Enfriamiento más xenón inhalado para los recién nacidos con encefalopatía hipóxica-isquémica

Pregunta de la revisión: ¿Cómo se compara el enfriamiento más xenón inhalado con el enfriamiento solo para mejorar la supervivencia y el desarrollo de los recién nacidos que pueden haber sufrido una falta de oxígeno al nacer?

Antecedentes: La encefalopatía hipóxica-isquémica, o EHI, es una lesión cerebral causada por la privación de oxígeno al cerebro durante el nacimiento (asfixia al nacer). La encefalopatía hipóxica-isquémica es una causa principal de muerte o deficiencia grave entre los neonatos. La hipotermia terapéutica (enfriamiento) es una opción de tratamiento disponible para disminuir las posibilidades de daño cerebral grave en la que la temperatura corporal del lactante se reduce poco después del nacimiento. Aunque se ha mostrado que el enfriamiento es un tratamiento efectivo para la EHI neonatal, la mitad de los recién nacidos tratados todavía mueren o se enfrentan con secuelas del desarrollo nervioso en etapas posteriores de la vida. La evidencia indica que el xenón inhalado, un gas inodoro, en combinación con el enfriamiento corporal, puede ayudar a mejorar la supervivencia y el desarrollo a los 18 a 36 meses.

Características de los estudios: Esta revisión encontró un único ensayo controlado aleatorio que examinó los efectos a corto plazo del enfriamiento más xenón para los neonatos con EHI.

Resultados clave: Este ensayo incluyó a 92 participantes. El enfriamiento más xenón no mejoró los resultados clínicos antes del alta del hospital en comparación con el enfriamiento solo. No se proporcionaron datos sobre el desarrollo a largo plazo.

Calidad de la evidencia: La evidencia de calidad baja actual no es suficiente para indicar si el enfriamiento más xenón mejora la supervivencia y el desarrollo de los recién nacidos con EHI. La evidencia está actualizada hasta agosto de 2017.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia actual a partir de un ensayo controlado aleatorio piloto pequeño no es suficiente para indicar si el enfriamiento más xenón es seguro o efectivo en los recién nacidos cerca del término y a término con EHI. Se necesitan ensayos adicionales que informen sobre resultados del desarrollo nervioso a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La encefalopatía hipóxica-isquémica (EHI) es una complicación grave del nacimiento que afecta a recién nacidos a término y cerca del término. Aunque se ha demostrado que la hipotermia terapéutica (enfriamiento) es un tratamiento efectivo para la EHI neonatal, muchos neonatos sometidos a enfriamiento tienen resultados deficientes del desarrollo nervioso a largo plazo. En los modelos animales de encefalopatía neonatal, se ha observado que el xenón inhalado combinado con enfriamiento ofrece una mejor neuroprotección que el enfriamiento solo.

Objetivos: 

Determinar los efectos del xenón como un adyuvante a la hipotermia terapéutica sobre la mortalidad y la morbilidad del desarrollo nervioso y evaluar los efectos secundarios clínicamente importantes del xenón más hipotermia terapéutica en los recién nacidos con EHI. Evaluar las variables predictivas tempranas de los resultados adversos y los efectos secundarios potenciales del xenón.

Estrategia de búsqueda (: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología (Cochrane Neonatal Review Group) para buscar ensayos controlados aleatorios y ensayos cuasialeatorios en la Cochrane Library (2017, número 8), MEDLINE (desde 1966), Embase (desde 1966), y en PubMed (desde 1966). También se hicieron búsquedas en las actas de congresos y en las listas de referencias de artículos citados. La búsqueda más reciente se realizó en agosto de 2017.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos que asignaron al azar a recién nacidos a término o cerca del término que presentaban encefalopatía a enfriamiento más xenón o a enfriamiento solo, independientemente del momento (edad al inicio y duración) y de las concentraciones utilizadas para la administración de xenón.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron los resultados de las búsquedas contra los criterios de inclusión predeterminados, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se realizaron metanálisis con el uso de los cocientes de riesgos (CR), las diferencias de riesgos (DR) y el número necesario a tratar para lograr un resultado beneficioso adicional (NNTB) con intervalos de confianza (IC) del 95% para los resultados dicotómicos y se utilizaron las diferencias de medias (DM) para los datos continuos.

Resultados principales: 

Un único ensayo controlado aleatorio que incluyó a 92 participantes cumplió los requisitos para esta revisión. Los investigadores no informaron resultados del desarrollo nervioso a largo plazo, incluido el resultado primario de esta revisión - muerte o discapacidad grave del desarrollo nervioso a largo plazo durante la infancia (18 meses a tres años de edad). El enfriamiento más xenón no se asoció con una reducción en la mortalidad al momento del último seguimiento, sobre la base de evidencia de muy baja calidad. Los investigadores no observaron diferencias significativas entre los grupos en otros resultados secundarios de esta revisión, como los marcadores biológicos de daño cerebral evaluados con imagenología de resonancia magnética y la aparición de crisis convulsivas durante la hospitalización primaria. Los datos disponibles no muestran un aumento en la tasa de eventos adversos en el grupo de enfriamiento más xenón en comparación con el grupo de enfriamiento solo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save