Podcast: Una revisión sobre cómo es posible ayudar a los profesionales de la salud a adoptar prácticas para incluir a los pacientes en el proceso de toma de decisiones de asistencia sanitaria

Es un hecho ampliamente reconocido que hay que poner más énfasis en el papel del paciente a la hora de tomar decisiones sobre su asistencia sanitaria. Pero, ¿cuáles son las mejores maneras de hacer que esto suceda? Algunas de las respuestas están en la actualización de julio de 2018 de una revisión Cochrane sobre la toma de decisiones compartida y le pedimos al autor principal, France Légaré de la Universidad Laval de Québec, Canadá, que nos dijera por qué es importante y qué encontraron.

- Leer la transcripción

Monaz: Es un hecho ampliamente reconocido que hay que poner más énfasis en el papel del paciente a la hora de tomar decisiones sobre su asistencia sanitaria. Pero, ¿cuáles son las mejores maneras de hacer que esto suceda? Algunas de las respuestas están en la actualización de julio de 2018 de una revisión Cochrane sobre la toma de decisiones compartida y le pedimos al autor principal, France Légaré de la Universidad Laval de Québec, Canadá, que nos dijera por qué es importante y qué encontraron.

France: Llevo ejerciendo la medicina de familia desde 1990 y formando a médicos de familia durante muchos años. He visto las muchas decisiones difíciles que los pacientes enfrentan todos los días sobre todo, desde la evaluación hasta las opciones de tratamiento, y siempre he sospechado que los médicos de familia podrían hacer las cosas de manera diferente para apoyar mejor a sus pacientes en la toma de decisiones. A menudo, el médico toma la decisión por el paciente, o los pacientes la toman por su cuenta. Pero esto podría ser diferente. Los médicos podrían cambiar la forma en que explican la evidencia científica al paciente. Podrían ayudar a los pacientes a descubrir qué es lo más importante para ellos personalmente acerca de los pros y contras de las opciones disponibles. A este proceso lo llamamos toma de decisiones compartida, y creo que no sólo los médicos pueden aprender a hacerlo mejor, sino que es lo que hay que hacer desde el punto de vista ético. Hicimos esta revisión para averiguar cuáles son las mejores maneras de animar a los profesionales de la salud a hacer esto, y tenemos varias cosas que sugerir.
Esta es la segunda actualización de nuestra revisión de los estudios de intervenciones que incluyen, entre otras cosas, programas de capacitación, auditoría y retroalimentación, campañas públicas y ayudas para la toma de decisiones de los pacientes. Nuestra primera revisión se publicó en 2010, cuando sólo había cinco estudios elegibles. En 2014, había 34 estudios más disponibles para nuestra primera actualización, y ahora hemos alcanzado los 87 estudios. El número de estudios se duplicó con creces en sólo cinco años, probablemente debido a la mayor conciencia de la importancia de la toma de decisiones compartida en las comunidades médicas y los gobiernos.
También es alentador ver que más de la mitad de los estudios informaron sobre el conocimiento del paciente acerca de si la toma de decisiones compartida ocurrió, lo que demuestra que cada vez más investigadores están interesados en averiguar qué es lo que más les importa a los pacientes desde la perspectiva de los pacientes. Sin embargo, sólo se llevó a cabo un estudio en un país de bajos ingresos, lo que sugiere que la toma de decisiones compartida sigue siendo vista como algo sólo por los privilegiados.
Los estudios habían probado una gran variedad de enfoques diferentes, y muchos de ellos resultaron ser eficaces para aumentar la toma de decisiones compartida, especialmente el uso de ayudas para la toma de decisiones. Sin embargo, al aplicar las reglas muy estrictas de Cochrane sobre la calidad de las pruebas, encontramos que pocos estudios cumplieron con los altos estándares. Por ejemplo, muchos no dieron suficiente información para juzgar adecuadamente la calidad de las pruebas que presentaron. Pero, podemos decir que en comparación con ninguna actividad en absoluto, está claro que algunas intervenciones que tienen como objetivo implementar la toma de decisiones compartida en las prácticas clínicas mejoran ligeramente la calidad de vida de los pacientes en términos de salud mental, pero hacen poca diferencia en su calidad de vida en términos de salud física.
Habiendo hecho esta actualización y pensando en su significado para mí como médico de familia, alentaré a mis pacientes a usar ayudas para la toma de decisiones. Y, como educador, alentaré a los profesionales de la salud a que reciban capacitación sobre cómo usarlos. Mientras que, como investigador, animaré a otros investigadores a diseñar sus estudios de manera que la calidad de la evidencia sea mejor y a acordar un conjunto de medidas de toma de decisiones compartidas que faciliten la comparación de los estudios.

Monaz: Tanto si eres médico, educador o investigador como si no, si quieres saber más sobre las intervenciones de la revisión francesa, ve a la Cochrane Library dot com y busca'toma de decisiones compartida' para encontrarla.

Cerrar transcripción
Share/Save