Intervenciones para mujeres delincuentes que consumen drogas

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Antecedentes

Los delincuentes que consumen drogas por naturaleza representan un grupo socialmente excluido, en el cual el consumo de drogas es más prevalente que en el resto de la población. Se observa un número creciente de encarcelamientos en mujeres delincuentes por crímenes relacionados con drogas. Por este motivo es importante investigar lo que se conoce acerca de lo que funciona para las mujeres delincuentes.

Características de los estudios

Los revisores realizaron búsquedas en las bases de datos científicas y los recursos de Internet para identificar ensayos controlados aleatorios (en que los participantes son asignados al azar a uno de dos o más grupos de tratamiento) de las intervenciones para reducir, eliminar o prevenir la reincidencia o la actividad criminal de las mujeres delincuentes que consumen drogas. Se incluyeron personas de cualquier edad o etnia.

Resultados clave

Se identificaron 11 ensayos (cuatro de los cuales están en espera de clasificación) de mujeres delincuentes que consumen drogas. Las intervenciones incluyeron: i) dos evaluaciones del tratamiento con comunidades terapéuticas (CT) en comparación con una opción de sentencia alternativa y un programa educativo de aptitudes cognitivas; ii) tres evaluaciones del tratamiento comunitario; iii) un programa cognitivo-conductual en comparación con el tratamiento habitual; y iv) tratamiento con buprenorfina. En términos generales, los hallazgos indican que dichas intervenciones juntas tienen un impacto sobre la reducción del consumo de drogas autoinformado y el nuevo encarcelamiento. Se encontró que las intervenciones terapéuticas individuales tenían efectos diferentes y los resultados debían ser interpretados con precaución. Se identificaron muy pocos estudios para evaluar si el ámbito de tratamiento (p.ej. de la corte o la comunidad) tuvo un impacto en el éxito de dichos programas. Hay resultados alentadores que destacan el uso de los programas de CT con asistencia posterior al tratamiento y un programa de tratamiento con perspectiva de género (TPG); sin embargo, esto fue sólo un estudio. No se proporciona información sobre el costo y el costo-eficacia de estos estudios. En conclusión, se necesita investigación de alta calidad para evaluar la efectividad de diferentes opciones de tratamiento para mujeres delincuentes que consumen drogas. La información adicional sobre los procesos involucrados en el compromiso de las pacientes que deben cumplir programas para el abuso de sustancias, junto con las evaluaciones de la investigación del costo-eficacia, permitirán que los elaboradores de políticas realicen elecciones fundamentadas acerca de la puesta en marcha de programas adaptados dirigidos específicamente a las mujeres delincuentes.

Conclusiones de los autores: 

Los siete ensayos muestran algunos resultados positivos en cuanto al uso de tratamientos para reducir el consumo de drogas autoinformado y el nuevo encarcelamiento posterior. En términos generales, sin embargo, los ensayos revelaron un alto grado de variación estadística, por lo cual se requiere un grado de cuidado en la interpretación de la magnitud del efecto y la dirección del beneficio para los resultados del tratamiento. Se necesitan descripciones de las modalidades de tratamiento para identificar los elementos importantes para el éxito del tratamiento en mujeres delincuentes que consumen drogas. Se necesitan más ensayos para aumentar la confianza y poder establecer conclusiones acerca de la efectividad de los tratamientos para mujeres delincuentes que consumen drogas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ésta es una versión actualizada de una revisión Cochrane publicada por primera vez en el número 3, 2006 (Perry 2006). La revisión representa una de un grupo de cuatro revisiones que se centran en la efectividad de las intervenciones para la reducción del consumo de drogas y la actividad criminal en delincuentes. Esta revisión específica considera las intervenciones para mujeres delincuentes que consumen drogas.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones para las delincuentes que consumen drogas en cuanto a la reducción de la actividad criminal o el consumo de drogas, o ambos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en 14 bases de datos bibliográficas electrónicas (entre 2004 y 21 marzo 2013) y en cinco recursos web adicionales (entre 2004 y noviembre 2011). Se estableció contacto con los expertos en el tema para obtener más información.

Criterios de selección: 

Se incluyen ensayos controlados aleatorios diseñados para reducir, eliminar o prevenir la reincidencia de mujeres delincuentes que consumen drogas. También se informan datos sobre el costo y el costo-eficacia de las intervenciones.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane.

Resultados principales: 

Se identificaron 76 ensayos entre las cuatro revisiones. Después de un proceso de preselección, se consideró que 11 ensayos reunían los criterios de inclusión de la revisión específica; cuatro de los 11 ensayos están en espera de clasificación en la revisión. Los siete ensayos restantes incluyen a 1236 participantes. Las intervenciones incluidas en esta revisión informan sobre comunidades terapéuticas (CT), tratamiento con perspectiva de género (TPG), uso de manejo de casos y aptitudes cognitivas y una intervención farmacológica que utiliza buprenorfina. La calidad de los ensayos y los riesgos de sesgo variaron a través de cada estudio. La mayoría de los estudios se consideró como en riesgo "incierto" de sesgo debido a la falta de información descriptiva. En general las intervenciones mostraron reducciones estadísticamente significativas en el consumo de drogas autoinformado, (cuatro estudios, 734 participantes, cociente de riesgos [CR] 0,68; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,58 a 0,80) y el nuevo encarcelamiento, (cuatro estudios, 745 participantes, CR 0,55; IC del 95%: 0,41 a 0,72). Se encontró un resultado estadísticamente no significativo para el nuevo arresto(tres estudios, 803 participantes, CR 0,80; IC del 95%: 0,53 a 1,19). Los resultados del tratamiento individual encontraron que las CT y un programa de TPG mostraron una reducción estadísticamente significativa en el nuevo encarcelamiento (un estudio, 509 participantes, CR 0,42; IC del 95%: 0,29 a 0,60) pero no en el nuevo arresto, (un estudio, 314 participantes, CR 0,73; IC del 95%: 0,52 a 1,03) ni en el consumo de drogas autoinformado (dos estudios, 825 participantes, CR 0,47; IC del 95%: 0,14 a 1,53). Los programas de manejo de casos y aptitudes cognitivas no redujeron significativamente los nuevos arrestos, (un estudio, 183 participantes, CR 1,12; IC del 95%: 0,89 a 1,41) ni el consumo de drogas autoinformado, (un estudio, 77 participantes, CR 0,65; IC del 95%: 0,20 a 2,12), aunque mostraron una reducción estadísticamente significativa en el nuevo encarcelamiento, (tres estudios, 236 participantes, CR 0,63; IC del 95%: 0,49 a 0,81). La buprenorfina no redujo significativamente el consumo de drogas autoinformado (CR 0,58; IC del 95%: 0,25 a 1,35), aunque este resultado provino de un único estudio con solo 36 participantes. Debido al reducido número de estudios, no fue posible analizar el impacto del ámbito de tratamiento en el resultado. No se informaron pruebas del costo ni del costo-eficacia en los estudios.

Share/Save