¿Cuáles son las opiniones y experiencias de los padres y de los cuidadores informales en cuanto a la comunicación acerca de la vacunación sistemática en la primera infancia?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue explorar la forma en que los padres experimentan la comunicación acerca de la vacunación de los niños menores de seis años de edad. Se buscaron y analizaron estudios cualitativos que pudieran responder a esta pregunta.

Los estudios de investigación cualitativos exploran la forma en que las personas perciben y experimentan el mundo a su alrededor. Esta revisión de estudios de investigación cualitativos complementa otras revisiones Cochrane que evalúan el efecto de diferentes estrategias de comunicación sobre el conocimiento, las actitudes y el comportamiento de los padres acerca de la vacunación de los niños.

Mensajes clave

Existe bastante seguridad en cuanto a la evidencia encontrada de que los padres desean información clara, oportuna y equilibrada, aunque a menudo hay falta de dicha información. La cantidad de información que desean los padres y las fuentes en las que confían parecen estar vinculadas a su aceptación de la vacunación; sin embargo, la confianza en este último hallazgo es sólo baja a moderada.

¿Qué se estudió en la revisión?

La vacunación de los niños es una forma efectiva de prevenir enfermedades graves de la infancia. Sin embargo, muchos niños no reciben todas las inmunizaciones recomendadas. Puede haber varias razones para esto. Algunos padres no tienen acceso a la vacuna, por ejemplo, debido a la calidad deficiente de los servicios de salud, la distancia del hogar a un establecimiento de salud o la falta de dinero. Algunos padres no confían en la vacuna en sí ni en el trabajador sanitario que la proporciona, mientras que otros no ven la necesidad de vacunar a sus hijos en absoluto. Los padres pueden no saber cómo funciona la vacunación ni acerca de las enfermedades que previenen. También pueden haber recibido información engañosa o incorrecta.

Para considerar algunos de estos temas, los gobiernos y los organismos de salud a menudo tratan de comunicarse con los padres acerca de la vacunación de los niños. Esta comunicación puede tener lugar en las instalaciones sanitarias, en el domicilio o en la comunidad. La comunicación puede ser en dos sentidos, por ejemplo, discusiones presenciales entre los padres y los profesionales sanitarios. También puede incluir la comunicación unidireccional, por ejemplo, información proporcionada a través de mensajes de texto, carteles, volantes, o programas de radio o televisión. Algunos tipos de comunicación permiten a los padres discutir de forma activa sobre la vacuna, sus efectos beneficiosos y perjudiciales, y la enfermedad que procura prevenir. Otros tipos de comunicación simplemente suministran información acerca de estos temas o acerca de cuándo y dónde están disponibles las vacunas. Las personas involucradas en los programas de vacunación necesitan comprender cómo los padres experimentan diferentes tipos de comunicación acerca de la vacunación y cómo este hecho influye en su decisión de vacunar al niño.

¿Cuáles son los principales hallazgos de la revisión?

Se incluyeron 38 estudios en la revisión. La mayoría de los estudios provenían de países de ingresos altos y exploraron las percepciones de las madres acerca de la comunicación sobre la vacunación. Algunos de los estudios también incluyeron las opiniones de los padres, las abuelas y otros cuidadores.

En general, los padres deseaban más información que la que recibían (confianza alta). Para algunos padres, la falta de información dio lugar a preocupación y arrepentimiento acerca de su decisión sobre la vacunación (confianza moderada).

Los padres deseaban información equilibrada acerca de los efectos beneficiosos y perjudiciales de la vacunación (confianza alta), presentada de una manera clara y simple (confianza moderada) y adaptada a su situación (confianza baja). Los padres querían que la información de la vacunación estuviese disponible fuera de los servicios sanitarios (confianza baja). Deseaban esta información con el debido tiempo antes de cada cita de vacunación y no mientras el niño estaba siendo vacunado (confianza moderada).

Los padres consideraron a los trabajadores sanitarios como una fuente importante de información y tenían expectativas específicas de las interacciones con ellos (confianza alta). La comunicación deficiente y las relaciones negativas con los trabajadores sanitarios a veces repercutieron en las decisiones de vacunación (confianza moderada).

En general, los padres encontraron difícil saber en qué fuente de información sobre la vacunación confiar y encontraron difícil obtener información que sintieran objetiva y equilibrada (confianza alta).

La cantidad de información que deseaban los padres y las fuentes en las que sentían que podían confiar parecen estar vinculadas a su aceptación de la vacunación; hubo padres que estaban más indecisos y deseaban más información (confianza baja a moderada).

¿Cuán actualizada está esta revisión?

Se realizaron búsquedas de estudios publicados antes del 30 de agosto de 2016.

Conclusiones de los autores: 

Existe una confianza alta o moderada en la evidencia que contribuye a varios hallazgos de la revisión. Los estudios de investigación adicionales, especialmente en ámbitos rurales y de países de ingresos bajos a medios, podría fortalecer la evidencia sobre los resultados en los que la confianza es baja o muy baja. Los planificadores deben considerar el momento adecuado en que la información sobre la vacunación se proporciona a los padres, los ámbitos en que la información está disponible, la provisión de información imparcial y clara adaptada a las necesidades de los padres y las percepciones de los padres de los trabajadores sanitarios y de la información proporcionada.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La vacunación de los niños es una forma efectiva de prevenir enfermedades graves de la infancia, aunque muchos niños no reciben todas las vacunas recomendadas. Hay varias razones para ello, algunos padres no tienen acceso debido a la calidad deficiente de los servicios de salud, las distancias largas o la falta de dinero. Otros padres pueden no confiar en las vacunas o en los trabajadores sanitarios que las proporcionan, o pueden no ver la necesidad de la vacunación debido a la falta de información o a la información incorrecta acerca de cómo funciona la vacunación y las enfermedades que pueden prevenir.

