Desbridamiento de las cavidades nasales y sinusales en la atención posoperatoria de pacientes sometidos a cirugía endoscópica de los senos paranasales por rinosinusitis

Pregunta de la revisión

¿Cuáles son los efectos beneficiosos y perjudiciales del desbridamiento posoperatorio de las cavidades nasales y de senos paranasales en los pacientes sometidos a cirugía endoscópica de senos paranasales por rinosinusitis?

Antecedentes

La cirugía endoscópica de senos paranasales se usa con frecuencia para los pacientes con rinosinusitis aguda o crónica recurrente cuando ha fracasado el tratamiento médico. Se han sugerido varias medidas de atención para ayudar a que los pacientes se recuperen después de la cirugía. Una de estas medidas es el desbridamiento de los senos nasales, que consiste en la extracción de coágulos sanguíneos, costras y secreciones de las cavidades nasales y de los senos paranasales, un procedimiento que se realiza generalmente bajo anestesia local.

Características de los estudios

Se incluyeron cuatro estudios con un total de 152 participantes adultos. Estos estudios se realizaron en varios países (Noruega, Reino Unido y Canadá). Todos compararon el desbridamiento con ningún desbridamiento después de la cirugía endoscópica de senos paranasales. El período de seguimiento mínimo en los estudios varió de tres a 12 meses. Sólo un estudio informó las puntuaciones de calidad de vida relacionada con la salud y sólo uno las puntuaciones de gravedad de la enfermedad. Sin embargo, los cuatro estudios informaron de las puntuaciones para la apariencia de las cavidades sinunasales visualizadas a través de un endoscopio. Los efectos adversos de este procedimiento y las tasas de la cirugía de revisión no se informaron en ninguno de estos estudios.

Resultados clave

Las puntuaciones de calidad de vida relacionada con la salud y de gravedad de la enfermedad no fueron significativamente diferentes entre los pacientes sometidos a desbridamiento y los que no. Los cuatro estudios demostraron una mejor apariencia endoscópica posquirúrgica en el grupo de desbridamiento, aunque el tamaño de la mejoría no fue estadísticamente significativo. Una tasa inferior de cicatrización intranasal se observó en el grupo de pacientes sometidos a desbridamiento. Sin embargo, la evidencia general para todos estos resultados es de baja calidad.

Calidad de la evidencia

Se identificaron varios problemas o problemas potenciales en estos estudios. El más importante fue que en cada estudio se utilizó un protocolo diferente para el número de intervenciones de desbridamiento realizadas por paciente y el intervalo entre cada intervención. Además, el número de pacientes en los grupos de estudio fue relativamente pequeño. Por lo tanto, se determinó que la calidad general de la evidencia era baja para todos los resultados. La evidencia de esta revisión está actualizada hasta mayo 2018.

Conclusiones de los autores: 

No hay seguridad acerca de los efectos del desbridamiento posoperatorio de senos nasales debido al alto riesgo de sesgo en los estudios incluidos y la baja calidad de la evidencia. El desbridamiento de senos nasales puede lograr poco o ningún cambio en la calidad de vida relacionada con la salud específica de la enfermedad o la gravedad de la enfermedad. La evidencia de baja calidad indica que el desbridamiento posoperatorio se asocia con un riesgo significativamente menor de adherencias en el seguimiento a los tres meses. Se desconoce si esta situación tiene alguna repercusión sobre los resultados a largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La cirugía endoscópica de senos paranasales (CESP) se recomienda a menudo para los pacientes sintomáticos con rinosinusitis aguda o crónica recurrente en quienes ha fracasado el tratamiento conservador. La atención posoperatoria ha sido considerada fundamental tanto para mantener la permeabilidad quirúrgica de los senos nasales operados y para mejorar los síntomas del paciente. El desbridamiento de las cavidades de senos nasales es una de las medidas de atención posoperatoria que se ha estudiado con frecuencia en la bibliografía, a menudo con conclusiones contradictorias.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del desbridamiento posoperatorio de senos nasales versus ningún desbridamiento después de la cirugía endoscópica de senos paranasales.

