Toxina botulínica para la disfunción del esfínter esofágico superior en los trastornos de la deglución de causa neurológica

Muchos pacientes tienen problemas de deglución debido a una deficiencia del esfínter esofágico superior (EES), una zona de alta presión dentro del conducto que lleva los alimentos de la boca al estómago. Muchos pacientes con afecciones neurológicas como accidente cerebrovascular, lesión cerebral traumática, enfermedad de Parkinson o esclerosis múltiple pueden presentar deficiencia del EES. Lo anterior da lugar a dificultad para tragar los alimentos y líquidos, lo que provoca asfixia y que los alimentos entren en los pulmones (aspiración). Esta deficiencia tiene consecuencias graves para el paciente y puede causar deshidratación, desnutrición y neumonía por aspiración. La calidad de vida del paciente se puede afectar ya que no puede ingerir alimentos o líquidos con seguridad por la vía oral. Con frecuencia se requiere la alimentación con sonda y hospitalización.

Se utilizan muchas intervenciones para mejorar la función del EES. Incluyen cirugía, fármacos que incluyen la toxina botulínica, ejercicios de rehabilitación, modificación de la dieta y otras técnicas compensatorias.

No hay consenso claro sobre si la toxina botulínica es segura y efectiva para la tratar la disfunción del EES en los pacientes con afecciones neurológicas. Lo anterior hace difícil decidir qué intervención será más segura y efectiva para mejorar la deglución y la calidad de vida.

Para su inclusión en esta revisión solamente se consideraron ensayos controlados aleatorios. Los ensayos se identificaron mediante búsquedas electrónicas en bases de datos, búsquedas en registros de ensayos clínicos, revistas revisadas por pares, resúmenes de congresos publicados y listas de referencias de artículos pertinentes. Ningún ensayo cumplió los criterios de inclusión para la revisión.

No hay pruebas suficientes para apoyar la administración de toxina botulínica para mejorar la deglución en los pacientes con disfunción del EES y enfermedades neurológicas. La falta de ensayos no significa que esta intervención sea inefectiva. Se requieren ensayos bien diseñados con un poder estadístico suficiente. Además de utilizar medidas sensibles que analicen los cambios en la función de la deglución, se necesitan medidas que examinen la satisfacción del paciente y del cuidador, los cambios en la calidad de vida, el bienestar psicológico y en los síntomas no deseados asociados con la intervención.

Conclusiones de los autores: 

No fue posible establecer conclusiones sobre la eficacia y la seguridad de la toxina botulínica como una intervención para los pacientes con disfunción del EES y enfermedades neurológicas. No hay pruebas suficientes para informar la práctica clínica. Se proporcionan indicaciones para los estudios de investigación futuros.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La apertura adecuada del esfínter esofágico superior (EES) es fundamental para una deglución segura y eficiente debido a la marcada proximidad del EES a las entradas de las vías respiratorias. Muchos pacientes con afecciones neurológicas, progresivas y no progresivas, presentan disfunción del EES. Las consecuencias para el paciente incluyen dificultad para tragar alimentos con posterior asfixia y aspiración (paso de material a la tráquea más allá del nivel de las cuerdas vocales verdaderas). Las complicaciones clínicas incluyen neumonía por aspiración, pérdida de peso, deshidratación y desnutrición. Con frecuencia se indica la alimentación con sonda, pero se asocia con un aumento en la mortalidad. La calidad de vida también se ve afectada con frecuencia. Existen varias intervenciones que tienen como objetivo mejorar la función del EES y la deglución. Éstas incluyen estrategias compensatorias, técnicas de rehabilitación, intervenciones farmacológicas y cirugía. Durante las dos últimas décadas, la toxina botulínica ha ganado aceptación como una intervención para la disfunción del EES y algunas pruebas indican que es exitosa para mejorar la función de la deglución. A pesar de varios estudios que investigan su eficacia, hay falta de consenso con respecto a si esta intervención es eficaz para mejorar la deglución en pacientes con disfunción del EES asociada con enfermedades neurológicas.

Objetivos: 

Establecer la eficacia y la seguridad de la administración de toxina botulínica con el objetivo de mejorar la disfunción del EES en los pacientes con dificultades para la deglución (disfagia) asociadas con enfermedades neurológicas progresivas y no progresivas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se buscaron ensayos publicados en las siguientes bases de datos electrónicas: Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials [CENTRAL); Ovid MEDLINE (1950 hasta 2013); EMBASE (1980 hasta 2013); AMED (Allied and Complementary Medicine) (1941 hasta 2013); CINAHL (Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature) (1937 hasta 2013). También se hicieron búsquedas en los principales registros de ensayos clínicos: CCT (http://www.controlled-trials.com); Clinical Trials (http://www.clinicaltrials.gov); Chinese Clinical Trial Register (www.chictr.org); ACTR (http://www.actr.org.au/. Se examinaron las listas de referencias de todos los estudios potencialmente relevantes para identificar ensayos pertinentes adicionales. Se realizaron búsquedas manuales de actas de congresos publicadas en la Dysphagia Research Society y la European Society of Swallowing Disorders. También se hicieron búsquedas manuales de la Digestive Disease Week (publicada en Gastroenterology). Además se buscó en los resúmenes de ProQuest Dissertations & Theses for dissertation.

Criterios de selección: 

Sólo se buscaron ensayos controlados aleatorios.

Obtención y análisis de los datos: 

JR, AM, MC y MW realizaron búsquedas independientes. Dos revisores (JR y MW) de forma independiente revisaron los títulos, los resúmenes y las palabras clave identificadas a partir de la búsqueda bibliográfica.

Resultados principales: 

No se recuperaron ensayos controlados aleatorios. Se excluyeron 29 estudios, principalmente sobre la base del diseño del ensayo.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save