Programas educativos escolares para la prevención de lesiones no intencionales en niños y jóvenes

Sobre el tema de la revisión

Se examinaron las pruebas de los efectos de los programas escolares orientados a prevenir lesiones accidentales en niños y jóvenes. La prevención de lesiones en los niños es importante porque son frecuentes en este grupo etario, y los efectos sobre el niño y la familia pueden ser graves y duraderos. Las escuelas pueden ser un ámbito adecuado para instaurar programas educativos orientados a prevenir la aparición de estas lesiones. Sin embargo, no se ha examinado en detalle si esto funciona o no. Se encontraron 27 estudios que ayudaron a abordar esta cuestión.

Antecedentes

Se buscó descubrir si la enseñanza acerca de la prevención de lesiones a los niños como parte de la educación escolar resultaba en un menor número de lesiones, si mejoraba el conocimiento acerca de la prevención de lesiones y el comportamiento con relación a la seguridad. También se deseaba evaluar si este tipo de enfoque implicaba un uso óptimo de los recursos.

Características de los estudios

Las pruebas están actualizadas hasta septiembre 2016. Éstas incluyen los resultados de 27 estudios con 73 557 niños. Se incluyeron niños y niñas de cuatro a 18 años. Los estudios compararon la educación en prevención de lesiones con el plan de estudios habitual o un programa alternativo no relacionado con las lesiones. Los estudios incluidos tenían como finalidad la prevención de diversas lesiones. Se excluyeron los programas que se centraron sólo en una causa de lesión. La revisión midió los efectos de los programas educativos sobre la aparición de las lesiones en niños y su conocimiento, comportamiento y aptitudes en cuanto a la seguridad. La revisión también analizó si los enfoques escolares implican un uso óptimo de los recursos.

Resultados clave

Sólo unos pocos estudios informaron el efecto sobre la aparición de lesiones en los niños, por lo que estos efectos no fueron consistentes. Esto no significa que los programas escolares no sean efectivos sino que se necesitan más pruebas. La revisión sí halló pruebas de que los programas educativos de prevención de lesiones realizados en las escuelas pueden mejorar las aptitudes, los comportamientos y el conocimiento sobre seguridad en los niños. Sin embargo, las pruebas fueron inconsistentes; algunos estudios mostraron un efecto positivo y otros no mostraron ningún efecto. Sólo un estudio informó sobre la costo-efectividad en los programas escolares, por lo que, otra vez, es difícil establecer conclusiones a partir de estas pruebas únicamente.

Calidad de las pruebas

En general, los estudios fueron de baja calidad para todas las medidas de efectividad de los programas pero en particular para el comportamiento y el conocimiento. Esto se debe a que no se presentaron de una manera clara los datos acerca de cómo se realizaron los estudios en los informes o hubo fallos importantes en la forma en que se realizaron los estudios. Se necesita más investigación de mayor calidad.

Conclusiones de los autores: 

Hay pruebas insuficientes para determinar si los programas educativos escolares pueden prevenir las lesiones no intencionales. Se necesitan más estudios de alta calidad para evaluar el impacto de los programas educativos sobre la aparición de lesiones. Hay algunas pruebas débiles de que estos programas mejoran las aptitudes, el comportamiento, las prácticas y el conocimiento sobre seguridad, aunque las pruebas fueron de calidad baja o muy baja. No se halló un número suficiente de estudios económicos insuficientes para evaluar la costo-efectividad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las lesiones no intencionales son la primera causa de muerte en los niños de cuatro a 18 años de edad, y son una causa importante de enfermedad. El ámbito escolar ofrece la oportunidad de realizar intervenciones preventivas a un gran número de niños, y se ha usado para abordar diversos problemas de salud pública. Sin embargo, no se comprende del todo la efectividad del ámbito escolar para la prevención de diferentes mecanismos de lesión en los niños en edad escolar.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de los programas educativos escolares para la prevención de las lesiones en los niños y evaluar la repercusión en cuanto a la mejoría del conocimiento, el comportamiento y las prácticas y las aptitudes sobre seguridad y evaluar la costo-efectividad.

