Podcast: Intervenciones psicosociales para los cuidadores informales de pacientes que conviven con cáncer

La creciente incidencia de cáncer y los éxitos en su tratamiento conllevan un aumento constante del número de personas que viven con esta enfermedad. Este hecho está conduciendo a la participación de más cuidadores informales en el cuidado de estos pacientes. En una nueva revisión Cochrane de junio del 2019, Charlene Treanor del Centro para la Salud Pública de la universidad Queen’s University Belfast en Irlanda del Norte y sus compañeros evaluaron la evidencia sobre los efectos de las intervenciones psicosociales para estas personas. Se le preguntó a Charlene que explicara los hallazgos en este podcast.

- Leer la transcripción

La creciente incidencia de cáncer y los éxitos en su tratamiento conllevan un aumento constante del número de personas que viven con esta enfermedad. Este hecho está conduciendo a la participación de más cuidadores informales en el cuidado de estos pacientes. En una nueva revisión Cochrane de junio del 2019, Charlene Treanor del Centro para la Salud Pública de la universidad Queen’s University Belfast en Irlanda del Norte y sus compañeros evaluaron la evidencia sobre los efectos de las intervenciones psicosociales para estas personas. Se le preguntó a Charlene que explicara los hallazgos en este podcast.
Este podcast ha sido traducido y grabado por Laura Samsó del Centro Cochrane Iberoamericano.

Los cuidadores informales, es decir, aquellas personas que no son profesionales sanitarios cualificados ni cobran por ello, tienen un papel importante al proporcionar apoyo a personas afectadas por cáncer.  Entre ellos se incluyen miembros de la familia, amigos y vecinos, y el tipo de apoyo que proporcionan es de amplio alcance. Entre otras cosas, se incluye el ir a citas en el hospital, asumir tareas domésticas adicionales como hacer la compra o cocinar y proporcionar apoyo emocional. 
Los cuidadores informales pueden pasar hasta 30 horas semanales proporcionando cuidados, a menudo además de su empleo y otras tareas domésticas o familiares que puedan tener. Esta tarea adicional, junto al hecho de aceptar el diagnóstico de cáncer en un ser querido, puede tener un impacto en todos los aspectos de su salud, incluyendo un aumento de la fatiga, trastornos del sueño y un deterioro en la calidad de vida. 
A menudo el apoyo formal para cuidadores informales es limitado o inexistente, pero es importante saber si hay cosas que se pueden hacer para ayudarlos. En este sentido,  se buscaron intervenciones psicosociales diseñadas para informar, educar y aumentar la capacidad de afrontamiento de los cuidadores informales a través de la interacción con profesionales sanitarios. Se quiso evaluar si estas intervenciones podían mejorar los desenlaces en los cuidadores informales y, tal vez, en los individuos que conviven con cáncer. 
Se identificaron 19 ensayos que abarcaron varias intervenciones psicosociales incluyendo psicoeducación y psicoterapia presencial o por teléfono a grupos de cuidadores, a parejas de cuidadores y pacientes (normalmente cónyuges) o a cuidadores individualmente. Casi 2000 cuidadores y más de 1700 pacientes participaron en estos estudios. Todos fueron en países de ingresos altos, y debido a las diferencias en recursos, lo que significa que es posible que los cuidadores informales en entornos con pocos recursos asuman tareas de cuidados más parecidas a las de los profesionales sanitarios, es improbable que sus experiencias y necesidades de apoyo estén representadas en esta revisión. 
Lamentablemente, se encontró que las intervenciones psicosociales no ayudan con la salud o el bienestar de los cuidadores informales ni de los pacientes. Y, a pesar de que hubo un pequeño beneficio para la calidad de vida global del cuidador inmediatamente después de la intervención, este efecto puede no ser duradero.  De hecho, algunas de las intervenciones tuvieron un efecto negativo, entre los cuales se incluyeron malestar relacionado con el contenido de la intervención,  mayor sufrimiento para los cuidadores y cambios negativos en cuanto a la satisfacción con las relaciones. 
Puede haber varias razones para la falta de beneficios. Por ejemplo, no está claro si se incluyó a los cuidadores en el diseño de las intervenciones, así que las intervenciones evaluadas podrían no haber abordado las necesidades de los cuidadores adecuadamente. Además, los cuidadores con historia de enfermedad psicológica pasada o actual, fueron excluidos de la investigación, y precisamente ellos pueden ser los más necesitados de ayuda. 
Se identificaron 13 estudios en curso y será interesante ver lo que añaden a la evidencia actual, aunque las intervenciones evaluadas parecen similares a las que se han incluido en esta revisión. Sin embargo, podría ser que las intervenciones fueran efectivas para otros desenlaces importantes para los cuidadores como por ejemplo la calidad en las relaciones, y estos desenlaces se deberían tener en cuenta en futuras actualizaciones de esta revisión. A más largo plazo, es necesario enfocar las investigaciones para cuidadores en países de ingresos medios y bajos y para los cuidadores más necesitados. Los investigadores que llevan a cabo estos ensayos deberían involucrar a los cuidadores en el diseño y desarrollo de las intervenciones.

Si quiere leer más acerca de las intervenciones y ensayos incluidos en la revisión de Charlene e informarse sobre las actualizaciones a medida que más investigaciones están disponibles, lo puede encontrar online. Visite Biblioteca Cochrane punto com y busque 'apoyo psicosocial para cuidadores de pacientes con cáncer'.

Cerrar transcripción
Share/Save