Intervenciones psicosociales para la fatiga durante el tratamiento paliativo del cáncer

Antecedentes

Los pacientes con cáncer incurable a menudo experimentan cansancio (fatiga) durante el tratamiento del cáncer. Las terapias psicológicas pueden ayudar a reducir este síntoma. El cansancio en los pacientes con cáncer que reciben tratamiento del cáncer puede ser tratado con terapias psicológicas dirigidas a influir o cambiar los pensamientos, las emociones, los comportamientos, las interacciones sociales o una combinación de los mismos (p.ej. terapias cognitivo-conductuales, terapias de grupo de apoyo-expresivas). Esta revisión consideró cuán efectivas son las terapias psicológicas para reducir el cansancio en los pacientes con cáncer incurable que reciben tratamiento del cáncer.

Características de los estudios

En noviembre de 2016 se realizaron búsquedas de ensayos clínicos que consideraban las terapias psicológicas en pacientes con cáncer incurable que reciben tratamiento del cáncer. Se encontraron 14 estudios pequeños de calidad muy baja que informaban datos sobre los resultados del cansancio, 12 de los cuales proporcionaron datos para los análisis. Un número limitado (tres estudios) informó resultados sobre los efectos secundarios; dichos estudios investigaron una terapia psicológica combinada con medicación.

Hallazgos clave

Los autores de la revisión no encontraron apoyo a la efectividad de las terapias psicológicas para reducir el cansancio cuando se evaluó directamente tras la intervención. Las pruebas de muy baja calidad indican que las terapias psicológicas pueden mejorar el funcionamiento físico directamente después de la intervención y pueden mejorar el cansancio al momento del primer seguimiento. Las pruebas no muestran apoyo a la efectividad de las terapias psicosociales para mejorar otros dominios del funcionamiento. La evaluación limitada de los posibles efectos perjudiciales no indica ninguna diferencia en los efectos secundarios entre los pacientes que reciben tratamiento psicológico y los que reciben atención habitual. La evidencia de buena calidad limitada no permite establecer ninguna conclusión sobre la administración de terapias psicológicas en pacientes con cáncer incurable. Se necesitan ensayos más grandes de alta calidad para determinar si las terapias psicológicas ayudan a reducir el cansancio en los pacientes con cáncer incurable durante el tratamiento del cáncer.

Calidad de la evidencia

Se clasificó la calidad de la evidencia de los estudios utilizando cuatro niveles: muy baja, baja, moderada y alta. La evidencia de muy baja calidad indica que no se tiene mucha seguridad acerca de los resultados. La evidencia de alta calidad indica que se tiene mucha seguridad sobre los resultados. Los estudios incluidos tuvieron problemas de diseño e incluyeron a un número muy pequeño de participantes. Por lo tanto, la calidad de la evidencia en esta revisión es muy baja, y los resultados de esta revisión deben interpretarse con precaución.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró poca evidencia en cuanto a los beneficios de las intervenciones psicosociales proporcionadas para reducir la fatiga en pacientes adultos con cáncer incurable que reciben tratamiento paliativo del cáncer. Se necesitan estudios adicionales con muestras más grandes para evaluar si las intervenciones psicosociales son beneficiosas para tratar la fatiga en pacientes con cáncer incurable.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fatiga es un síntoma prevalente y oneroso para los pacientes con cáncer incurable que reciben tratamiento paliativo del cáncer y se asocia con una reducción en la calidad de vida. Las intervenciones psicosociales parecen alentadoras para el tratamiento de la fatiga entre los pacientes con cáncer.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones psicosociales para la fatiga en pacientes adultos con cáncer incurable que reciben tratamiento paliativo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en las siguientes bases de datos: CENTRAL, MEDLINE, Embase, CINAHL, PsycINFO, y en siete registros de ensayos clínicos; también se buscó en las listas de referencias de artículos. La fecha de la búsqueda más reciente fue el 29 noviembre 2016.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios que comparaban intervenciones psicosociales en adultos a partir de los 18 años de edad sometidos al tratamiento paliativo para el cáncer incurable versus atención habitual u otros controles. Las intervenciones psicosociales se definieron como diversas clases de intervenciones proporcionadas para influir o cambiar las cogniciones, las emociones, los comportamientos, las interacciones sociales o una combinación de los mismos. Las intervenciones psicosociales de interés para esta revisión debían incluir al menos dos interacciones entre el paciente y el proveedor de atención en las cuales el proveedor de atención proporcionara al paciente información personal en cuanto a los cambios buscados por estas intervenciones. Se incluyeron ensayos que informaban la fatiga como un resultado de interés.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. Dos autores de la revisión, de forma independiente, consideraron los ensayos para la inclusión en la revisión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos, incluyendo información sobre eventos adversos. Se evaluó la calidad de la evidencia mediante GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation) y se creó una tabla "Resumen de los hallazgos".

