Estimulación eléctrica con dispositivos no implantados para la incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres

Pregunta de la revisión

Se investigó si la estimulación eléctrica era mejor que ningún tratamiento o mejor que otros tratamientos disponibles para la curación o la mejoría de los síntomas de incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE) en las mujeres. También se investigó si se observaba la curación o la mejoría de la IUE al agregar estimulación eléctrica a otros tratamientos, en comparación con otros tratamientos y con diferentes tipos de estimulación eléctrica. Finalmente, se investigó si la estimulación eléctrica representaba una relación calidad-precio óptima.

Antecedentes

Alrededor de un 25% a un 45% de las mujeres en todo el mundo tienen problemas relacionados con la pérdida de orina involuntaria. Las pacientes con IUE a menudo tienen pérdidas de orina con el esfuerzo físico como al toser o estornudar. La IUE puede ser tratada con ejercicios musculares del piso pelviano, conos vaginales, farmacoterapia o cirugía, aunque hay diversos problemas con estos tratamientos. Una alternativa posible es la estimulación eléctrica con dispositivos no implantados, mediante la cual se administra una corriente eléctrica a través de electrodos vaginales.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Se hicieron búsquedas de estudios que se habían publicado hasta el 27 febrero 2017.

Características de los estudios

Se encontraron 56 ensayos (con un total de 3781 mujeres, todas con incontinencia urinaria de esfuerzo aunque algunas también con incontinencia urinaria de urgencia) que comparaban la estimulación eléctrica con ningún tratamiento o con otro tratamiento disponible.

Resultados clave

Para la curación o la mejoría de la IUE, la estimulación eléctrica probablemente fue mejor que ningún tratamiento activo o simulado. No hubo evidencia suficiente para establecer si fue mejor que el entrenamiento muscular del piso pelviano para la curación o la mejoría de la IUE, o para la calidad de vida. El agregado de estimulación eléctrica al entrenamiento muscular del piso pelviano puede no lograr mucha diferencia en la curación o la mejoría de la IUE. No se conoce si ofrece alguna mejoría en la calidad de vida comparada con el entrenamiento muscular del piso pelviano.

Se encontró que pocas mujeres informaron efectos adversos con la estimulación eléctrica aunque no hubo suficiente evidencia fiable que comparara la estimulación eléctrica con otros tratamientos para saber más acerca de su seguridad.

No hubo evidencia suficiente que comparara la estimulación eléctrica con otros tratamientos existentes como la farmacoterapia, el entrenamiento muscular del piso pelviano más conos vaginales, la cirugía, o diferentes formas de estimulación eléctrica, para proporcionar orientación basada en evidencia sobre cuál sería mejor y para qué mujeres, en cuanto a la curación o la mejoría de la IUE o la mejoría de la calidad de vida. No hubo información proveniente de estos estudios para considerar la relación calidad-precio.

Calidad de la evidencia

Hay alguna evidencia para apoyar el uso de estimulación eléctrica para la incontinencia urinaria de esfuerzo en las mujeres, aunque todavía no existe mucha seguridad acerca del potencial total de este tratamiento debido a la calidad baja de la evidencia existente. Aunque se encontró evidencia que indica que la estimulación eléctrica puede ser mejor que ningún tratamiento, no se encontraron suficientes ensayos bien diseñados con suficientes mujeres para responder completamente las preguntas de la revisión, de manera que todavía no se conoce si la EE es mejor o peor que otros tratamientos.

Conclusiones de los autores: 

La base de evidencia actual indicó que la estimulación eléctrica probablemente es más efectiva que ningún tratamiento activo o simulado, aunque no es posible establecer si la EE es similar a la EMPP u otros tratamientos activos en cuanto a la efectividad. En términos generales, la calidad de la evidencia fue demasiado baja para proporcionar resultados fiables. Sin ensayos con el poder estadístico suficiente que midan resultados clínicamente importantes, como la evaluación subjetiva de la incontinencia urinaria, no es posible establecer conclusiones consistentes acerca de la efectividad general o el costo-eficacia de la estimulación eléctrica para la incontinencia urinaria de esfuerzo en las mujeres.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Hay varias opciones de tratamiento disponibles para la incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE), incluido el entrenamiento muscular del piso pelviano (EMPP), el tratamiento farmacológico y la cirugía. Existen problemas como la adherencia a los regímenes de EMPP, los efectos secundarios vinculados a la farmacoterapia y los riesgos asociados con la intervención quirúrgica. Se ha evaluado un tratamiento alternativo, la estimulación eléctrica (EE) con dispositivos no implantados, que procura mejorar la función muscular del piso pelviano para reducir la pérdida de orina involuntaria.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la estimulación eléctrica con dispositivos no implantados, sola o en combinación con otro tratamiento, para controlar la incontinencia urinaria de esfuerzo o la incontinencia urinaria mixta con predominio de incontinencia de esfuerzo en pacientes mujeres. Entre los resultados examinados estuvieron los costos y el costo-eficacia.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Incontinentcia (Cochrane Incontinence Group), que contiene ensayos identificados a partir del Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, MEDLINE In-Process, MEDLINE Epub Ahead of Print, CINAHL, ClinicalTrials.gov, WHO ICTRP y búsquedas manuales en revistas y actas de congresos (búsqueda 27 de febrero 2017). También se buscó en las listas de referencias de artículos relevantes y se realizaron búsquedas por separado para identificar estudios que examinaban datos económicos.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios o cuasialeatorios de EE con dispositivos no implantados en comparación con cualquier otro tratamiento para la IUE en mujeres. Los ensayos elegibles incluyeron a pacientes adultas con IUE o incontinencia urinaria mixta (IUM) con predominio de incontinencia de esfuerzo. Se excluyeron los estudios de las pacientes con IUM con predominio de incontinencia de urgencia, incontinencia urinaria de urgencia solamente, o incontinencia asociada con un trastorno neurológico. Se habrían incluido evaluaciones económicas si se hubiesen realizado junto con los ensayos elegibles.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, examinaron los resultados de la búsqueda, extrajeron los datos de los ensayos elegibles y evaluaron el riesgo de sesgo mediante la herramienta Cochrane "Riesgo de sesgo". Se habrían realizado evaluaciones económicas mediante el enfoque recomendado por Cochrane Economic Methods.