Estrategia de búsqueda (: 

El Especialista en Información del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane ENT Group) buscó en el Registro de Ensayos del Grupo; Registro Central de Ensayos Controlados (Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, vía Registro Cochrane de Estudios [Cochrane Register of Studies]); PubMed; EMBASE; Web of Science; ClinicalTrials.gov; ICTRP y en fuentes adicionales de ensayos publicados y no publicados. La fecha de la búsqueda fue 21 de mayo 2018.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan el desbridamiento nasal posoperatorio versus ningún desbridamiento en pacientes adultos con rinosinusitis aguda o crónica recurrente sometidos a cirugía endoscópica de senos paranasales. Se incluyeron estudios en que los pacientes actuaron como autocontroles (es decir, se realizó desbridamiento en un lado de la nariz y en el otro no) sólo para los resultados secundarios de endoscopia.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. Las medidas de resultado primarias fueron: la calidad de vida relacionada con la salud, la gravedad de la enfermedad (puntuaciones de los síntomas informadas por el paciente) y los efectos adversos significativos (hemorragia que requería intervención, dolor intenso, lesión iatrogénica). Los resultados secundarios fueron: la presencia endoscópica posoperatoria de cavidades quirúrgicas sinunasales (puntuaciones endoscópicas), el uso registrado de tratamiento médico posoperatorio y la tasa de cirugía de revisión. Se utilizó el criterio GRADE para evaluar la calidad de la evidencia para cada resultado; esto se indica en cursiva.

Resultados principales: 

Se incluyeron cuatro estudios (152 participantes), con una duración de seguimiento que varía de tres a 12 meses. En dos estudios los pacientes actuaron como autocontroles, es decir un lado de la nariz recibió el desbridamiento y en el otro lado no se hizo (estudios de "nariz dividida"). El riesgo de sesgo de todos los estudios fue alto, sobre todo debido a la incapacidad para cegar a los pacientes al procedimiento de desbridamiento.

Resultados primarios

Puntuaciones de la calidad de vida relacionada con la salud específica de la enfermedad

Sólo un estudio (58 participantes) aportó datos sobre calidad de vida relacionada con la salud específica de la enfermedad. A seis meses del seguimiento, las puntuaciones más bajas de la calidad de vida relacionada con la salud específica de la enfermedad, medida con Sino-Nasal Outcome Test-22 (SNOT-22, intervalo 0 a 110), se observaron en el grupo de desbridamiento pero la diferencia no fue estadísticamente significativa (9,7 en el grupo de desbridamiento versus 10,3 en el grupo de control, p = 0,47) (evidencia de baja calidad).

Gravedad de la enfermedad (puntuación de síntomas informados por el paciente)

Sólo un estudio (60 participantes) aportó datos para la gravedad de la enfermedad medida con la puntuación de la escala analógica visual (EAV). No se observó ninguna diferencia significativa en la puntuación total de síntomas en los grupos en el posoperatorio (evidencia de baja calidad).

Efectos adversos significativos

No se informaron efectos adversos significativos relacionados con el procedimiento de desbridamiento en ninguno de los estudios incluidos, sin embargo no está claro si los datos con respecto a los efectos adversos no se recogieron o si en realidad no se observó ninguno en los estudios incluidos.

Resultados secundarios

Los cuatro estudios evaluaron la apariencia endoscópica posoperatoria de las cavidades de los senos nasales mediante la puntuación de Lund-Kennedy (intervalo de 0 a 10). Un análisis agrupado de las puntuaciones endoscópicas en los dos estudios que no eran de "nariz dividida" indicó puntuaciones endoscópicas mejores en el grupo de desbridamiento; sin embargo, este hecho no implicó una diferencia estadísticamente significativa (diferencia de medias -0,31; intervalo de confianza [IC] del 95% -1,35 a 0,72; I² = 0%; dos estudios; 118 participantes, evidencia de baja calidad). Un subanálisis del componente de formación de adherencias de la puntuación endoscópica estaba disponible para los cuatro estudios e indicó una tasa de adherencias significativamente inferior en el grupo de desbridamiento (cociente de riesgos 0,43; IC del 95%: 0,28 a 0,68; I² = 29%; cuatro estudios; 152 participantes). El análisis del número necesario a tratar para lograr un beneficio indicó que por cada tres pacientes sometidos a desbridamiento, la puntuación endoscópica se reduciría en un punto en un paciente. Por cada cinco pacientes sometidos a desbridamiento, se prevendría la formación de adherencias en uno.

El uso del tratamiento médico posoperatorio se informó en todos los estudios y todos recomendaron la ducha nasal. Los corticosteroides (sistémicos o nasales) fueron administrados en dos estudios. Sin embargo, los datos fueron muy limitados y heterogéneos, por lo que no se pudo analizar la repercusión del tratamiento médico posoperatorio concomitante.

La tasa de revisión de la cirugía no se informó en ninguno de los estudios incluidos; sin embargo, no está claro si estos datos no fueron registrados o si no hubo cirugía de revisión en ninguno de los estudios incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save