Hidromorfona para el dolor neuropático en adultos

Conclusión

No existen pruebas sólidas para apoyar ni refutar la indicación de que la hidromorfona funciona en ningún cuadro de dolor neuropático.

Antecedentes

El dolor neuropático es el dolor que se origina en nervios dañados. Es diferente de los mensajes de dolor transmitidos a lo largo de los nervios sanos a partir del tejido dañado (por ejemplo, una caída o corte o la artritis de la rodilla). Con frecuencia el dolor neuropático se trata con medicinas (fármacos) diferentes a los utilizados para el dolor del tejido dañado, que a menudo se consideran analgésicos. Los fármacos que a veces se utilizan para tratar la depresión o la epilepsia pueden ser muy eficaces en algunos pacientes con dolor neuropático. Sin embargo, en ocasiones los analgésicos opiáceos se utilizan para tratar el dolor neuropático.

Los analgésicos opiáceos son fármacos como la morfina. La morfina se deriva de las plantas, pero muchos opiáceos también se obtienen a partir de la síntesis química en lugar de extraerse de las plantas. La hidromorfona es uno de estos opiáceos sintéticos. Está disponible en numerosos países para su uso como un analgésico y se puede administrar por vía oral o mediante inyección.

Esta revisión forma parte de la actualización de una revisión anterior, Hidromorfona para el dolor agudo y crónico, que se retiró en 2013 porque necesitaba ser actualizada y dividida para ser más específica en cuanto a diferentes cuadros de dolor. Esta revisión estudia sólo el dolor neuropático.

Características de los estudios

En noviembre de 2015 se realizaron búsquedas de ensayos clínicos en los que se administró hidromorfona para tratar el dolor neuropático en adultos. Se encontró un estudio pequeño sobre el tema que cumplió los requisitos para la revisión. El estudio tenía un diseño complicado. Sólo una minoría de los participantes presentaba dolor neuropático y en la comparación con placebo se incluyeron 94. No se informaron resultados de dolor importantes.

Resultados clave

El estudio no aportó pruebas convincentes de efectos beneficiosos de la hidromorfona sobre placebo. De los pacientes que comenzaron a recibir hidromorfona, uno de cada ocho interrumpió el tratamiento debido a los efectos secundarios en la primera parte del estudio. Los efectos secundarios más frecuentes fueron el estreñimiento y las náuseas, que se presentan habitualmente con la administración de opiáceos.

Calidad de la evidencia

La calidad de las pruebas se consideró muy baja debido al diseño del estudio, el informe deficiente de resultados importantes y el número reducido de participantes. Las pruebas de calidad muy baja significan que no existe mucha seguridad acerca de los resultados.

Conclusiones de los autores: 

No hubo pruebas suficientes para apoyar ni refutar la indicación de que la hidromorfona es eficaz para las afecciones de dolor neuropático.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los fármacos opiáceos, incluida la buprenorfina, se utilizan habitualmente para tratar el dolor neuropático y algunos profesionales los consideran efectivos. La mayoría de las revisiones han examinado todos los opiáceos juntos. Esta revisión buscó pruebas específicamente para la hidromorfona, a cualquier dosis y por cualquier vía de administración. Otros opiáceos se consideran en revisiones separadas.

Esta revisión forma parte de la actualización de una revisión anterior, Hidromorfona para el dolor agudo y crónico, que se retiró en 2013 porque necesitaba ser actualizada y dividida para ser más específica en cuanto a diferentes cuadros de dolor. Esta revisión estudia sólo el dolor neuropático.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia analgésica de la hidromorfona para el dolor neuropático crónico en adultos y los eventos adversos asociados con su uso en ensayos clínicos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), vía CRSO; MEDLINE vía Ovid; y en EMBASE vía Ovid desde su inicio hasta 17 noviembre 2015, y también en las listas de referencias de los artículos recuperados y revisiones, y en dos registros de estudios en línea.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios aleatorios doble ciego de dos semanas de duración o más que compararon la hidromorfona (en cualquier dosis, por cualquier vía de administración, o en cualquier formulación) con placebo u otro tratamiento activo en el dolor neuropático crónico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente buscaron los estudios, extrajeron los datos sobre la eficacia y los eventos adversos y examinaron la calidad de los estudios. No se realizaron análisis agrupados. La calidad de las pruebas se evaluó mediante GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation).

Resultados principales: 

Las búsquedas identificaron siete publicaciones relacionadas con cuatro estudios. Se excluyeron tres estudios. Un análisis post hoc (secundario) de un estudio publicado en cuatro informes evaluó la eficacia de la hidromorfona en el dolor neuropático, cumplió con los criterios de inclusión y se incluyó en la revisión. El único estudio incluido tuvo un diseño aleatorio de retirada y con reclutamiento homogéneo e incluyó a 94 participantes que cambiaron de forma exitosa de la morfina oral a la hidromorfona oral de liberación prolongada (alrededor del 60% de los participantes incluidos). Estos participantes luego se asignaron al azar a recibir hidromorfona por 12 semanas o a disminuir la dosis de hidromorfona hasta llegar a placebo. La calidad metodológica del estudio en general fue buena, aunque el riesgo de sesgo se consideró incierto para los datos de resultado incompletos, y alto para el tamaño del estudio.

Debido a que solamente se identificó un estudio para inclusión, no fue posible realizar análisis. El estudio incluido no informó los resultados primarios predefinidos, que se relacionan con el número de participantes que logran niveles moderados o significativos de analgesia. Informó un aumento algo mayor en la intensidad del dolor promedio con placebo en la fase aleatoria de retirada que en la continuación de la administración de hidromorfona. También informó el número de participantes que se retiraron debido a la falta de eficacia en la fase aleatoria de retirada, que puede ser un indicador de la eficacia. Sin embargo, además de utilizar un diseño de estudio aleatorio de retirada y con reclutamiento homogéneo, hubo una elección inusual de los métodos de imputación para los retiros (alrededor del 50% de los participantes); las pruebas fueron de muy baja calidad e insuficientes para evaluar la eficacia. Se observaron eventos adversos con la hidromorfona en alrededor de la mitad de los participantes; el más frecuente fue el estreñimiento y las náuseas. Una proporción similar de participantes presentaron eventos adversos con placebo; el más frecuente fue el síndrome de abstinencia de opiáceos (pruebas de muy baja calidad). La mayoría de los eventos adversos fueron de intensidad leve o moderada. Uno de cada ocho participantes abandonó el estudio mientras recibía hidromorfona durante la fase de conversión y ajuste de dosis, a pesar de que los participantes presentaban tolerabilidad a los opiáceos (pruebas de muy baja calidad).

La calidad de las pruebas se disminuyó a muy baja debido a que solamente se encontró un estudio con pocos participantes, no se informaron resultados de eficacia clínicamente útiles y el análisis se realizó post hoc.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save