Estrategia de búsqueda (: 

Las búsquedas más recientes se hicieron hasta el 16 septiembre 2016 en las siguientes bases de datos electrónicas: registro especializado del Grupo Cochrane de Lesiones (Cochrane Injuries Group); Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials); Ovid MEDLINE(R), Ovid MEDLINE(R) In-Process & Other Non-Indexed Citations; Ovid MEDLINE(R) Daily y Ovid OLDMEDLINE(R); Embase y Embase Classic (Ovid); ISI Web of Science: Science Citation Index Expanded; ISI Web of Science Conference Proceedings Citation Index-Science; ISI Web of Science: Social Sciences Citation Index; ISI Web of Science: Conference Proceedings Citation Index - Social Sciences & Humanities; y el 14 octubre 2016 en las siguientes bases de datos electrónicas: Health Economics Evaluations Database (HEED); Health Technology Assessment Database (HTA); CINAHL Plus (EBSCO); ZETOC; LILACS; PsycINFO; ERIC; Dissertation Abstracts Online; IBSS; BEI; ASSIA; CSA Sociological Abstracts; Injury Prevention Web; SafetyLit; EconLit (US); PAIS; UK Clinical Research Network Study Portfolio; Open Grey; Index to Theses en el RU e Irlanda; Bibliomap y TRoPHI.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA), ensayos controlados no aleatorios y estudios controlados del tipo antes y después (ECAD) que evaluaron programas educativos escolares orientados a la prevención de diversos mecanismos de lesión. El resultado primario fueron las lesiones no intencionales (o de causa no especificada) informadas por el paciente o sin tratamiento médico, y los resultados secundarios fueron: las aptitudes de seguridad observadas, el comportamiento observado, las prácticas de seguridad y el comportamiento informados por el paciente, el conocimiento sobre seguridad y los resultados económicos de salud. Los grupos control no recibieron ninguna intervención, recibieron una intervención para la prevención de lesiones tardía o actividades curriculares escolares alternativas. Se incluyeron estudios que examinaron las intervenciones en la prevención primaria o secundaria de las lesiones de más de un mecanismo de lesión y que fueron realizadas, parcial o totalmente, en escuelas con niños de cuatro a 18 años de edad.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. Dos autores de la revisión identificaron los ensayos relevantes a partir del título y los resúmenes de los estudios identificados en las búsquedas y dos autores de la revisión extrajeron los datos de los estudios incluidos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se agruparon diferentes tipos de intervenciones según el resultado evaluado y el mecanismo de lesión estudiado. Cuando los datos lo permitieron, se realizaron metanálisis de efectos aleatorios para proporcionar un resumen de los resultados entre los estudios.

Resultados principales: 

La revisión incluyó 27 estudios informados en 30 artículos. Los estudios incluyeron 73 557 participantes con 12 estudios de los Estados Unidos; cuatro de China; dos de Australia, dos de Canadá, dos de los Países Bajos y dos del Reino Unido; y uno de Israel, uno de Grecia y uno de Brasil. Trece estudios fueron ECA, seis fueron ensayos controlados no aleatorios y ocho fueron ECAD. De los estudios incluidos, 18 realizaron alguna intervención en niños de cuatro a 11 años; 17 incluyeron a niños de 11 a 14 años; y nueve incorporaron a niños de 14 a 18 años.

La calidad general de los resultados fue deficiente, y el riesgo de sesgo en dominios múltiples para todos los estudios evaluados fue alto o incierto, y se utilizaron intervenciones y métodos de obtención de datos variados. Las intervenciones comprendieron la información, la educación en pares o fueron de componentes múltiples.

Siete estudios informaron el resultado primario de aparición de lesiones, y sólo tres de éstos fueron lo bastante similares como para combinarlos en un metanálisis, con un cociente de tasas de incidencia agrupado de 0,73 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,49 a 1,08; 2073 niños) y una heterogeneidad estadística significativa (I2= 63%). Sin embargo, este conjunto de pruebas fue de baja confiabilidad, debido a las inquietudes sobre esta heterogeneidad (inconsistencia) y a la imprecisión. Esta heterogeneidad puede explicarse por el diseño no ECA de uno de los estudios, ya que en el análisis de sensibilidad de éste, se encontraron pruebas más sólidas de un efecto y ninguna heterogeneidad (I2= 0%).

Dos estudios informan una mejoría en las aptitudes de seguridad en el grupo de intervención. Asimismo, los cuatro estudios que medían el comportamiento de seguridad observado informaron una mejoría en el grupo de intervención en relación con el control. Trece de cada 19 estudios que describían las prácticas de seguridad y el comportamiento informados por el paciente mostraron una mejoría, y de los 21 estudios que evaluaban los cambios en el conocimiento sobre seguridad, 19 informaron una mejoría en al menos una pregunta de dominio en la intervención en comparación con el grupo de control. Sin embargo, no se pudo agrupar los datos para los resultados secundarios, por lo que las conclusiones fueron limitadas, ya que se extrajeron de los estudios únicos con gran variabilidad y el conjunto de pruebas fue de confiabilidad baja (aptitudes de seguridad) o muy baja (comportamiento, conocimiento sobre seguridad). Sólo un estudio informó los costos de intervención pero no realizó una evaluación económica completa (pruebas de confiabilidad muy baja).

Tools
Information
Share/Save