Rehabilitación para pacientes con esclerosis múltiple

Preguntas de la revisión

¿Los pacientes con esclerosis múltiple (EM), que participan de programas de rehabilitación, mejoran en las actividades funcionales, la discapacidad y la calidad de vida en comparación con los que reciben ningún tratamiento de rehabilitación, placebo o diferentes tipos de intervenciones?

Antecedentes

La EM es una enfermedad compleja, que requiere un tratamiento integral a largo plazo. El objetivo de los programas de rehabilitación es mejorar la funcionalidad, el bienestar y la calidad de vida de los pacientes con EM. Actualmente se utilizan diversas terapias de rehabilitación para el tratamiento de la EM. Se ha producido un aumento de la bibliografía publicada que evalúa estas intervenciones, incluidas las revisiones Cochrane. Para guiar a los médicos, esta revisión evaluó las revisiones Cochrane actuales y brinda un resumen de la efectividad de las terapias de rehabilitación para el tratamiento de los pacientes con EM.

Características de los estudios

Se buscaron todas las revisiones Cochrane publicadas de ensayos clínicos de EM que evalúan la efectividad de las intervenciones de rehabilitación en comparación con diversos grupos control (ninguna intervención o un tipo diferente de intervención). Se evaluaron todas las revisiones relevantes y se resumieron los hallazgos.

Resultados clave y calidad de la evidencia

Se incluyeron 15 revisiones Cochrane, con 168 ensayos clínicos y un total de 10 396 pacientes con EM. Estas revisiones de buena calidad evaluaron diversas intervenciones de rehabilitación, como: la actividad física y la terapia con ejercicios, la oxigenoterapia hiperbárica, la vibración de cuerpo entero, la terapia ocupacional, las intervenciones cognitivas y psicológicas, los suplementos nutricionales y alimentarios, la rehabilitación vocacional, la información, la telerrehabilitación y las intervenciones para el tratamiento de la espasticidad.

Los resultados mostraron algunos efectos beneficiosos en los pacientes con EM que participaron de los programas de ejercicios y de actividad física o los programas de rehabilitación multidisciplinaria (en que la intervención es proporcionada por un equipo de profesionales de la salud de diferentes áreas). Se encontró una mejoría en las actividades cotidianas, la funcionalidad y la calidad de vida relacionada con la salud, en comparación con los pacientes a quienes no se les ofreció rehabilitación. La evidencia de otras modalidades de rehabilitación fue limitada, a causa de la falta de estudios de buena calidad. Se necesitan más estudios de investigación para determinar si varios tipos de modalidades de rehabilitación son efectivos para reducir la discapacidad en los pacientes con EM.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia indica que pueden ser útiles la evaluación y el seguimiento periódico por especialistas para evaluar las necesidades de los pacientes con todos los tipos de EM en cuanto a las intervenciones de rehabilitación apropiadas, aunque varía la certeza de la evidencia en los diferentes tipos de intervenciones evaluadas en las revisiones. Los programas de rehabilitación estructurados y multidisciplinarios y la fisioterapia (ejercicio o actividades físicas) pueden mejorar los resultados funcionales (movilidad, fuerza muscular, capacidad aeróbica) y la calidad de vida. En general, la evidencia de muchas intervenciones de rehabilitación se debe interpretar con cautela, ya que en la mayoría de las revisiones incluidas no hubo datos sobre los estudios actuales. Se necesitan más estudios con un diseño apropiado que informen sobre el tipo e intensidad de las modalidades y la relación entre coste y efectividad para abordar las brechas actuales en el conocimiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La esclerosis múltiple (EM) es una causa principal de discapacidad neurológica crónica, con una carga significativa de discapacidad a largo plazo, que a menudo requiere una rehabilitación integral.

Objetivos: 

Evaluar de forma sistemática la evidencia de las revisiones Cochrane publicadas de ensayos clínicos para resumirla con respecto a la efectividad y la seguridad de las intervenciones de rehabilitación en los pacientes con EM, mejorar los resultados de los pacientes y poner de relieve las brechas actuales del conocimiento.

Métodos: 

Se efectuaron búsquedas en la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas hasta diciembre de 2017 para identificar las revisiones Cochrane que evaluaran la efectividad de las intervenciones de rehabilitación organizadas para pacientes con EM. Dos autores de la revisión evaluaron, de forma independiente, la calidad de las revisiones incluidas con la herramienta Revised Assessment of Multiple Systematic Reviews (R-AMSTAR) y la calidad de la evidencia de los resultados informados con los criterios GRADE.

Resultados principales: 

En general, se incluyeron 15 revisiones publicadas en la Biblioteca Cochrane, con 164 ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuatro ensayos clínicos controlados y un total de 10 396 participantes. Las revisiones incluidas evaluaron una amplia variedad de intervenciones de rehabilitación, como: la actividad física y la terapia con ejercicios, la oxigenoterapia hiperbárica (OTH), la vibración de cuerpo entero, la terapia ocupacional, las intervenciones cognitivas y psicológicas, los suplementos nutricionales y alimentarios, la rehabilitación vocacional, la información, la telerrehabilitación y las intervenciones para el tratamiento de la espasticidad. Todas las revisiones se consideraron de calidad metodológica alta a moderada, según los criterios R-AMSTAR.

Evidencia de calidad moderada indicó que las modalidades de terapia física (ejercicio y actividades físicas) mejoraron los resultados funcionales (movilidad, fuerza muscular), redujeron la deficiencia (fatiga) y aumentaron la participación (calidad de vida). Evidencia de calidad moderada indicó que los programas de rehabilitación multidisciplinaria ambulatorios u hospitalarios dieron lugar a mejorías a largo plazo en los niveles de actividad y participación, y las intervenciones que brindaron información mejoraron el conocimiento de los pacientes. Evidencia de baja calidad indicó que las intervenciones neuropsicológicas, los programas de tratamiento de síntomas (espasticidad), la vibración de cuerpo entero y la telerrehabilitación mejoraron algunos resultados de los pacientes. La evidencia sobre otras modalidades de rehabilitación no fue concluyente, a causa de la falta de estudios de buena calidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save