Clonidina tópica para el dolor neuropático

El objetivo de esta revisión fue examinar cómo funciona la clonidina aplicada a la piel en los pacientes con dolor neuropático. Para responder a esta pregunta, se realizaron búsquedas en bases de datos médicas hasta al 17 de septiembre de 2014. Se encontraron sólo dos estudios que proporcionaron información. Duraron ocho semanas y 12 semanas e incluyeron 344 participantes con neuropatía diabética dolorosa (NDD). Un fabricante del fármaco patrocinó ambos estudios, que fueron de baja calidad.

A partir de estos estudios se sabe que la clonidina aplicada a la piel probablemente proporciona pequeños efectos beneficiosos a los pacientes con NDD, pero no es posible asegurarlo. La clonidina puede proporcionar alivio parcial del dolor a uno de cada ocho pacientes tratados. No se sabe cómo funciona la clonidina aplicada a la piel en otras afecciones de dolor neuropático. El tratamiento con el fármaco durante períodos cortos probablemente no causará efectos secundarios, pero a partir de los estudios no se sabe si el uso de la clonidina es seguro a largo plazo. Los investigadores no informaron diferencias en el número total de efectos secundarios entre los pacientes que reciben clonidina tópica o placebo.

El mensaje más importante de esta revisión es que la clonidina aplicada a la piel puede brindar alivio parcial del dolor solamente en algunos pacientes con NDD.

Conclusiones de los autores: 

Las pruebas limitadas de un escaso número de estudios de calidad moderada a baja indican que la clonidina tópica puede proporcionar algún efecto beneficioso en la neuropatía diabética periférica. El fármaco puede ser útil en situaciones en las cuales no hay otra opción mejor de tratamiento disponible debido a la falta de eficacia, contraindicaciones o eventos adversos. Se necesitan ensayos adicionales para evaluar la clonidina tópica en otras afecciones de dolor neuropático y para determinar cómo se deben seleccionar para el tratamiento los pacientes que tienen probabilidades de responder al fármaco.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La clonidina es un agonista del receptor alfa-2 adrenérgico presináptico utilizada durante muchos años para tratar la hipertensión y otras afecciones incluido el dolor crónico. Los eventos adversos asociados con el uso sistémico del fármaco han limitado su aplicación. El uso tópico de los fármacos ha ganado interés actualmente, ya que puede limitar los eventos adversos sin perder la eficacia analgésica. Las formas farmacéuticas de la clonidina tópica se han investigado recientemente en ensayos clínicos.

Objetivos: 

Los objetivos de esta revisión fueron evaluar la eficacia analgésica de la clonidina tópica para el dolor neuropático crónico en adultos y evaluar la frecuencia de eventos adversos asociados con el uso clínico de la clonidina tópica para el dolor neuropático crónico.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane de Estudios (CRS) Online (Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados [Cochrane Central Register of Controlled Trials] [CENTRAL]), en las bases de datos MEDLINE y EMBASE, en las listas de referencias de artículos recuperados, y se contactó con expertos en el tema. Se realizó la búsqueda más reciente el 17 de septiembre de 2014.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los estudios aleatorios con doble cegamiento, de al menos dos semanas de duración, que compararan clonidina tópica con placebo u otro tratamiento activo en pacientes con dolor neuropático crónico.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de los estudios y evaluaron sesgo. Se planificaron tres niveles de análisis de las pruebas. El primer nivel se diseñó para analizar los datos que se ajustaran a las mejores normas actuales, que cumplieron los estudios que informaron el resultado reducción de la intensidad del dolor de al menos el 50% con respecto al valor inicial (o su equivalente) sin utilizar la última observación realizada u otro método de imputación para los abandonos, informaron un análisis por intención de tratar, duraron ocho semanas o más, tuvieron un diseño de grupo paralelo e incluyeron al menos 200 participantes (de preferencia al menos 400) en la comparación. El segundo nivel se diseñó para utilizar los datos de los estudios con al menos 200 participantes pero en los casos en los que no cumplieron una de las condiciones anteriores. El tercer nivel de las pruebas se supuso en otras situaciones.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos estudios en la revisión, con un total de 344 participantes. Los estudios duraron ocho semanas y 12 semanas y compararon clonidina tópica versus placebo. 0,1%. La clonidina tópica se aplicó en forma de gel al área dolorosa dos a tres veces al día.

Los estudios incluidos en esta revisión estaban sujetos a un sesgo potencial y fueron clasificados como de calidad moderada o baja. Un fabricante del fármaco patrocinó ambos estudios.

No se encontraron pruebas del nivel más alto para la clonidina tópica en el dolor neuropático. Las pruebas de segundo nivel indicaron una mejoría leve después de la administración del fármaco en los participantes de un estudio con neuropatía diabética dolorosa (NDD). Un mayor número de participantes del grupo de clonidina tópica tuvieron una reducción del dolor de al menos el 30% en comparación con placebo (cociente de riesgos [CR] 1,35; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,03 a 1,77; número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional [NNTB] 8,33; IC del 95%: 4,3 a 50). Las pruebas de tercer nivel indicaron que la clonidina tópica no fue mejor que placebo para lograr una reducción de al menos el 50% en la intensidad del dolor y en la Patient Global Impression of Change Scale. Los dos estudios incluidos podían estar sujetos a un sesgo significativo. No se encontraron estudios que informaran otras afecciones de dolor neuropático.

La tasa de eventos adversos no difirió entre los grupos, con la excepción de una incidencia mayor de reacciones cutáneas leves en el grupo placebo, que no debe tener significación clínica.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save