Modalidades del entrenamiento con ejercicios para la claudicación intermitente

La claudicación intermitente es un dolor en la pierna similar a un calambre que se presenta durante el ejercicio y se alivia con un período breve de descanso. Es causada por un flujo sanguíneo inadecuado a los músculos de la pierna debido a la aterosclerosis (endurecimiento y estrechamiento de las arterias). La claudicación intermitente se asocia estrechamente con otras vasculopatías, como el ataque cardíaco o el accidente cerebrovascular. Por lo tanto, todos los pacientes con claudicación intermitente deben recibir tratamiento para el riesgo cardiovascular y entrenamiento en el estilo de vida para reducir los factores de riesgo cardiovasculares.

Para mejorar la capacidad de caminata y la calidad de vida, el tratamiento supervisado con ejercicios es el tratamiento primario según las pruebas científicas actuales. El ejercicio supervisado en la comunidad parece ser al menos igual de efectivo que los programas administrados en un contexto hospitalario. En la bibliografía, el tratamiento supervisado con ejercicios generalmente consta de caminata en cinta rodante. Sin embargo, se han descrito modalidades alternativas del tratamiento con ejercicios (p.ej., ciclismo, entrenamiento de la fuerza), que presentan efectos beneficiosos sobre la capacidad de caminata y la calidad de vida. Por lo tanto, la pregunta sigue siendo: ¿Qué tipo de ejercicio da los resultados más beneficiosos?

La presente revisión indica que hay pocos estudios que comparen las modalidades alternativas del entrenamiento con ejercicios con la norma del ejercicio de caminata supervisado. Los autores de la revisión identificaron cinco estudios que asignaron al azar a un total de 135 participantes. Las modalidades alternativas del tratamiento con ejercicio incluyeron ciclismo, entrenamiento de la fuerza y ergometría del antebrazo. La comparación de estas modalidades alternativas del ejercicio con el ejercicio de caminata supervisado no mostró pruebas claras de una diferencia en la distancia máxima de caminata o en la distancia de caminata sin dolor entre los grupos. Las medidas de calidad de vida mostraron mejorías significativas en ambos grupos; Sin embargo, no se pudo hacer una comparación directa debido a que los datos eran limitados.

Esta revisión indica que las modalidades alternativas del tratamiento con ejercicio parecen producir resultados similares al tratamiento supervisado con caminata. Por lo tanto, pueden considerarse útiles cuando el ejercicio de caminata supervisado no es una opción para el paciente. Sin embargo, se necesitan ensayos controlados aleatorios adicionales para realizar una comparación significativa entre las diferentes modalidades del tratamiento con ejercicio.

Conclusiones de los autores: 

No hubo pruebas claras de diferencias entre el ejercicio de caminata supervisado y las modalidades de ejercicio alternativas en cuanto a la mejoría de la distancia máxima de caminata y la distancia de caminata sin dolor en pacientes con claudicación intermitente. Se necesitan estudios adicionales con tamaños de la muestra más grandes para realizar comparaciones significativas entre cada modalidad alternativa de ejercicios y la norma actual de caminata supervisada en cinta rodante. Los resultados indican que las modalidades alternativas de ejercicio pueden ser útiles cuando el ejercicio de caminata supervisado no es una opción para el paciente.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Según las guías internacionales y la bibliografía, todos los pacientes con claudicación intermitente deben recibir un tratamiento inicial de modificación del riesgo cardiovascular, entrenamiento en el estilo de vida y tratamiento supervisado con ejercicios. En la mayoría de los estudios, el tratamiento supervisado con ejercicios consta de caminata en cinta rodante o en el suelo. Sin embargo, se han descrito modalidades alternativas del tratamiento con ejercicio que produjeron resultados similares a la caminata. Por lo tanto, la pregunta sigue siendo: ¿Qué tipo de ejercicio da los resultados más beneficiosos?

Objetivos: 

Objetivo primario: Evaluar los efectos de diferentes modalidades del tratamiento supervisado con ejercicios sobre la distancia máxima de caminata (DMC) de los pacientes con claudicación intermitente.
Objetivos secundarios: Evaluar los efectos de diferentes modalidades del tratamiento supervisado con ejercicios sobre la distancia de caminata sin dolor (DCSD) y las puntuaciones de la calidad de vida relacionada con la salud (CdV-S) de los pacientes con claudicación intermitente.

Estrategia de búsqueda (: 

El coordinador de búsquedas de ensayos del Grupo Cochrane de Enfermedades Vasculares Periféricas (Cochrane Peripheral Vascular Diseases Group) buscó en el registro especializado (julio 2013); CENTRAL (2013, número 6), en The Cochrane Library; y en bases de datos de ensayos clínicos. Los autores realizaron búsquedas en las bases de datos MEDLINE (1946 hasta julio 2013) y en Embase (1973 hasta julio 2013) y revisaron las listas de referencias de los artículos identificados para detectar otras citas relevantes.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de los estudios que comparaban modalidades alternativas del entrenamiento con ejercicios o combinaciones de las modalidades de ejercicios con un grupo de control de ejercicio de caminata supervisado en pacientes con claudicación intermitente determinada clínicamente. El programa supervisado de caminata debía ser supervisado al menos dos veces a la semana durante seis semanas consecutivas de entrenamiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión seleccionaron los estudios de forma independiente, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo de cada estudio. Debido a que hubo diferentes protocolos de la prueba en cinta rodante para evaluar la distancia máxima de caminata o la distancia de caminata sin dolor, se convirtieron todas las distancias o los tiempos de caminata a equivalentes metabólicos totales (EMT) mediante la ecuación de caminata del American College of Sports Medicine (ACSM).

Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyó un total de cinco estudios que comparaban ejercicio de caminata supervisado y modalidades alternativas de ejercicios. Las modalidades alternativas del tratamiento con ejercicio incluyeron ciclismo, entrenamiento de la fuerza y ergometría del antebrazo. Los estudios representaban un tamaño de muestra de 135 participantes con un bajo riesgo de sesgo. En términos generales, no hubo pruebas claras de una diferencia entre el ejercicio de caminata supervisado y las modalidades alternativas del ejercicio en la distancia máxima de caminata (8,15 EMT, intervalo de confianza [IC] del 95%: -2,63 a 18,94; p = 0,14, equivalente a un aumento de 173 metros, IC del 95%: -56 a 401) en una cinta rodante no inclinada y una velocidad promedio de 3,2 km/h; que es equivalente a una caminata en la vida cotidiana.

De igual manera, no hubo pruebas claras de una diferencia entre el ejercicio de caminata supervisado y las modalidades alternativas del ejercicio en la distancia de caminata sin dolor (6,42 EMT, IC del 95%: -1,52 a 14,36; p = 0,11, equivalente a un aumento de 136 metros, IC del 95%: -32 a 304). El análisis de sensibilidad no alteró significativamente los resultados. Las medidas de calidad de vida mostraron mejorías significativas en ambos grupos; sin embargo, debido a los datos asimétricos y el tamaño de la muestra muy pequeño de los estudios, no se realizó un metanálisis para la calidad de vida relacionada con la salud y el deterioro funcional.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save