Dosis bajas de naltrexona para la inducción de la remisión en la enfermedad de Crohn

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La enfermedad de Crohn es un trastorno inflamatorio crónico de los intestinos, que puede afectar a personas en cualquier sitio desde la boca hasta el ano. Hay hormonas específicas (proteínas que transmiten instrucciones en el cuerpo) conocidas por su implicación en la respuesta de dolor que pueden estar involucradas en la inflamación subyacente a la enfermedad de Crohn. Es posible que al administrar a los pacientes una dosis baja de una de estas proteínas denominada naltrexona se puedan observar mejorías en la enfermedad de Crohn.

La finalidad de esta revisión sistemática fue examinar la efectividad y la seguridad (es decir efectos secundarios) del tratamiento con dosis bajas de naltrexona para inducir la remisión en pacientes con enfermedad de Crohn activa. Esta revisión identificó dos ensayos controlados aleatorios pequeños que incluían un total de 46 participantes. Un estudio comparó 12 semanas de tratamiento con dosis bajas de naltrexona (4,5 mg/día) con placebo (es decir un fármaco falso como una pastilla de azúcar) en 34 pacientes adultos con enfermedad de Crohn activa. El otro estudio comparó ocho semanas de tratamiento con dosis bajas de naltrexona (0,1 mg/kg hasta un máximo de 4,5 mg/día) con placebo en 12 niños con enfermedad de Crohn activa. Los resultados de ambos estudios fueron imprecisos en cuanto a la proporción de pacientes que alcanzaron la remisión clínica. Los resultados del estudio en pacientes adultos indican que las dosis bajas de naltrexona pueden proporcionar un beneficio en cuanto a la respuesta clínica (es decir una mejoría en los síntomas de la enfermedad) y la respuesta endoscópica (es decir una reducción de la inflamación de los intestinos según lo observado al examinar los intestinos con un endoscopio). No es posible establecer si las dosis bajas de naltrexona dieron lugar a efectos secundarios específicos que incluyen trastornos del sueño, sueños extraños, cefalea, reducción del apetito, náuseas y fatiga debido al número bajo de pacientes que experimentaron estos problemas en los estudios. Los resultados de esta revisión deben interpretarse con cautela debido a que se basan en números pequeños de pacientes y la calidad general de las pruebas se consideró baja debido a la falta de precisión de los resultados. Por lo tanto, no es posible establecer conclusiones firmes con respecto a la efectividad y al perfil de efectos secundarios del tratamiento con dosis bajas de naltrexona para los pacientes con enfermedad de Crohn activa. Se necesitan ensayos controlados aleatorios adicionales para evaluar la efectividad y los efectos secundarios del tratamiento con dosis bajas de naltrexona en la enfermedad de Crohn activa tanto en adultos como en niños. Un estudio está actualmente en curso y los resultados deberían estar disponibles en el año 2014 o 2015.

Conclusiones de los autores: 

En la actualidad, no hay pruebas suficientes para establecer conclusiones firmes con respecto a la eficacia y la seguridad de la naltrexona en dosis bajas para el tratamiento de los pacientes con enfermedad de Crohn activa. Los datos de un estudio pequeño indican que las DBN pueden proporcionar un beneficio en cuanto a la respuesta clínica y endoscópica en los pacientes adultos con enfermedad de Crohn activa. Los datos de dos estudios pequeños indican que las DBN no aumentan la tasa de eventos adversos específicos en relación con placebo. Sin embargo, estos resultados deben interpretarse con cuidado debido a que se basan en números muy pequeños de pacientes y la calidad general de las pruebas se consideró baja debido a la imprecisión grave. Se necesitan ensayos controlados aleatorios adicionales para evaluar la eficacia y la seguridad del tratamiento con DBN en la enfermedad de Crohn activa tanto en adultos como en niños. Actualmente, hay un estudio en curso (NCT01810185).

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La enfermedad de Crohn es un trastorno inflamatorio transmural y recidivante que afecta el aparato digestivo. Desde hace tiempo se sabe que la señalización opioide afecta la secreción y la motilidad en los intestinos, y la misma ha sido implicada en la cascada inflamatoria de la enfermedad de Crohn. Las dosis bajas de naltrexona, un antagonista opioide, ha ganado interés como un posible tratamiento.

