Intervenciones de eSalud para pacientes con enfermedad renal crónica

¿Cuál es el problema?

La enfermedad renal crónica (ERC) es una afección en la que los riñones dejan de funcionar adecuadamente durante un período de tiempo. Para mantenerse sanos, los pacientes con ERC necesitan seguir una dieta compleja, consejos sobre estilo de vida y medicación, y a menudo necesitan recurrir a varios servicios médicos especializados. Algunos pacientes con ERC avanzada pueden necesitar diálisis o tratamiento con un trasplante de riñón. Permitir que los pacientes manejen esta afección por sí mismos mejora la calidad y la duración de la vida y reduce los costes de atención médica. Las intervenciones de salud electrónica (eSalud) pueden mejorar la capacidad de los pacientes para cuidar de sí mismos y mejorar la atención prestada por los servicios sanitarios. Estas intervenciones se refieren a "servicios e información sobre salud administrados o ampliados mediante el uso de Internet y tecnologías relacionadas". Sin embargo, hay pocos estudios de investigación que evalúen el impacto de las intervenciones de eSalud en la ERC.

¿Qué se hizo?

Se centró la atención en los ensayos controlados aleatorios (ECA), que incorporaron a pacientes con ERC (incluida la prediálisis, la diálisis o el trasplante de riñón) y se compararon las intervenciones de eSalud con la atención habitual.

¿Qué se encontró?

Se encontraron 43 estudios con 6617 pacientes con ERC que examinaron si las intervenciones de eSalud mejoran la atención al paciente y los resultados de salud. Las intervenciones de eSalud utilizaron diferentes modos de tecnología, como la telesalud, los monitores electrónicos, las aplicaciones móviles o en tabletas, los mensajes de texto o los correos electrónicos, los sitios web y los DVD o los vídeos. Las intervenciones se clasificaron según su intención: educativas, sistemas de recordatorios, automonitorización, asesoramiento conductual, ayuda para la toma de decisiones clínicas e intervenciones mixtas. Los resultados se clasificaron en nueve ámbitos: ingesta dietética, calidad de vida, control de la presión arterial, adherencia a la medicación, resultados de los análisis de sangre, análisis de costes, conductas, actividad física y variables principales de evaluación clínicas como la muerte. Se encontró que no estaba claro si el uso de intervenciones de eSalud mejoraba los resultados clínicos y centrados en el paciente en comparación con la atención habitual. La calidad de los estudios incluidos fue baja, lo que significa que no se puede estar seguro de que los futuros estudios encuentren resultados similares.

Conclusions

No se sabe si el uso de las intervenciones de eSalud mejora los resultados para los pacientes con ERC. Se necesitan estudios de investigación amplios y de buena calidad para ayudar a comprender el impacto de las intervenciones eSalud en la salud de los pacientes con ERC.

Conclusiones de los autores: 

Las intervenciones de eSalud pueden mejorar el tratamiento de la ingesta de sodio en la dieta y el tratamiento de los líquidos. Sin embargo, en general estos datos sugieren que la evidencia actual sobre el uso de las intervenciones de eSalud en la población con ERC es de baja calidad, con efectos inciertos debido a las limitaciones metodológicas y a la heterogeneidad de las modalidades y tipos de intervención de eSalud. La revisión ha destacado la necesidad de una investigación robusta y de alta calidad que informe un conjunto de datos básicos (mínimos) para permitir una evaluación significativa de la literatura.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad renal crónica (ERC) se asocia con una alta morbilidad y muerte, que aumenta a medida que la ERC progresa a enfermedad renal terminal (ERT). Ha habido un interés creciente en desarrollar métodos innovadores, efectivos y coste-efectivos para involucrar a la población de pacientes y mejorar las conductas y los resultados de salud. A nivel mundial, hubo un gran aumento en el uso de las tecnologías, con un interés creciente en utilizar las intervenciones de eSalud para mejorar el acceso de los pacientes a la información sanitaria pertinente, mejorar la calidad de la atención sanitaria y estimular la adopción de conductas saludables.

Objetivos: 

Esta revisión tiene como objetivo evaluar los efectos beneficiosos y perjudiciales del uso de las intervenciones de eSalud para cambiar las conductas de salud en los pacientes con ERC.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de estudios del Grupo Cochrane de Riñón y Trasplante hasta el 14 de enero de 2019, mediante el contacto con el especialista en información y el uso de términos de búsqueda relevantes para esta revisión. Los estudios en el registro especializado se identifican mediante búsquedas en CENTRAL, MEDLINE y EMBASE, en el portal de búsqueda del International Clinical Trials Register (ICTRP) y en ClinicalTrials.gov.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios que utilizaron una intervención de eSalud para promover el cambio de conducta en pacientes con ERC. No hubo restricciones sobre los resultados, el idioma ni el tipo de publicación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad de los ensayos, extrajeron los datos y evaluaron el el riesgo de sesgo. La certeza de la evidencia se evaluó mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 43 estudios con 6617 participantes que evaluaron la repercusión de una intervención de eSalud en pacientes con ERC. Los estudios incluidos fueron heterogéneos en cuanto a las modalidades de eSalud empleadas, el tipo de intervención, la población con ERC estudiada y los resultados evaluados. La mayoría de los estudios (39 estudios) se realizaron en una población adulta, con 16 estudios (37%) en pacientes en diálisis, 11 estudios (26%) en la población en prediálisis, 15 estudios (35%) en receptores de trasplantes y un estudio (2%) en candidatos a trasplante: telemedicina; aplicaciones móviles o de tableta; mensajes de texto o correo electrónico; monitores electrónicos; sitios web/internet; y video o DVD. Tres estudios utilizaron una combinación de intervenciones de eSalud. Las intervenciones se clasificaron en seis tipos: educativas; sistemas de recordatorios; automonitorización; asesoramiento conductual; ayuda para la toma de decisiones clínicas; y tipos de intervenciones mixtas. Se identificaron 98 resultados, que se clasificaron en nueve áreas: presión arterial (nueve estudios); parámetros bioquímicos (seis estudios); variables de evaluación clínica (16 estudios); ingesta dietética (tres estudios); calidad de vida (nueve estudios); adherencia a la medicación (diez estudios); conducta (siete estudios); actividad física (un estudio); y coste-efectividad (siete estudios).

Solo se pudieron realizar metanálisis de tres resultados, ya que hubo heterogeneidad significativa con respecto a la población de estudio y las modalidades de eSalud utilizadas. Se encontró una reducción del aumento de peso interdialítico de 0,13 kg (cuatro estudios, 335 participantes): DM -0,13; IC del 95%: -0,28 a 0,01; I2 = 0%) y una reducción de la ingesta dietética de sodio de 197 mg/día (dos estudios, 181 participantes: DM -197, IC del 95%: -540,7 a 146,8; I2 = 0%). Tanto los resultados del tratamiento dietético con sodio como con líquidos se calificaron como de baja evidencia debido al riesgo de sesgo alto o incierto y a la falta de direccionalidad (aumento de peso interdialítico) y al riesgo de sesgo alto o incierto y la imprecisión (ingesta dietética de sodio). Tres estudios informaron sobre la mortalidad (2799 participantes, 146 eventos), con 45 muertes/1000 casos en comparación con la atención estándar de 61 muertes/1000 casos (CR 0,74; IC: 0,53 a 1,03; P = 0,08). No se sabe si el uso de las intervenciones de eSalud, además de la atención habitual, influye en el número de muertes, ya que la certeza de esta evidencia se calificó como baja debido al riesgo de sesgo alto o incierto, la falta de direccionalidad y la imprecisión.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save