Solución salina normal versus soluciones con bajas concentraciones de cloruro para el trasplante renal

¿Cuál es el tema?

Los pacientes con insuficiencia renal pueden ser sometidos a un trasplante renal para reemplazar la función de sus propios riñones. Durante una cirugía de trasplante renal, los pacientes reciben líquidos a través de las venas para mantenerlos hidratados. El mantenimiento de una buena hidratación ayuda al riñón trasplantado a funcionar después de la cirugía. La elección de los líquidos que se administran durante y después de la cirugía puede tener un efecto sobre cómo funciona el trasplante renal después de la intervención quirúrgica y sobre las medidas ácido-básicas del paciente en la sangre.

La solución salina normal es un tipo de líquido que se administra comúnmente durante una cirugía. Contiene un nivel alto de cloruro. La administración de solución salina normal a un paciente sometido a un trasplante renal podría aumentar el nivel de ácidos de la sangre en comparación con la administración de líquidos que contienen menos cloruro. Los niveles altos de ácidos en sangre podrían asociarse con hiperpotasemia, lo cual es peligroso para el corazón y a menudo requiere diálisis para su corrección.

¿Qué se hizo?

Se realizó una revisión sistemática para considerar la pregunta de si la administración de líquidos con concentraciones inferiores de cloruro en comparación con la solución salina normal durante la cirugía de trasplante renal altera la función temprana del riñón, el número de pacientes con niveles altos de potasio y ácidos en la sangre después de la cirugía. Se incluyeron los estudios que fueron publicados hasta el 26 noviembre 2015.

¿Qué se encontró?

Se encontraron seis estudios que incluían a 477 pacientes sometidos al trasplante renal. La mayoría de estos pacientes tuvo un trasplante renal de un donante vivo. La calidad general de los estudios fue baja a media, y el problema principal fue el número pequeño de estudios y el tamaño pequeño de los estudios. No hubo información sobre la fuente de financiación para la mayoría de los estudios.

En comparación con la solución salina normal, la administración de soluciones que contienen menos cloruro a los pacientes sometidos a un trasplante renal durante la cirugía de trasplante dio lugar a niveles inferiores de ácidos en sangre, aunque no afectó la forma en que funcionó el riñón trasplantado después de la intervención quirúrgica ni el número de pacientes con hiperpotasemia. En muchos estudios, no se informaron los efectos perjudiciales. En el grupo de pacientes que recibieron líquidos con concentraciones inferiores de cloruro, el trasplante falló en un paciente y un paciente rechazó el trasplante. En el grupo de pacientes que recibieron solución salina normal, el trasplante fracasó en cuatro pacientes y dos pacientes rechazaron el trasplante. Sin embargo, este hecho quizás constituya una imagen incompleta de los efectos perjudiciales.

Conclusiones de los autores: 

Las soluciones de electrolitos equilibradas se asocian con menos acidosis metabólica hiperclorémica en comparación con la solución salina normal; sin embargo, aún se desconoce si las soluciones con bajas concentraciones de cloruro dan lugar a mejores resultados del injerto en comparación con la solución salina normal.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

No se ha definido el líquido intravenoso ideal para el trasplante renal, a pesar del uso común de solución salina normal durante el período perioperatorio. El contenido alto de cloruro de la solución salina normal se asocia con un mayor riesgo de acidosis metabólica hiperclorémica, que a su vez puede aumentar el riesgo de hiperpotasemia y de retraso en la función del injerto. Las soluciones de electrolitos equilibradas tienen un contenido inferior de cloruro, que puede reducir este riesgo y evitar la necesidad de diálisis por la hiperpotasemia en el período inmediato postrasplante. Los ensayos controlados aleatorios (ECA) que consideran este tema han usado los resultados bioquímicos para comparar los líquidos, y no han logrado un poder estadístico suficiente para considerar los resultados centrados en los pacientes como el retraso en la función del injerto.

Objetivos: 

Examinar el efecto de las soluciones con bajas concentraciones de cloruro versus solución salina normal sobre el retraso en la función del injerto, la hiperpotasemia y el estado ácido-básico en los receptores de trasplantes renales.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Riñón y Trasplante (Cochrane Kidney and Transplant's Specialised Register) hasta el 26 de noviembre de 2015, mediante contacto con el especialista en información, utilizando términos de búsqueda relevantes para esta revisión.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA de los receptores de trasplantes renales que comparaban la administración intravenosa y perioperatoria de soluciones con bajas concentraciones de cloruro versus solución salina normal.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos investigadores independientes evaluaron la elegibilidad y el riesgo de sesgo de los estudios. Los datos de los estudios individuales se extrajeron mediante formularios estandarizados y se agruparon de acuerdo a un protocolo publicado. Las estimaciones resumen del efecto se obtuvieron mediante un modelo de efectos aleatorios, y los resultados se expresaron como cocientes de riesgos (CR) y sus intervalos de confianza (IC) del 95% para los resultados dicotómicos, así como la diferencia de medias (DM) y los IC del 95% para los resultados continuos.

Resultados principales: 

En la revisión se incluyeron seis estudios (477 participantes). Todos los participantes eran receptores de trasplantes renales adultos y un 70% de los participantes fueron sometidos a un trasplante renal de donante vivo. El riesgo general de sesgo fue bajo para el sesgo de selección y poco claro para los dominios restantes. No hubo diferencias en el riesgo de retraso en la función del injerto (tres estudios, 298 participantes: CR 1,03; IC del 95%: 0,62 a 1,70) o hiperpotasemia (dos estudios, 199 participantes: CR 0,48; IC del 95%: 0,04 a 6,10) para los participantes que recibieron soluciones equilibradas de electrolitos en comparación con la solución salina normal. Las soluciones equilibradas de electrolitos intraoperatorias en comparación con la solución salina normal se asociaron con un pH sanguíneo mayor (tres estudios, 193 participantes: DM 0,07; IC del 95%: 0,05 a 0,09), un nivel mayor de bicarbonato sérico (tres estudios, 215 participantes: DM 3,02 mEq/l, IC del 95%: 2,00 a 4,05) y un nivel inferior de cloruro sérico (tres estudios, 215 participantes: DM -9,93 mmol/l; IC del 95%: -19,96 a 0,11). Hubo cuatro casos de pérdida del injerto en el grupo de solución salina normal y uno en el grupo de solución de electrolitos equilibrada, y cuatro casos de rechazo agudo en el grupo de solución salina normal en comparación con dos casos en el grupo de solución de electrolitos equilibrada.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save