incluido, esta revisión encontró beneficios asociados con la nimodipina (90 mg/día durante 12 semanas) en comparación con el placebo en la escala de SCAG (DMP: -7,59; IC del 95%: 9,87; -5,31; P

Las tasas de abandono fueron bajas en los ensayos, lo que afectó a proporciones similares del tratamiento y los grupos de placebo. La nimodipina se tolera bien con una tasa baja de los efectos adversos similares a los asociados con el placebo. Se produjeron eventos cerebrovasculares adversos un poco más graves, y eventos adversos debidos a problemas sanguíneos, que se asociaron más con el placebo que con la nimodipina. Los eventos adversos autónomos fueron más comunes con la nimodipina que con el placebo.

Tools
Information