Oxigenoterapia de alta presión para niños y adultos con trastorno del espectro autista (TEA)

Antecedentes

El trastorno del espectro autista (TEA) se asocia con problemas en la comunicación social y conductas restringidas. La oxigenoterapia de alta presión (hiperbárica) se ha propuesto como tratamiento para estos síntomas del TEA. Se revisaron las pruebas sobre los efectos de la oxigenoterapia de alta presión (hiperbárica) en los niños y los adultos con TEA. También se evaluaron las pruebas sobre seguridad de la oxigenoterapia de alta presión.

Pregunta de la revisión

¿La oxigenoterapia de alta presión mejora la comunicación social u otros aspectos de la función en los niños y los adultos con TEA y cuán seguro es este tratamiento?

Características de los estudios

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos electrónicas y se identificaron ensayos controlados aleatorios (en que los participantes son asignados al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) que incorporaron participantes que recibieron oxigenoterapia de alta presión o aire ambiental o ningún tratamiento como control.

Las pruebas están actualizadas hasta diciembre 2015.

Resultados clave

Se encontró un solo estudio pequeño con 60 niños, que evaluó la oxigenoterapia de alta presión evaluada para el TEA.

No hubo pruebas de que la oxigenoterapia de alta presión mejorara la interacción social, los problemas conductuales, la comunicación del lenguaje o el habla o la función mental en los niños con TEA. Sin embargo, los niños que recibieron oxigenoterapia de alta presión (hiperbárica) mostraron un aumento de los casos de barotrauma del oído en comparación con los del grupo de control.

Calidad de las pruebas

La calidad de las pruebas es baja. Las pruebas son insuficientes para confirmar que el oxígeno de alta presión es un tratamiento efectivo para los pacientes con TEA.

Conclusiones de los autores: 

Hasta la fecha, no existen pruebas de que la oxigenoterapia hiperbárica mejore los síntomas centrales y los síntomas asociados del TEA. Es importante señalar que puede haber efectos adversos (barotrauma del oído de grado menor). Dada la ausencia de pruebas de la efectividad y la plausibilidad biológica limitada y los posibles efectos adversos, debe analizarse detenidamente la necesidad de ECA futuros de oxigenoterapia hiperbárica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La prevalencia cada vez mayor del trastorno del espectro autista (TEA) ha aumentado la necesidad de tratamientos basados en pruebas para reducir el impacto de los síntomas. En la actualidad, no se dispone de ningún tratamiento para tratar de manera efectiva a los pacientes con todos los síntomas de este trastorno. Se ha sugerido que la oxigenoterapia hiperbárica puede aliviar la disfunción bioquímica y los síntomas clínicos del TEA.

Objetivos: 

Determinar si el tratamiento con oxígeno hiperbárico:

1. mejora los síntomas centrales del TEA, incluidos los problemas de comunicación social y los comportamientos estereotípicos y repetitivos;

2. mejora los síntomas no centrales del TEA, como los comportamientos desafiantes;

3. mejora los estados comórbidos, como la depresión y la ansiedad; y

4. causa efectos adversos.

Estrategia de búsqueda (: 

El 10 diciembre 2015, se hicieron búsquedas en CENTRAL, Ovid MEDLINE, Embase, y en otras 15 bases de datos, cuatro de las cuales eran chinas. También se realizaron búsquedas en múltiples registros de ensayos y de investigación.

Criterios de selección: 

Se seleccionaron los ensayos controlados aleatorios (ECA) y cuasialeatorios de cualquier dosis, duración y frecuencia para la oxigenoterapia hiperbárica comparada con ningún tratamiento o tratamiento simulado para niños y adultos con TEA.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane, en los que los tres autores de la revisión seleccionaron de forma independiente los estudios, evaluaron su riesgo de sesgo y extrajeron los datos relevantes. También se evaluó la calidad de las pruebas mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyó un ensayo con un total de 60 niños con diagnóstico de TEA, a quienes se administró al azar oxigenoterapia hiperbárica o un tratamiento simulado. Con el uso de los criterios GRADE, se valoró la calidad de las pruebas como baja debido al pequeño tamaño de la muestra y los intervalos de confianza (IC) amplios. Otros problemas fueron el sesgo de selección y la corta duración del seguimiento.

En términos generales, los autores de los estudios no informaron mejorías en la interacción social y la comunicación, los problemas conductuales, las capacidades lingüísticas y de comunicación, o la función cognitiva. Con respecto a la seguridad de la oxigenoterapia hiperbárica (eventos adversos), informaron los casos de barotrauma del oído de grado menor. Los investigadores encontraron diferencias significativas entre los grupos en el número total de efectos secundarios (odds ratio [OR] de Peto 3,87; IC del 95%: 1,53 a 9,82) y en el número de niños que presentaron efectos secundarios (OR de Peto 4,40; IC del 95%: 1,33 a 14,48).

Tools
Information
Share/Save