Podcast: Vitaminas y minerales para la subfertilidad en mujeres

Hasta una de cada cuatro parejas que planean tener un hijo o hija puede tener dificultades para concebir. Existen varias intervenciones que podrían ayudar y Cochrane ha revisado muchas de ellas. En agosto de 2020, se actualizó nuestra revisión sobre antioxidantes para la subfertilidad femenina.

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

Hasta una de cada cuatro parejas que planean tener un hijo o hija puede tener dificultades para concebirle. Existen varias intervenciones que podrían ayudar y Cochrane ha revisado muchas de ellas. En agosto de 2020, se actualizó nuestra revisión sobre antioxidantes para la subfertilidad femenina.

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

Algunas causas de la subfertilidad en las mujeres se asocian con efectos adversos del estrés oxidativo y se supone que los fármacos antioxidantes deberían contrarrestar estos efectos negativos de los radicales libres de oxígeno uniéndose a ellos. Se realizó una revisión para analizar esta idea y se encontraron 63 ensayos aleatorizados en los que algunas mujeres tomaron suplementos antioxidantes orales, mientras que otras se asignaban a un grupo control o a un antioxidante alternativo. Desde la versión de 2017, se han añadido 13 estudios a esta revisión, reforzando así la evidencia para apoyar el uso de estos fármacos y que ahora se basa en datos de más de 7500 mujeres.
Los autores de la revisión mostraron un mayor interés por los efectos sobre los nacidos vivos, pero continúan siendo pocos los ensayos que proporcionan información al respecto y solo se pudieron utilizar los datos de algo más de 1200 mujeres de 13 ensayos, un aumento de cinco ensayos desde 2017. Esta evidencia muestra un aumento significativo en las tasas de nacidos vivos, con casi el doble de opciones de un recién nacido vivo para las mujeres que toman antioxidantes, lo cual indica aumentos en las probabilidades que van de uno de cada cinco en mujeres que no toman suplementos antioxidantes adicionales a uno de cada tres o cuatro cuando los toman.
Fue mucho más habitual que los ensayos investigaran otros desenlaces, así que se utilizaron para examinar el impacto sobre el embarazo clínico y los efectos adversos. Las tasas de embarazo clínico fueron más altas para las mujeres que tomaban antioxidantes. A partir de los datos de 35 ensayos, se observó una diferencia significativa, en la que las probabilidades de embarazo clínico aumentaban del 19% a entre el 25% y el 30%. 
Al observar indicaciones específicas para la infertilidad, las tasas de embarazo clínico y de nacidos vivos fueron más elevadas en mujeres con síndrome de ovario poliquístico que tomaron antioxidantes. Los estudios que incluían indicaciones mixtas para la infertilidad también mostraron tasas de nacidos vivos significativamente más altas.
No obstante, en el caso de los eventos adversos, aunque los datos al respecto se informaron en 28 ensayos, no hubo suficiente evidencia para sacar conclusiones ni para determinar si hubo alguna diferencia en las tasas de aborto espontáneo, embarazo múltiple o trastornos digestivos entre las mujeres que tomaron antioxidantes y las que no.
Evidentemente, la siguiente pregunta es qué antioxidante es mejor, pero resulta difícil establecer conclusiones debido a que hubo muy pocos ensayos que analizaron directamente las mismas parejas de antioxidantes. De los ensayos que los compararon con ningún tratamiento o placebo, los nacidos vivos aumentaron de forma estadísticamente significativa tanto si las mujeres tomaron antioxidantes combinados o N-acetilcisteína. Ambos, al igual que la melatonina, la co-enzima Q10 y la L-carnitina mostraron una mejoría en los desenlaces de embarazo clínico.
En resumen, la revisión actuaIizada indica que los antioxidantes podrían estar asociados con un aumento en las tasas de nacidos vivos y de embarazo clínico. Todavía se siguen necesitando ensayos más rigurosos y de mayor calidad para establecer recomendaciones más firmes acerca del uso de estos fármacos, pero las mujeres subfértiles deberían considerar tomar antioxidantes combinados diseñados específicamente para la atención prenatal y del embarazo, incluyendo el ácido fólico, mientras que otros antioxidantes deben tomarse únicamente con asesoramiento médico. Es el caso especialmente de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico.

Si desea saber más acerca de los resultados en general de esta revisión y los resultados específicos de antioxidantes concretos, puede encontrar la revisión buscando 'antioxidantes para la subfertilidad femenina' en la biblioteca Cochrane punto com.

Cerrar transcripción
Share/Save