Podcast: La exactitud de diferentes métodos no invasivos para identificar Helicobacter pylori

Las revisiones Cochrane sobre la precisión de las pruebas diagnósticas (del inglés, Cochrane Diagnostic Test Accuracy) reúnen la evidencia que debería ayudar a los profesionales a elegir la manera más adecuada de diagnosticar una enfermedad o afección. Este es ahora el caso de la bacteria estomacal, Helicobacter pylori. Le pedimos a Lawrence Best de la Facultad de Medicina de la UCL de Londres, Inglaterra, que nos informe sobre los hallazgos de esta revisión de marzo de 2018.

Este podcast ha sido traducido por Elisenda Parellada y grabado por Salomé Planas, del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

Narradora: Las revisiones Cochrane sobre la precisión de las pruebas diagnósticas (del inglés, Cochrane Diagnostic Test Accuracy) reúnen la evidencia que debería ayudar a los profesionales a elegir la manera más adecuada de diagnosticar una enfermedad o afección. Este es ahora el caso de la bacteria estomacal, Helicobacter pylori. Le pedimos a Lawrence Best de la Facultad de Medicina de la UCL de Londres, Inglaterra, que nos informe sobre los hallazgos de esta revisión de marzo de 2018.
Este podcast ha sido traducido por Elisenda Parellada y grabado por Salomé Planas, del Centro Cochrane Iberoamericano.

Lawrence: La Helicobacter pylori es un tipo de bacteria que está presente en el estómago de algunas personas. Se cree que causa una serie de cánceres, incluyendo cáncer de estómago, de páncreas y de garganta; y también está relacionado con otros problemas como úlceras estomacales, reflujo gástrico o acidez y con una sensación de hinchazón.
Descubrir si alguien tiene Helicobacter pylori permite iniciar un tratamiento. Las pruebas se pueden hacer de diferentes maneras. La forma más precisa es mediante una biopsia endoscópica que utiliza un tubo delgado y flexible llamado endoscopio para extraer el tejido del estómago que, posteriormente, se examina bajo el microscopio. Sin embargo, aunque esta es, actualmente, la prueba más precisa disponible, causa molestias físicas y se asocia con un riesgo muy pequeño de dañar al paciente. Existen otras pruebas no invasivas que son mucho más cómodas y tienen un riesgo mínimo o nulo de daño, lo que las convertiría en alternativas convenientes si se pudiera demostrar que son tan precisas como la biopsia endoscópica.
Por eso hicimos esta revisión, en la que comparamos la precisión de tres pruebas comunes no invasivas para diagnosticar Helicobacter pylori. En concreto, son la prueba de la urea en el aire espirado, el análisis de sangre y las pruebas de heces.
Encontramos 101 estudios, con alrededor de once mil personas incluidas que fueron examinadas para Helicobacter pylori. De estas, aproximadamente en la mitad se demostró que tenían la infección. Todos los estudios utilizaron una de las tres pruebas en las que estábamos interesados y compararon los resultados con el diagnóstico dado por la biopsia endoscópica. La mayoría de los estudios incluyeron participantes con reflujo gástrico o problemas similares en el estómago y excluyeron a las personas que se habían sometido previamente a la extirpación parcial del estómago y a las personas que estaban siendo tratadas por Helicobacter pylori.
Los estudios variaron en los límites que utilizaron para decir que los resultados de una prueba eran positivos para la infección por Helicobacter pylori. También variaron en el tipo de tinciones utilizadas para examinar el tejido de la biopsia endoscópica. En general, los estudios fueron de calidad metodológica deficiente. Cuando observamos todos los datos, encontramos que las pruebas de la urea en el aire espirado eran más precisas que las pruebas de sangre y heces. Los resultados indican que, en promedio y de acuerdo con los estudios incluidos, si 1000 personas se someten a pruebas no invasivas y 537 tienen Helicobacter pylori, 46 personas sin Helicobacter pylori serán diagnosticadas erróneamente como si lo tuvieran, y entre 30 y 89 de las personas que sí tienen la infección de Helicobacter pylori, dependiendo de la prueba, no se diagnosticarán. 
En resumen, las pruebas de la urea en el aire espirado, las pruebas de sangre y las pruebas de heces pueden ser adecuadas para determinar si el Helicobacter pylori está presente en niños o adultos, que no se han sometido previamente a operaciones estomacales o que recientemente no hayan recibido tratamiento para la infección por Helicobacter pylori. Sin embargo, el umbral en el que estas pruebas deben considerarse positivas sigue sin estar claro. Tampoco podemos decir, definitivamente, qué prueba es más precisa y necesitamos nuevos estudios de alta calidad para resolver esta incertidumbre.

Narradora: Si deseas leer más acerca de las diferentes pruebas, y ver actualizaciones futuras de la revisión, puedes visitar la BibliotecaCochrane.com y buscar 'pruebas de diagnóstico para H. pylori' para llegar a la revisión.

Cerrar transcripción
Share/Save