Agonistas beta 2 intravenosos versus aminofilina intravenosa para el asma aguda

Los fármacos beta2agonistas y la aminofilina se utilizan para el tratamiento del asma y funcionan al abrir las vías respiratorias para ayudar a los pacientes a respirar más fácilmente. Ambos fármacos se pueden administrar por vía intravenosa (directamente a través de una vena). La pregunta que esta revisión consideró fue si había alguna diferencia importante entre estos fármacos en los pacientes con asma aguda. Esta revisión examinó todos los ensayos controlados aleatorios que compararon beta2agonistas intravenosos con aminofilina.

Se encontraron 11 estudios que incluyeron 350 pacientes (157 niños y 193 adultos) con asma aguda. No se encontraron pruebas consistentes que favorecieran a los beta2agonistas intravenosos o a la aminofilina intravenosa a partir de los ensayos aleatorios en pacientes con asma aguda. Se recomienda que estos resultados se analicen cuidadosamente junto con las conclusiones de otras revisiones Cochrane separadas que compararon beta2agonistas intravenosos más beta2agonistas inhalados versus beta2agonistas inhalados solos y aminofilina intravenosa más beta2agonistas inhalados versus beta2agonistas inhalados solos.

Conclusiones de los autores: 

En los ECA incluidos no hubo pruebas consistentes que favorecieran a los beta2agonistas intravenosos o a la aminofilina intravenosa en los pacientes con asma aguda. La posibilidad de establecer conclusiones claras está limitada por la heterogeneidad de los resultados evaluados y los tamaños de la muestra pequeños en los estudios incluidos. Se recomienda que estos datos se analicen cuidadosamente junto con las conclusiones de otras revisiones Cochrane separadas que compararon beta2agonistas intravenosos más beta2agonistas inhalados versus beta2agonistas inhalados solos y aminofilina intravenosa más beta2agonistas inhalados versus beta2agonistas inhalados solos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El tratamiento con beta2agonistas inhalados es fundamental para el tratamiento del asma aguda. Para la broncodilatación rápida en los casos graves, la penetración del fármaco inhalado a las pequeñas vías respiratorias afectadas puede ser imposible y la administración intravenosa de los broncodilatadores, en lugar de inhalada, puede proporcionar una respuesta más inmediata. Los agentes beta2agonistas intravenosos y la aminofilina intravenosa también se pueden considerar intervenciones adicionales en este contexto y esta revisión compara los agentes betaagonistas intravenosos y la aminofilina intravenosa para el tratamiento de los pacientes con asma aguda.

Objetivos: 

Comparar el efecto beneficioso de los beta2agonistas intravenosos versus la aminofilina intravenosa para el asma aguda tratada en el servicio de urgencias y en pacientes ingresados en el hospital con asma aguda grave.

Estrategia de búsqueda (: 

Los ensayos controlados aleatorios (ECA) se identificaron mediante el registro del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) que se compila a partir de búsquedas sistemáticas en las bases de datos bibliográficas, así como búsquedas manuales en revistas de temas respiratorios y resúmenes de congresos. La última búsqueda se realizó en septiembre de 2012. Se realizaron búsquedas en las bibliografías de los estudios incluidos, así como en revisiones conocidas. Se estableció contacto con los autores principales y con expertos en el tema para identificar estudios elegibles.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA de pacientes que se presentaron al servicio de urgencias con asma aguda y de pacientes ingresados en el hospital con asma aguda grave y que se trataron con beta2agonistas intravenosos versus aminofilina intravenosa. Dos revisores seleccionaron de forma independiente los artículos potencialmente relevantes y los artículos para inclusión. Dos revisores evaluaron de forma independiente la calidad metodológica mediante dos sistemas de calificación.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente. Los datos faltantes se obtuvieron de los autores o se calcularon a partir de los datos presentados en el artículo. Los ensayos se combinaron mediante un modelo de efectos aleatorios para los odds ratios (OR) o las diferencias de medias (DM) y se informaron con intervalos de confianza del 95% (IC del 95%).

Resultados principales: 

Once estudios cumplieron los criterios de inclusión e incluyeron 350 pacientes. Sin embargo, las oportunidades de combinar estos estudios en los metanálisis fueron limitadas por las variaciones en el rango de resultados informados en los ensayos.

Duración de la estancia

Dos estudios informaron la duración de la estancia. Ambos fueron ensayos pediátricos (uno realizado en la unidad pediátrica de cuidados intensivos) y no hubo diferencias significativas entre los dos grupos (DM 23,19 horas; IC del 95%: -2,40 a 48,77 horas; dos estudios; n = 73). Los análisis individuales separados de las DM para los dos estudios tampoco indicaron diferencias significativas entre aminofilina y beta2-agonistas en este resultado. Sin embargo, este resultado se debe interpretar con precaución debido al escaso número de ensayos y participantes en el análisis.

Función pulmonar

No hubo diferencias significativas en la función pulmonar secuencial o sumatoria entre los estudios.

Frecuencia cardíaca

Los datos de las frecuencias cardíacas seriadas se informaron en tres estudios en diversos puntos desde los 15 minutos hasta los 60 minutos y en cada caso no hubo diferencias significativas entre los pacientes de los grupos de aminofilina intravenosa o beta2agonista. La diferencia entre los dos grupos con respecto a la frecuencia cardíaca final fue estadísticamente significativa (DM 10,00; IC del 95%: 0,99 a 19,01), aunque estos datos son de un estudio pequeño único y se deben interpretar con precaución.

Efectos adversos

Todos los análisis del mareo (OR 59,22; IC del 95%: 2,80 a 1253,05; un estudio; n = 30), las náuseas / vómitos (cuando se informaron como un resultado combinado) (OR 14,18; IC del 95%: 1,62 a 124,52; dos estudios; n = 96) y las náuseas (OR 6,53; IC del 95%: 1,60 a 26,72; dos estudios; n = 49) favorecieron significativamente a los beta2agonistas. Debido al número muy pequeño de estudios y al número de pacientes que contribuyeron a estos análisis estos resultados se deben interpretar con precaución. Una revisión estrechamente relacionada que considera los posibles efectos beneficiosos de agregar aminofilina intravenosa a los betaagonistas en adultos con asma aguda también indica una incidencia mayor de efectos adversos asociados con la aminofilina intravenosa.

Tools
Information
Share/Save