Intervenciones en pacientes con embarazos después de la lesión obstétrica del esfínter anal para reducir el riesgo de lesión recurrente y los daños

Tres cuartas partes de las pacientes que tienen un parto por vía vaginal presentan daño en el área entre la vagina y el ano (el perineo). El daño grave que incluye el esfínter anal es menos frecuente y ocurre en hasta la quinta parte de los partos vaginales. Las tasas informadas de daño del esfínter anal varían mucho, lo que se puede deber a varios motivos que incluyen: subinforme y sobreinforme, uso de diferentes criterios de diagnóstico, diferentes métodos de evaluación y diferencias en la instrucción en el reconocimiento del daño.

El daño del esfínter se asocia con un mayor riesgo de afectación a la salud a corto y a largo plazo que incluye dolor perineal, coito doloroso, disfunción intestinal e incontinencia urinaria y fecal. El dolor perineal después del parto puede afectar el vínculo materno-infantil, la capacidad para lactar y puede aumentar el riesgo de retención urinaria y coito doloroso, reducir el bienestar y aumentar el riesgo de depresión.

Las pacientes con daño del esfínter durante el parto que vuelven a quedar embarazadas se pueden beneficiar de algunas intervenciones para reducir el riesgo de que se repita el daño. Estas intervenciones incluyen: ejercicios prenatales del suelo pelviano y entrenamiento por biorretroalimentación para fortalecer el suelo pelviano; masaje perineal o cremas para reducir el riesgo de desgarro perineal, o intervenciones durante el trabajo de parto con el objetivo de reducir el riesgo de daño del esfínter que incluyen: inducción más temprana del trabajo de parto para reducir el riesgo de un feto grande, cesárea electiva para evitar el daño perineal, extracción con ventosa en contraposición al uso de fórceps y episiotomía selectiva para reducir el riesgo de daño perineal grave.

Solamente se identificó un ensayo aleatorio en curso que evalúa la cesárea comparada con el parto vaginal para las pacientes en los embarazos posteriores a una lesión obstétrica del esfínter anal para reducir el riesgo de la lesión recurrente y los daños asociados. Por lo tanto, se necesitan ensayos de alta calidad con potencia estadística suficiente para evaluar la efectividad relativa de diferentes intervenciones para mejorar la salud en los embarazos posteriores a una lesión obstétrica del esfínter anal.

Conclusiones de los autores: 

No se incluyeron ensayos relevantes. Por lo tanto, no se conoce la efectividad de las intervenciones para mejorar la salud en las pacientes en los embarazos posteriores a una lesión obstétrica del esfínter anal. Se necesitan ensayos aleatorios que evalúen los efectos relativos de las intervenciones antes de poder establecer recomendaciones prácticas claras.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Con frecuencia durante el parto se produce un daño perineal; en hasta el 18% de los partos vaginales se informa de un daño grave que implica la lesión del esfínter anal. Las pacientes con daño del esfínter anal tienen mayores probabilidades de presentar dolor perineal, dispareunia (coito doloroso), disfunción defecatoria e incontinencia urinaria y fecal en comparación con las que no tienen daño. Las intervenciones en un embarazo posterior pueden ser beneficiosas al reducir el riesgo de traumatismo grave adicional y pueden reducir el riesgo de morbilidad asociada.

Objetivos: 

Examinar los efectos de las intervenciones en pacientes en embarazos posteriores después de la lesión obstétrica del esfínter anal para mejorar la salud.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de septiembre de 2014).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios, ensayos aleatorios grupales y ensayos con brazos múltiples que evalúan los efectos de cualquier intervención en los embarazos posteriores después de la lesión obstétrica del esfínter anal para mejorar la salud. No se consideraron elegibles para su inclusión los estudios cuasialeatorios y los ensayos cruzados.

Obtención y análisis de los datos: 

No se incluyeron ensayos. En futuras actualizaciones de esta revisión, al menos dos revisores extraerán los datos y evaluarán el riesgo de sesgo de los estudios incluidos.

Resultados principales: 

No se identificaron ensayos elegibles que se hubieran completado. Se identificó un ensayo en curso.

Tools
Information
Share/Save