Tratamiento de reemplazo enzimático con galsulfasa para la mucopolisacaridosis tipo VI

Pregunta de la revisión
Se examinaron las pruebas acerca de la efectividad y la seguridad del tratamiento de la mucopolisacaridosis tipo VI mediante el tratamiento de reemplazo enzimático con galsulfasa (una versión preparada de la enzima arilsulfatasa B) en comparación con otras intervenciones, ninguna intervención o placebo.

Antecedentes
La mucopolisacaridosis tipo VI es un trastorno genético poco frecuente en el que se observa una falta de la enzima arilsulfatasa B. Es una patología progresiva que limita la vida con una variedad de síntomas que pueden incluir rasgos faciales toscos, reducción de la movilidad articular, talla baja y problemas oculares, pulmonares y cardíacos.

Antes del tratamiento de reemplazo enzimático, solamente podían tratarse los síntomas y no el trastorno subyacente. El tratamiento de reemplazo enzimático ha permitido reemplazar la enzima faltante con el objetivo de reducir los efectos de la enfermedad y prevenir su progresión.

Fecha de la búsqueda
Las pruebas están actualizadas hasta: 5 febrero 2016.

Características de los estudios
La revisión incluye un estudio con 39 pacientes con mucopolisacaridosis tipo VI de entre cinco y 20 años de edad. El estudio comparó galsulfasa con placebo (una sustancia que no contiene ninguna medicación) y los pacientes fueron seleccionados al azar para recibir un tratamiento u otro. La duración del estudio fue de 24 semanas (con un período de extensión no enmascarado de 24 semanas adicionales).

Resultados clave
Teniendo en cuenta que sólo hay un pequeño estudio incluido, las pruebas para este tratamiento son limitadas. El estudio incluido mostró que la función motora mejoró en los pacientes que habían recibido galsulfasa, especialmente en su capacidad para caminar. También hubo una mejoría en los resultados de las pruebas de orina, que mostraron niveles inferiores de químicos asociados con la MPS VI (niveles de glucosaminoglicano). Estos resultados se observaron en un estudio de corta duración y pueden reflejar solamente efectos a corto plazo. No hubo diferencias significativas entre el tratamiento con galsulfasa y placebo con respecto a los efectos adversos.

Se necesitan más estudios de investigación para analizar los efectos a largo plazo sobre la función cardíaca y pulmonar, la calidad de vida y la supervivencia.

Calidad de la evidencia
Los métodos del diseño del estudio no se describieron de forma clara y no se conoce su impacto sobre la posibilidad de sesgo.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados de un estudio pequeño (según la fase aleatoria de 24 semanas del estudio y antes de la extensión no enmascarada) demostraron que la galsulfasa es más efectiva que placebo en los pacientes con MPS VI y se observaron mejorías significativas en la prueba de caminata de 12 minutos y una reducción de los glucosaminoglicanos urinarios.

No hubo cambios significativos en las funciones cardíacas o pulmonares, el volumen hepático o esplénico, la apnea-hipopnea nocturna, la talla y el peso, la calidad de vida ni los efectos adversos.

Se necesitan más estudios para obtener más información sobre la efectividad y la seguridad a largo plazo del tratamiento de reemplazo enzimático con galsulfasa.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mucopolisacaridosis tipo VI o síndrome de Maroteaux-Lamy es un trastorno genético poco frecuente causado por la deficiencia de arilsulfatasa B. La acumulación resultante de dermatán sulfato provoca daño lisosomal.

Los síntomas clínicos están relacionados con la displasia esquelética (es decir, talla baja y enfermedad articular degenerativa). Otras manifestaciones incluyen enfermedad cardíaca, deterioro de la función pulmonar, complicaciones oftalmológicas, hepatoesplenomegalia, sinusitis, otitis, pérdida de la audición y apnea del sueño. Por lo general, no existe déficit intelectual. Las manifestaciones clínicas habitualmente se observan alrededor de los dos o tres años de edad; sin embargo, los casos de progresión lenta pueden no presentarse hasta la edad adulta.

El tratamiento de reemplazo enzimático con galsulfasa se considera un enfoque nuevo para el tratamiento de la mucopolisacaridosis tipo VI.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad del tratamiento de la mucopolisacaridosis VI mediante el tratamiento de reemplazo enzimático con galsulfasa en comparación con otras intervenciones, placebo o ninguna intervención.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas electrónicas en el Registro de Ensayos de Errores Congénitos del Metabolismo del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas (Cystic Fibrosis and Genetic Disorders Group's Inborn Errors of Metabolism Trials Register),en CENTRAL, MEDLINE, LILACS, el Journal of Inherited Metabolic Disease y en ClinicalTrials.gov.

Fecha de la búsqueda más reciente en el Registro de Ensayos de Errores Congénitos del Metabolismo del Grupo Cochrane de Fibrosis Quística y Enfermedades Genéticas: 5 febrero 2016.

Criterios de selección: 

Estudios clínicos controlados aleatorios y cuasialeatorios del tratamiento de reemplazo enzimático con galsulfasa en comparación con otras intervenciones o placebo.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, examinaron los estudios, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se incluyó un estudio con 39 participantes que recibieron tratamiento de reemplazo enzimático con galsulfasa (arilsulfatasa humana recombinante B) o placebo. Este estudio pequeño se consideró de calidad general incierta debido a que los autores no informaron la manera en que se realizó la generación y la ocultación de la asignación.

El hallazgo clave a las 24 semanas en la prueba de caminata de 12 minutos fue una diferencia de medias estadísticamente significativa de 92,00 metros entre los dos grupos a favor del grupo de galsulfasa (intervalo de confianza del 95%: 11,00 a 172,00). Aunque los resultados a la semana 24 para el ascenso de escaleras de tres minutos demostró alguna mejoría en el grupo de tratamiento en comparación con el grupo placebo, la misma no fue significativa, diferencia de medias 5,70 (intervalo de confianza del 95%: -0,10 a 11,50).

Se observó una disminución significativa en los niveles del glucosaminoglicano urinario a favor del grupo de galsulfasa a las 24 semanas, diferencia de medias -227,00 (intervalo de confianza del 95%: -264,00 a -190,00).

En general, la dosis de galsulfasa se toleró bien y no hubo diferencias significativas con respecto a los eventos adversos. Se incluyen los eventos adversos relacionados con los fármacos, los eventos adversos graves, los que se observan durante la infusión, los eventos adversos relacionados con los fármacos durante la infusión y las muertes. Se observaron más reacciones relacionadas con la infusión en el grupo de galsulfasa que se trataron mediante la interrupción o la disminución de la velocidad de infusión o la administración de antihistamínicos o fármacos corticosteroides. No hubo muertes durante el estudio.

Tools
Information
Share/Save