Pruebas rápidas para el diagnóstico del paludismo causado por Plasmodium vivax u otros parásitos menos comunes

Esta revisión resume los ensayos que evalúan la exactitud de las pruebas diagnósticas rápidas (PDR) para diagnosticar el paludismo causado por Plasmodium vivax u otras especies no falciparum. Después de buscar estudios relevantes hasta diciembre de 2013, se incluyeron 47 estudios que reclutaron a 22 862 adultos y niños.

¿Qué son las pruebas rápidas y por qué deben poder distinguir el paludismo por Plasmodium vivax?

Las PDR son pruebas en el sitio de atención, fáciles de usar y apropiadas para su uso en ámbitos rurales por parte de los trabajadores de la asistencia sanitaria primaria. Las PDR funcionan mediante el uso de anticuerpos para detectar antígenos del paludismo en la sangre del paciente. Se coloca una gota de sangre en la tira de la prueba en la que los anticuerpos y el antígeno se combinan para crear una línea diferenciada que indica una prueba positiva.

El paludismo puede ser causado por cualquiera de cinco especies del parásito Plasmodium , aunque el P. falciparum y el P. vivax son los más comunes. En algunas áreas, las PDR deben poder distinguir qué especie está causando los síntomas de paludismo debido a que las diferentes especies pueden requerir diferentes tratamientos. A diferencia del P. falciparum, el P. vivax tiene un estadio hepático que puede causar enfermedad repetida cada pocos meses, a menos que sea tratado con primaquina. Los tipos más comunes de PDR para P. vivax utilizan dos líneas de prueba en combinación; una línea específica para P. falciparum, y una línea que puede detectar cualquier especie de Plasmodium. Si la línea del P. falciparum es negativa y la línea de “cualquier especie” es positiva, se supone que la enfermedad es causada por P. vivax (aunque también podría ser causada por P. malariae, o P. ovale). Más recientemente, se han desarrollado PDR para detectar específicamente el P. vivax.

¿Qué dice la investigación?

Las PDR para el paludismo no falciparum fueron muy específicas (rango: 98% a 100%), lo que significa que sólo del 1% al 2% de los pacientes con pruebas positivas en realidad no tendría la enfermedad. Sin embargo, fueron menos sensibles (rango: 78% a 89%), lo que significa que entre el 11% y el 22% de los pacientes con paludismo no falciparum en realidad obtendrían un resultado negativo en la prueba.

Las PDR para detectar específicamente el P. vivax fueron más exactas, con una especificidad del 99% y una sensibilidad del 95%, lo que significa que sólo el 5% de los pacientes con paludismo por P. vivax obtendrían un resultado negativo en la prueba.

Conclusiones de los autores: 

Las PDR diseñadas para detectar el P. vivax específicamente, ya sea solo o como parte de una infección mixta, parecen ser más exactas que las pruebas más antiguas diseñadas para distinguir el paludismo por P. falciparum del paludismo no falciparum. En comparación con la microscopía, estas pruebas no logran detectar alrededor del 5% de los casos de P. vivax . Esta revisión Cochrane, en combinación con otra información publicada acerca del rendimiento de las pruebas in vitro y la estabilidad en el campo, puede ayudar a los elaboradores de políticas a elegir entre las PDR disponibles.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En los ámbitos en que la infección por Plasmodium vivax y por Plasmodium falciparum causan paludismo, las pruebas diagnósticas rápidas (PDR) deben distinguir qué especie está causando los síntomas del paciente, debido a que se necesitan diferentes tratamientos. Las PDR más antiguas incorporaron dos líneas de pruebas para distinguir el paludismo causado por P. falciparum, del paludismo causado por otra especie de Plasmodium (no falciparum). Dichas PDR se pueden clasificar de acuerdo a qué anticuerpos utilizan: Las PDR tipo 2 utilizan HRP-2 (para P. falciparum) y aldolasa (todas las especies); las PDR tipo 3 utilizan HRP-2 (para P. falciparum) y pLDH (todas las especies); las tipo 4 utilizan pLDH (de P. falciparum) y pLDH (todas las especies).

Más recientemente se han desarrollado PDR para distinguir la parasitemia por P. vivax al utilizar un anticuerpo pLDH específico para el P. vivax.

Objetivos: 

Evaluar la precisión diagnóstica de las PDR para detectar la parasitemia no falciparum o por P. vivax en las personas que viven en zonas endémicas de paludismo y que acuden a centros de atención sanitaria ambulatoria con síntomas que indican paludismo, e identificar qué tipos y marcas de pruebas comerciales detectan mejor el paludismo no falciparum y por P. vivax .

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda exhaustiva en las siguientes bases de datos hasta el 31 de diciembre de 2013: Registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas (Cochrane Infectious Diseases Group); MEDLINE; EMBASE; MEDION; Science Citation Index; Web of Knowledge; African Index Medicus; LILACS; e IndMED.

Criterios de selección: 

Estudios que compararon las PDR con un estándar de referencia (microscopía o reacción en cadena de la polimerasa) en muestras de sangre de series aleatorizadas o consecutivas de pacientes que asisten de forma ambulatoria a los centros de salud con síntomas indicadores de paludismo en regiones endémicas de no falciparum.

Obtención y análisis de los datos: 

De cada estudio, dos autores de la revisión extrajeron de forma independiente un conjunto de datos estándar con el uso de un formulario de extracción de datos personalizado. Las comparaciones se agruparon por tipo de PDR (definidas por las combinaciones de anticuerpos utilizadas) y se combinaron en el metanálisis cuando fue apropiado. Los promedios de sensibilidad y especificidad se presentan junto con intervalos de confianza del 95% (IC del 95%).

Resultados principales: 

Se incluyeron 47 estudios con 22 862 participantes. Las características de los pacientes, los métodos de muestreo y los métodos estándar de referencia se informaron de forma deficiente en la mayoría de los estudios.

PDR para la detección de la parasitemia “no falciparum”

Once estudios evaluaron pruebas tipo 2 en comparación con microscopía, 25 evaluaron pruebas tipo 3 y 11 evaluaron pruebas tipo 4. En los metanálisis, las sensibilidades y especificidades promedio fueron del 78% (IC del 95%: 73% a 82%) y del 99% (IC del 95%: 97% a 99%) para las pruebas tipo 2; del 78% (IC del 95%: 69% a 84%) y del 99% (IC del 95%: 98% a 99%) para las pruebas tipo 3 y del 89% (IC del 95%: 79% a 95%) y del 98% (IC del 95%: 97% a 99%) para las pruebas tipo 4; respectivamente. Las pruebas tipo 4 fueron más sensibles que las pruebas tipo 2 (p = 0,01) y tipo 3 (p = 0,03).

Cinco estudios compararon las pruebas tipo 3 con la PDR; en el metanálisis, la sensibilidad y la especificidad medias fueron del 81% (IC del 95%: 72% a 88%) y del 99% (IC del 95%: 97% a 99%) respectivamente.

PDR para la detección de la parasitemia por P. vivax

Ocho estudios compararon las pruebas pLDH con microscopía; la sensibilidad y la especificidad medias fueron del 95% (IC del 95%: 86% a 99%) y del 99% (IC del 95%: 99% a 100%), respectivamente.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save