Objetivos: 

El objetivo principal fue evaluar la eficacia y la seguridad de las dosis bajas de naltrexona para inducir la remisión de la enfermedad de Crohn.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizó una búsqueda sistemática para identificar estudios relevantes en MEDLINE, EMBASE, CENTRAL y el registro especializado del Grupo Cochrane de Enfermedad Inflamatoria Intestinal y Trastornos Funcionales del Intestino (Cochrane Inflammatory Bowel Disease and Functional Bowel Disorders Group) desde el inicio hasta febrero de 2013. También se examinaron los resúmenes de las conferencias principales de gastroenterología incluida la Digestive Disease Week y la United European Gastroenterology Week y las listas de referencias de los artículos recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorios de las dosis bajas de naltrexona (DBN) para el tratamiento de la enfermedad de Crohn activa.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos se analizaron sobre una base de intención de tratar mediante el programa Review Manager (RevMan 5.2). El resultado primario fue la inducción de la remisión clínica definida por un índice de actividad de la enfermedad de Crohn (CDAI) de 150 o un índice pediátrico de actividad de la enfermedad de Crohn (PCDAI) de 10. Los resultados secundarios incluyeron la respuesta clínica (disminución de 70 o 100 puntos en el CDAI desde el inicio), remisión endoscópica o respuesta, calidad de vida y eventos adversos según lo definido por los estudios incluidos. Se calcularon los cocientes de riesgo (CR) y los intervalos de confianza (IC) del 95% para los resultados dicotómicos. La calidad metodológica de los estudios incluidos se evaluó mediante la herramienta Cochrane de riesgo de sesgo. La calidad general de las pruebas que apoyaban el resultado primario y los resultados secundarios seleccionados se evaluaron con los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se identificaron dos estudios (46 participantes). Un estudio evaluó la eficacia y la seguridad de 12 semanas de tratamiento con DBN (4,5 mg/día) comparado con placebo en pacientes adultos (N = 34). El otro estudio evaluó ocho semanas de tratamiento con DBN (0,1 mg/kg, máximo 4,5 mg/día) comparado con placebo en pacientes pediátricos (N = 12). El objetivo primario del estudio pediátrico fue evaluar la seguridad y la tolerabilidad. Ambos estudios se calificaron como de riesgo de sesgo bajo. El estudio en pacientes adultos informó que un 30% (5/18) de los pacientes tratados con DBN lograron la remisión clínica a las 12 semanas en comparación con el 18% (3/16) de los pacientes que recibieron placebo, una diferencia que no fue estadísticamente significativa (CR 1,48; IC del 95%: 0,42 a 5,24). El estudio en niños informó que un 25% de los pacientes tratados con DBN lograron la remisión clínica (PCDAI 10) en comparación con ninguno de los pacientes del grupo de placebo, aunque no se conoce si este resultado fue para el ensayo aleatorio controlado con placebo o para el estudio de extensión no enmascarado. En el estudio en adultos las tasas de respuesta clínica de 70 puntos fueron significativamente mayores en los pacientes tratados con DBN en comparación con placebo. Ochenta y tres por ciento (15/18) de los pacientes que recibieron DBN presentaron una respuesta clínica de 70 puntos a la semana 12 en comparación con un 38% (6/16) de los pacientes que recibieron placebo (CR 2,22; IC del 95%: 1,14 a 4,32). El efecto de la DBN sobre la proporción de pacientes adultos que lograron una respuesta clínica de 100 puntos fue incierto. Sesenta y un por ciento (11/18) de los pacientes que recibieron DBN lograron una respuesta clínica de 100 puntos en comparación con un 31% (5/16) de los pacientes que recibieron placebo (CR 1,96; IC del 95%: 0,87 a 4,42). La proporción de pacientes que lograron una respuesta endoscópica (disminución en el CDEIS de 5 desde el inicio) fue significativamente mayor en el grupo de DBN comparado con placebo. Setenta y dos por ciento (13/18) de los pacientes que recibieron DBN lograron una respuesta endoscópica en comparación con un 25% (4/16) de los pacientes que recibieron placebo (CR 2,89; IC del 95%: 1,18 a 7,08). Sin embargo, no hubo diferencias estadísticamente significativas en la proporción de pacientes que lograron la remisión endoscópica. La remisión endoscópica (CDEIS < 3) se logró en un 22% (4/18) del grupo de DBN en comparación con un 0% (0/16) del grupo de placebo (CR 8,05; IC del 95%: 0,47 a 138,87). Los datos agrupados de ambos estudios no muestran ninguna diferencia estadísticamente significativa en los retiros debido a los eventos adversos o a eventos adversos específicos que incluyen trastornos del sueño, sueños extraños, cefalea, reducción del apetito, náuseas y fatiga. En ninguno de los dos estudios se observaron eventos adversos graves. Los análisis de GRADE calificaron la calidad general de las pruebas para los resultados primarios y secundarios (es decir, remisión clínica, respuesta clínica, respuesta endoscópica y eventos adversos) como baja debido a la imprecisión grave (datos escasos).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save