Flupentixol versus placebo para la esquizofrenia 

El flupentixol es un fármaco antipsicótico que se produjo por primera vez en el Reino Unido en 1965. Disponible tanto en tabletas como en inyecciones de acción prolongada, se ha utilizado para tratar la esquizofrenia por casi 50 años y se halló que es efectivo y bien tolerado por los pacientes con esquizofrenia. Los principales efectos secundarios fueron agitación, ansiedad, sequedad en la boca y aumento de peso.

Aunque este fármaco estuvo disponible durante varios años, están disponibles algunas revisiones sistemáticas sobre su efectividad, y sus efectos para ayudar a los pacientes a manejar los síntomas de la esquizofrenia no están medidos, cuantificados y se desconocen en la actualidad. Esta revisión sistemática incluyó sólo un ensayo pequeño realizado 30 años atrás.El flupentixol se comparó con placebo (fármaco placebo).Menos pacientes que tomaron flupentixol requirieron medicación antipsicótica adicional, pero no hubo diferencias claras en la habilidad de los pacientes para superarse y funcionar en la sociedad.No hubo información clara sobre: mejorías en el estado mental de los pacientes; ayuda en su comportamiento; aumento en el uso de los servicios; satisfacción de los pacientes con el tratamiento; o costos y relación entre costo y eficacia. El flupentixol está disponible ampliamente y es de bajo costo, por lo tanto, es comprensible que continúe siendo un fármaco popular utilizado para tratar a pacientes con enfermedades mentales graves. Sin embargo, el uso de flupentixol se basa más en la experiencia clínica y en la decisión de los psiquiatras que en los resultados de estudios de investigación de gran escala e información basada en pruebas. La efectividad y los beneficios del flupentixol se desconocen ampliamente y son incompletos. Los ensayos controlados con placebo podrían ayudar a aumentar el conocimiento sobre este fármaco.

Ben Gray de RETHINK escribió este resumen.

Conclusiones de los autores: 

Fue sorprendente que este fármaco establecido presentara tan pocos datos de ensayos que investigaron sus efectos absolutos. Es poco probable que sea rectificado tras 50 años de su aparición, y se cree que no va a suceder en la actualidad. Sin embargo, aunque los datos son muy limitados, el flupentixol merece una investigación detallada, en parte, para asegurar que no sea descartado este fármaco activo de bajo costo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El flupentixol, producido por primera vez en el Reino Unido en 1965, se ha utilizado como tratamiento para la esquizofrenia durante décadas.

Objetivos: 

Evaluar los efectos clínicos absolutos del flupentixol para la esquizofrenia en comparación con placebo.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Esquizofrenia (Cochrane Schizophrenia Group Trials Register) (agosto de 2011), se revisaron las referencias de todos los estudios incluidos o excluidos para buscar ensayos adicionales y se contactó con los autores de los ensayos para obtener información adicional.

Criterios de selección: 

Todos los ensayos aleatorios (ECA) que compararon flupentixol con placebo en adultos con esquizofrenia o trastornos relacionados por cualquier medio de diagnóstico. Los resultados primarios de interés fueron cambios clínicamente importantes en el estado general, el estado mental y el comportamiento, y los efectos adversos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos del único estudio incluido, se discutió cualquier desacuerdo, se documentaron las decisiones y se contactó con los autores del estudio incluido para obtener más información. Se analizaron los resultados binarios que utilizaron un cálculo estándar del cociente de riesgos (CR) y sus intervalos de confianza (IC) del 95%. Para los datos homogéneos se utilizó un modelo de efectos fijos. Para los eventos menos frecuentes, se analizaron los datos dicotómicos mediante el odds ratio de Peto (OR), nuevamente con IC del 95%.

Resultados principales: 

Solo se pudo incluir un estudio pequeño (n = 45) de calidad moderada. Cuando el α-flupentixol activo se comparó con placebo inactivo o grupos de β-flupentixol combinados, menos pacientes en el grupo de tratamiento activo necesitaron medicación antipsicótica adicional durante casi cuatro semanas debido al deterioro en su estado general (n = 45; OR 0,19; IC: 0,05 a 0,71). No hubo diferencias claras en el funcionamiento social al año (n = 45; RR 1,33; IC: 0,91 a 1,96). No se encontraron datos sobre el estado mental y el comportamiento, los efectos adversos, el uso de los servicios, la satisfacción con el tratamiento o los costos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save