La comunicación con los padres acerca de la vacunación de los niños es una forma de considerar estos temas. La comunicación puede tener lugar en las instalaciones de asistencia sanitaria, en el domicilio o en la comunidad. La comunicación puede ser en dos sentidos, por ejemplo discusiones presenciales entre los padres y los profesionales sanitarios, o unidireccional, por ejemplo, a través de mensajes de texto, carteles o programas de radio. Algunos tipos de comunicación permiten a los padres discutir de forma activa sobre las vacunas y sus efectos beneficiosos y perjudiciales, así como las enfermedades que pueden prevenir. Otros tipos de comunicación sencillamente proporcionan información acerca de los temas de vacunación o cuándo y dónde están disponibles las vacunas. Las personas involucradas en los programas de vacunación necesitan comprender la forma en que los padres experimentan los diferentes tipos de comunicación acerca de la vacunación y cómo este hecho influye en su decisión sobre la vacunación.

Objetivos: 

Los objetivos específicos de la revisión fueron identificar, evaluar y resumir los estudios cualitativos que exploraran: las opiniones y experiencias de los padres y los cuidadores informales con respecto a la comunicación sobre las vacunas infantiles y la manera en que se realiza esta comunicación; y la influencia que la comunicación sobre la vacunación tiene en las decisiones de los padres y los cuidadores informales con respecto a la vacunación infantil.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE (OvidSP), MEDLINE In-process y Other Non-Index Citations (Ovid SP), Embase (Ovid), CINAHL (EbscoHOST), y en las bases de datos Anthropology Plus (EbscoHost) para obtener estudios eligibles desde su inicio hasta 30 de agosto de 2016. Se elaboraron estrategias de búsqueda para cada base de datos, mediante guías formuladas por el Grupo Cochrane de Métodos de Investigación Cualitativa (Cochrane Qualitative Research Methods Group) para buscar evidencia cualitativa así como versiones modificadas de la búsqueda desarrollada para tres revisiones de efectividad relacionadas. No hubo restricciones de fecha ni geográficas para la búsqueda.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios que utilizaron métodos cualitativos para la obtención y el análisis de los datos; se centraron en las opiniones y experiencias de los padres y los cuidadores informales con respecto a la información sobre la vacunación de los niños de hasta seis años de edad; y procedían de cualquier lugar del mundo en el que se comunicaba o distribuía información sobre las vacunas infantiles.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizó el muestreo intencional de máxima variación para la síntesis de los datos, mediante un marco de muestreo de tres pasos. Se realizó un análisis temático mediante una estrategia de comparación constante para la extracción y la síntesis de los datos. La confianza en los hallazgos se evaluó mediante el enfoque GRADE-CERQual. La confianza alta indica que es muy probable que el resultado de la revisión sea una representación razonable del fenómeno de interés, mientras que la confianza muy baja indica que no está claro si el resultado de la revisión es una representación razonable de este hecho. Con el uso de un modelo matriz, los hallazgos se integraron con los de otras revisiones Cochrane que evaluaron los efectos de diferentes estrategias de comunicación en el conocimiento, las actitudes y el comportamiento de los padres acerca de la vacunación de los niños.

Resultados principales: 

Se incluyeron 38 estudios, principalmente de países de ingresos altos, muchos de los cuales exploraron la percepción de las madres de la comunicación sobre las vacunas. Algunos se centraron en la vacuna SPR (sarampión, parotiditis, rubéola).

En general, los padres deseaban más información que la que recibían (confianza alta en la evidencia). La falta de información dio lugar a preocupación y arrepentimiento acerca de las decisiones de vacunación entre algunos padres (confianza moderada).

Los padres deseaban información equilibrada acerca de los efectos beneficiosos y perjudiciales de la vacunación (confianza alta), presentada de forma clara y simple (confianza moderada) y adaptada a la situación (confianza baja en la evidencia). Los padres querían información sobre la vacunación disponible en una conjunto más amplio de ubicaciones, incluidos los servicios sanitarios externos (confianza baja) y a su debido tiempo antes de cada cita de vacunación (confianza moderada).

Los padres consideraron a los trabajadores sanitarios como una fuente importante de información y tenían expectativas específicas de las interacciones con ellos (confianza alta). La comunicación deficiente y las relaciones negativas con los trabajadores sanitarios a veces repercutieron en las decisiones de vacunación (confianza moderada).

En general los padres encontraron dificultades en cuanto a la posibilidad de saber en qué fuente de información sobre la vacunación confiar y consideraron desafiante la posibilidad de encontrar información que creyeran objetiva y equilibrada (confianza alta).

La cantidad de información que deseaban los padres y las fuentes que consideraron confiables parecieron estar vinculadas a la aceptación de la vacunación, y hubo padres más indecisos que deseaban más información (confianza baja a moderada).

La síntesis y la comparación de la evidencia cualitativa muestra que la mayoría de las intervenciones de los ensayos consideraron al menos uno o dos aspectos clave de la comunicación, incluida la provisión de información antes de la cita de vacunación y la adaptación de la información a las necesidades de los padres. Ninguna de las intervenciones pareció responder a las historias negativas de los medios ni considerar las percepciones de los padres sobre los motivos de los trabajadores sanitarios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save