Resultados principales: 

Se identificaron 56 ensayos elegibles (3781 participants asignados al azar). Dieciocho ensayos no informaron los resultados primarios de la curación subjetiva, la mejoría en la IUE ni la calidad de vida (CdV) específica de la incontinencia. El riesgo de sesgo por lo general fue incierto, debido a que la mayoría de los ensayos proporcionaron pocos detalles al informar los métodos. Un 25% de los ensayos incluidos se evaluó como en alto riesgo de sesgo por una serie de razones, incluido el financiamiento de la industria y las diferencias iniciales entre los grupos. No se identificó ninguna evaluación económica.

Para la curación subjetiva de la IUE, se encontró evidencia de calidad moderada de que la EE probablemente es mejor que ningún tratamiento activo (cociente de riesgos [CR] 2,31; IC del 95%: 1,06 a 5,02). Se encontró un resultado similar para la curación o la mejoría en la IUE (CR 1,73; IC del 95%: 1,41 a 2,11), aunque la calidad de la evidencia fue inferior. No existe mucha seguridad sobre si hay una diferencia entre la EE y el tratamiento simulado en cuanto a la curación subjetiva debido a la calidad muy baja de la evidencia (CR 2,21; IC del 95%: 0,38 a 12,73). Para la curación subjetiva o la mejoría, la EE puede ser mejor que el tratamiento simulado (CR 2,03; IC del 95%: 1,02 a 4,07). El cálculo del efecto fue de 660/1000 pacientes con curación/mejoría con la EE en comparación con 382/1000 con ningún tratamiento activo (IC del 95%: 538 a 805 mujeres); y para el tratamiento simulado, 402/1000 pacientes con curación/mejoría con la EE en comparación con 198/1000 con tratamiento simulado (IC del 95%: 202 a 805 mujeres).

La evidencia de baja calidad indica que puede no haber ninguna diferencia en la curación o la mejoría para la EE versus EMPP (CR 0,85; IC del 95%: 0,70 a 1,03), la EMPP más EE versus EMPP sola (CR 1,10; IC del 95%: 0,95 a 1,28) o la EE versus conos vaginales (CR 1,09; IC del 95%: 0,97 a 1,21).

La estimulación eléctrica probablemente mejora la CdV específica de la incontinencia en comparación con ningún tratamiento (evidencia de calidad moderada) aunque puede haber poca o ninguna diferencia entre la estimulación eléctrica y la EMPP (evidencia de baja calidad). No se conoce si el agregado de estimulación eléctrica a la EMPP logra algún cambio en cuanto a la calidad de vida, en comparación con la EMPP sola (evidencia de muy baja calidad). Puede haber poca o ninguna diferencia entre la estimulación eléctrica y los conos vaginales en cuanto a la mejoría de la CdV específica de la incontinencia (evidencia de baja calidad). No se conoce el impacto de la estimulación eléctrica en la curación/mejoría subjetiva y la CdV específica de la incontinencia, en comparación con conos vaginales, EMPP más conos vaginales, o tratamiento con fármacos (evidencia de muy baja calidad).

En cuanto a la curación/mejoría subjetiva y la CdV específica de la incontinencia, la evidencia disponible que compara la EE versus farmacoterapia o EMPP más conos vaginales fue de muy baja calidad y no concluyente. De igual manera, las comparaciones de diferentes tipos de EE entre sí y de EE más cirugía versus cirugía tampoco son concluyentes en cuanto a la curación/mejoría subjetiva y la CdV específica de la incontinencia (evidencia de muy baja calidad).

Los efectos adversos fueron poco frecuentes: en total nueve de las pacientes tratadas con EE en los ensayos informaron un efecto adverso. Se identificó evidencia insuficiente para comparar el riesgo de efectos adversos en las pacientes tratadas con EE en comparación con otro tratamiento. No se identificó ningún dato económico.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save