Resultados principales: 

Se identificaron 14 estudios (16 informes) que cumplieron los criterios de inclusión para esta revisión e involucraron a 3077 participantes asignados al azar en total. La mayoría de estos estudios incluyeron una muestra mixta de participantes; se obtuvieron datos del subgrupo de interés para esta revisión (diagnóstico de cáncer incurable y tratamiento del cáncer) por parte de los investigadores del estudio de 12 estudios, para los cuales se incluyeron 535 participantes en el metanálisis de subgrupos para la fatiga posintervención. Los investigadores examinaron una gama amplia de intervenciones psicosociales con diferentes objetivos y duraciones de la intervención. Se identificaron las fuentes de sesgo potencial, incluida la ausencia de descripción de los métodos de cegamiento y la ocultación de la asignación y la inclusión de poblaciones de estudio pequeñas.

Los resultados del metanálisis no apoyan la efectividad de las intervenciones psicosociales para reducir la fatiga posintervención (diferencia de medias estandarizada [DME] -0,25; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,50 a 0,00; no significativo; 535 participantes, 12 estudios; evidencia de muy baja calidad). Los resultados del primer seguimiento sobre la fatiga indicaron beneficios para los participantes asignados a la intervención psicosocial en comparación con el control (DME -0,66; IC del 95%: -1,00 a -0,32; 147 participantes, cuatro estudios; pruebas de muy baja calidad), que no se mantuvieron al momento del segundo seguimiento (DME -0,41; IC del 95%: -1,12 a 0,30; no significativo; evidencia de muy baja calidad).

Los hallazgos para los resultados secundarios revelaron pruebas de muy baja calidad sobre la eficacia de las intervenciones psicosociales en cuanto a la mejoría del funcionamiento físico posintervención (DME 0,32; IC del 95%: 0,01 a 0,63; 307 participantes, siete estudios). Estos hallazgos no se mantuvieron al momento del primer seguimiento (DME 0,37; IC del 95%: -0,20 a 0,94; no significativo; 122 participantes, dos estudios; evidencia de muy baja calidad). Los resultados no apoyan la efectividad de las intervenciones psicosociales para mejorar el funcionamiento social (diferencia de medias [DM] 4,16; IC del 95%: -11,20 a 19,53; no significativo; 141 participantes, cuatro estudios), el desempeño en las funciones (DM 3,49; IC del 95%: -12,78 a 19,76; no significativo; 143 participantes, cuatro estudios), el funcionamiento emocional (DME -0,11; IC del 95%: -0,56 a 0,35; no significativo; 115 participantes, tres estudios), ni el funcionamiento cognitivo (DM -2,23; IC del 95%: -12,52 a 8,06; no significativo; 86 participantes, dos estudios) después de la intervención. Sólo tres estudios evaluaron eventos adversos. Estos estudios no encontraron ninguna diferencia en el número de eventos adversos entre los participantes del grupo de intervención versus de control.

Mediante GRADE, se consideró que la calidad general de la evidencia para los resultados primarios y secundarios fue muy baja. Por lo tanto, hubo muy poca confianza en el cálculo del efecto, y es probable que el efecto verdadero sea significativamente diferente del cálculo del efecto. Las limitaciones en la calidad del estudio y la imprecisión debido a los datos escasos resultaron en la disminución de la calidad de los datos. Además, la mayoría de los estudios estuvieron en alto riesgo de sesgo debido al tamaño de la muestra pequeño para el subgrupo de pacientes con cáncer incurable (menos de 50 participantes por brazo), lo cual dio lugar a incertidumbre acerca de los cálculos del efecto.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save